xalapa
18
Search
Miércoles, 03 de Junio de 2020
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Vivir en la paranoia

LUIS_VELAZQUEZ

•Sicópata del poder

•Caso José Stalin

Luis Velázquez

14 de abril de 2020

EMBARCADERO: Uno de los hombres más siniestros en la historia, igualito que Adolf Hitler, fue José Stalin… “Un sicópata incapaz de condolerse por el próximo” escribe la reportera Rosa Montero en su libro “Dictadoras”, las esposas de algunos políticos… Era un hombre de poder y con poder… Y si Lenin (vivió paralizado del cuerpo y en una silla de ruedas los últimos años de su vida) está considerado como el padre de la revolución bolchevique, Stalin ordenó el asesinato de León Trotsky, y en México, y durante cuarenta años quedó como dueño absoluto del país…

ROMPEOLAS: Era chaparrito, “y tenía un brazo deforme y la cara picada de viruela”, y sin embargo, tuvo veinte mujeres, tres de ellas, sus esposas, y el resto, amantes… Igual que el escritor ruso, Alexander Puskhin, Stalin también coleccionaba mujeres, casi casi como Pancho Villa, quien se casó veintinueve veces y tuvo 28 hijos… Desde luego, las mujeres lo buscaban porque encarnaba el poder político y público y el mundo está poblado de mujeres así, atraídas por el poder y el billete fácil como decía Henry Kissinger, el secretario de Estado de Richard Nixon…

ASTILLEROS: Stalin arrastraba la fama del pistolero de la revolución rusa que robaba bancos para financiar el movimiento del que Lenin y Trotsky eran cabecillas importantes… Tenía un carácter broncudo y que suele atraer a otro tipo de mujeres… Además, solía hacerse la víctima ante las damas, un niño sufrido, un adolescente sufrido, un joven sufrido, y despertaba la compasión y el cariño maternal… “Incapaz de tener consideración hacia nadie”, ni a la familia, vaya, los 40 años en el poder la pasó asesinando a los adversarios y enemigos, temeroso de que lo destronaran…

Malecón del Paseo

•Vivir en la paranoia

•Sicópata del poder

•Caso José Stalin

Luis Velázquez

14 de abril de 2020

EMBARCADERO: Uno de los hombres más siniestros en la historia, igualito que Adolf Hitler, fue José Stalin… “Un sicópata incapaz de condolerse por el próximo” escribe la reportera Rosa Montero en su libro “Dictadoras”, las esposas de algunos políticos… Era un hombre de poder y con poder… Y si Lenin (vivió paralizado del cuerpo y en una silla de ruedas los últimos años de su vida) está considerado como el padre de la revolución bolchevique, Stalin ordenó el asesinato de León Trotsky, y en México, y durante cuarenta años quedó como dueño absoluto del país…

ROMPEOLAS: Era chaparrito, “y tenía un brazo deforme y la cara picada de viruela”, y sin embargo, tuvo veinte mujeres, tres de ellas, sus esposas, y el resto, amantes… Igual que el escritor ruso, Alexander Puskhin, Stalin también coleccionaba mujeres, casi casi como Pancho Villa, quien se casó veintinueve veces y tuvo 28 hijos… Desde luego, las mujeres lo buscaban porque encarnaba el poder político y público y el mundo está poblado de mujeres así, atraídas por el poder y el billete fácil como decía Henry Kissinger, el secretario de Estado de Richard Nixon…

ASTILLEROS: Stalin arrastraba la fama del pistolero de la revolución rusa que robaba bancos para financiar el movimiento del que Lenin y Trotsky eran cabecillas importantes… Tenía un carácter broncudo y que suele atraer a otro tipo de mujeres… Además, solía hacerse la víctima ante las damas, un niño sufrido, un adolescente sufrido, un joven sufrido, y despertaba la compasión y el cariño maternal… “Incapaz de tener consideración hacia nadie”, ni a la familia, vaya, los 40 años en el poder la pasó asesinando a los adversarios y enemigos, temeroso de que lo destronaran…

ESCOLLERAS: “Tipo feroz que vivió en tiempos feroces”, sedujo a la trabajadora doméstica al servicio de su esposa y la embarazó… Sedujo a las esposas de compañeros bolcheviques y embarazó… Sedujo, incluso, a la secretaria particular de Lenin y casó con ella para conocer los secretos de su adversario… “Capo de matones se caracteriza por la ausencia de límites morales” y que nunca conoció… Tenía debilidad por las jovencitas… Estuvo preso por asaltar bancos, y estando en la cárcel tuvo romance con una chica de catorce años y a quien embarazó… Y nunca reconoció al hijo…

PLAZOLETA: En casa le gustaba contar chistes y solía imitar a personajes y personas de la vida cotidiana… Era muy bromista y hasta cantaba, mal, pero cantaba, y como era el jefe máximo, el hombre más poderoso de la Unión Soviética, todos aplaudían… Es más, y cuando era necesario, lloraba, y lloraba en público, gran actor teatral que pudo haber sido… Por ejemplo, una de sus esposas, Nadia, la mamá de Svetlana, su única hija, lo abandonó, primero, cuando supo de una nueva infidelidad, y segundo, por tantas diferencias sentimentales e ideológicas”… El padre de Nadia, por ejemplo, “era un hombre muy digno, muy fiel al partido y muy modesto”, todo lo contrario de Stalin…

PALMERAS: Y no obstante, Stalin era un hombre frágil… Por ejemplo, era muy depresivo… Tanto que cuando a cada rato caía atrapado por el llamado “viaje a la obscuridad”… “se apartaba de la vida durante días y días”… Pero como era rencoroso y vengativo, seguía ordenando a su círculo del poder sanguinario el asesinato de los enemigos… Incluso, “con una represión implacable” que llegaba al fusilamiento de parientes y familiares políticos, tíos, primos y cuñados, ligados a sus esposas… Todos sus cercanos vivieron en la paranoia total…

: “Tipo feroz que vivió en tiempos feroces”, sedujo a la trabajadora doméstica al servicio de su esposa y la embarazó… Sedujo a las esposas de compañeros bolcheviques y embarazó… Sedujo, incluso, a la secretaria particular de Lenin y casó con ella para conocer los secretos de su adversario… “Capo de matones se caracteriza por la ausencia de límites morales” y que nunca conoció… Tenía debilidad por las jovencitas… Estuvo preso por asaltar bancos, y estando en la cárcel tuvo romance con una chica de catorce años y a quien embarazó… Y nunca reconoció al hijo…

PLAZOLETA: En casa le gustaba contar chistes y solía imitar a personajes y personas de la vida cotidiana… Era muy bromista y hasta cantaba, mal, pero cantaba, y como era el jefe máximo, el hombre más poderoso de la Unión Soviética, todos aplaudían… Es más, y cuando era necesario, lloraba, y lloraba en público, gran actor teatral que pudo haber sido… Por ejemplo, una de sus esposas, Nadia, la mamá de Svetlana, su única hija, lo abandonó, primero, cuando supo de una nueva infidelidad, y segundo, por tantas diferencias sentimentales e ideológicas”… El padre de Nadia, por ejemplo, “era un hombre muy digno, muy fiel al partido y muy modesto”, todo lo contrario de Stalin…

PALMERAS: Y no obstante, Stalin era un hombre frágil… Por ejemplo, era muy depresivo… Tanto que cuando a cada rato caía atrapado por el llamado “viaje a la obscuridad”… “se apartaba de la vida durante días y días”… Pero como era rencoroso y vengativo, seguía ordenando a su círculo del poder sanguinario el asesinato de los enemigos… Incluso, “con una represión implacable” que llegaba al fusilamiento de parientes y familiares políticos, tíos, primos y cuñados, ligados a sus esposas… Todos sus cercanos vivieron en la paranoia total…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *