xalapa
18
Search
Domingo, 16 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Vidas paralelas

LUIS_VELAZQUEZ

•Dante, Senador
•Villalpando, diputado

Luis Velázquez
08 de junio de 2018

EMBARCADERO: Rafael Hernández Villalpando es una leyenda política y social en Xalapa… Maestro de Dante Delgado Rannauro, en su cuatrienio fue subsecretario General de Gobierno y rector de la Universidad Veracruzana… Dante encarcelado por Ernesto Zedillo, Patricio Chirinos y Miguel Ángel Yunes Linares, Villalpando tomó la revancha política y se lanzó como candidato del PRD a la alcaldía de la capital y derrotó al PRI… Entonces, se puso los guantes y así vivió trepado en el ring político el resto del Chirinismo… Pero su dimensión estelar la alcanzó con el gobernador Miguel Alemán Velasco… Sabrá, en todo caso, y queda para el sociólogo y el sicólogo político, si se trató de la venganza de los plebeyos contra las elites… El caso es que el choque fue brutal y atroz… Por ejemplo, en una de sus acciones memorables, Villalpando le tiró los montones de basura en el palacio de gobierno a Miguel Alemán y la furia oficial se multiplicó en su contra…
ROMPEOLAS: Guerrillero fuera de control, con la bilirrubina en lo más alto, también ordenó tirar la basura frente a la casa de Alemán Velasco en el fraccionamiento residencial “Las ánimas”, de Xalapa… Semanas después, arremetió más duro… Entonces, reprodujo como volantes algunas páginas de un libro de Rafael Loret de Mola donde contaba una historia de la esposa del gobernador… Y Alemán reaccionó con más intensidad, pues le habían tocado la cuerda más amada de su vida… El procurador de Justicia era Pericles Namorado Urrutia, el discípulo de Jesús Reyes Heroles, el último ideólogo de la Revolución Mexicana… Y Pericles tardó un poquito, pero luego luego halló el camino para proceder en contra del encendido presidente municipal de Xalapa y en la cancha política apareció una denuncia penal por bígamo… Y en automático, la orden de aprehensión… De algún modo se reproducía la historia entre un gobernador y un alcalde de Xalapa como fue en el sexenio de Agustín Acosta Lagunes con Carlos Padilla Becerra…

ASTILLEROS: Durante días, Villalpando se escondió en Xalapa… Anduvo, digamos, “a salto de mata”… Una tarde/noche sintió la lumbre… Y al día siguiente, su amigo Reynaldo Escobar Pérez expuso su vida, su nombre, su prestigio, su inteligencia y su talento para salvar a Villalpando de aquel embrollo, donde el Procurador de Justicia lo buscaba por todos lados… Reynaldo Escobar lo sacó en su automóvil de una casa en Xalapa donde permanecía escondido y burlando la vigilancia policiaca lo trasladó de Xalapa a Córdoba y en donde lo entregó en forma personal a Dante Delgado, quien ya esperaba, liberado del penal de Pacho Viejo, con su partido político, Convergencia, tomando vuelo… Y Dante se lo llevó de inmediato a la Ciudad de México… Por allá anduvo Villalpando en nueva vida… Incluso, fue activista del partido de Dante, su discípulo y amigo… Muchos sueños caminaron juntos… El legítimo sueño de un partido político nacional y que ahora se llama Movimiento Ciudadano, famoso, además, por el niño indígena cantando la pegajosa canción…

ARRECIFES: En aquel tiempo se atravesó la alianza de Dante con AMLO, candidato presidencial… Era el año 2006… Felipe Calderón jugaba en la cancha panista para quedarse con Los Pinos… La aventura terminó con el bloqueo en la avenida Reforma en la Ciudad de México, cuando la plana mayor de ambos partidos dormía en la avenida… Y cuando AMLO tuviera su llamado gobierno paralelo… Dante y AMLO, juntos, soñando… Años después, la relación amical entre Dante y AMLO tronó por completo… Nunca se han conocido las razones de fondo y de peso… Dante, con el panista Ricardo Anaya… Y AMLO con su MORENA… Villalpando, distanciado de Dante, ahora es candidato de MORENA, el PT y el PES a diputado federal por el distrito de Xalapa… Igual de intenso como antes, quizá más, pues como decía Albert Camus, hacia la tercera edad el hombre busca “recobrar un poco de la dignidad perdida”… Dignidad, claro, que todos los seres humanos solemos perder en el camino, y sin que, claro, nadie entre en la polémica innecesaria…

PLAZOLETA: Villalpando se ha reinventado… Incluso, en su porte hasta parece hermano menor de Pedro Páramo según fue interpretado el personaje literario de Juan Rulfo por John Gavin en la película del mismo nombre, con Ignacio López Tarso como el capataz de la hacienda y en papel estelar del galán otoñal… Resarcido en su capital político, se entendería que también apuesta, como otros candidatos a un cargo de elección popular, trepado en las valencianas de AMLO, quien como publicara “El País”, mantiene una ventaja de veinte puntos sobre el más cercano candidato, el panista Ricardo Anaya, con todo y Dante Delgado de ultra contra súper asesor… Apartidista, quizá priista, perredista, convergente y morenista ahora, el ex amigo de Dante, profundo conocedor de la educación superior, sueña con la curul federal… Hace talacha, camina en la campaña, amplía la red de amigos, y está listo para medirse en las urnas muchos años después de su impresionante resonancia cuando derrotara al PRI como candidato del PRD a la alcaldía…

PALMERAS: Villalpando y Dante son ahora vidas paralelas… Dante, candidato al Senado… Villalpando, a la Cámara de Diputados… Quizá los caminos puedan encontrarse, si se considera que la más alta madurez humana consiste en comprender y entender las razones de los demás, pensando siempre en las razones que unen… En todo caso, hay un proverbio azteca cacareando que “la amistad es el único patrimonio de los hombres” y que “el hombre sólo puede sentirse orgulloso de sus amigos”… Y por el contrario, hay un dicho árabe advirtiendo que a su muerte, un hombre, una mujer, valen por el número de enemigos que dejan… En todo caso, uno y otro ya fueron amigos y compañeros de sueños políticos y sociales, y ahora cuando se acercan a la senectud nada mejor como vivir de la nostalgia, recordando, quizá añorando, lo que fue…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *