xalapa
22
Search
Viernes, 22 de Junio de 2018
  • :
  • :

Marianna Dellekamp: postales de la violencia

Desde 2010, la artista produce monotipos a partir de recortes de imágenes de prensa sobre la violencia y sus repercusiones en el país, que en un principio no se concibió como una exposisición, sino como un ejercicio catártico para comprender el presente

Desde 2010, la artista produce monotipos a partir de recortes de imágenes de prensa sobre la violencia y sus repercusiones en el país, que en un principio no se concibió como una exposisición, sino como un ejercicio catártico para comprender el presente

 

Desde 2010, Marianna Dellekamp (Cd. de México, 1968) produjo monotipos a partir de recortes de imágenes de prensa sobre la violencia y sus repercusiones en el país, pero no como un proyecto formal de exposición, sino como un mero ejercicio catártico para comprender el presente.

Cuatro años después los collages en blanco y negro se exhiben por primera vez en Acuerdo Nacional, que ocupa la Casa Rafael Galván de la Universidad Autónoma Metropolitana, donde sus referentes a la violencia son aún vigentes y ofrecen una lectura sobre la condición caótica del país.

Dellekamp explica en entrevista que los monotipos están construidos con las fotografías de prensa que le inquietaban: mujeres gritando, hombres armados, paisajes vacíos; entonces las mezcló con imágenes del arte mexicano como de José María Velasco para crear una bitácora personal.

“Tiene mucho que ver con tratar de digerir el proceso de lo que sucedía en 2010 que fue cuando empezamos con la guerra absurda contra el narcotráfico, y eran piezas que no formaban parte de ningún proyecto, sino parte de un proceso personal. No hay ninguna imagen que aluda a un caso particular sino al momento general que está sucediendo en el país”, detalla.

Las piezas, añade, se alejan de su trabajo tradicional en la fotografía donde mantiene el control de la obra; en este caso el proceso mismo del monotipo llevó a la artista por la experimentación y dejó que el ensayo-error estableciera la forma y, en cierta medida, el contenido de la imagen.

El monotipo es una impresión sobre papel de algodón en el que se van formando las capas con los diferentes colores y recortes de prensa para al final comprar en una prensa de grabado. Este proceso permite crear imágenes únicas, cada una con características propias.

“Utilizo mucho la transferencia de fotocopias, entonces las imágenes de las cuales me voy apropiando, que son imágenes de la historia del arte mexicano las transfiero, reconfiguro para que me sirvan para comunicar lo que quiero, y después las uno con algunas pequeñas imágenes que tienen que ver con violencia que muchas son de periódicos.

 “También hay imágenes de futbol porque me interesa cómo éste funciona para darnos la vuelta, “al pueblo pan y circo”, y en los peores momentos que pasábamos aparece un partido con muy buenos contrincantes; esa idea siempre me intriga mucho”, detalla.

Aun cuando Dellekamp rechaza ser una artista política en el sentido del contenido de su obra, reconoce difícil desligarse del entorno político-social y a ello responde incluso el título de la muestra que alude a la propuesta del gobierno sobre un acuerdo nacional como estrategia para atender los problemas del país.

 “Me pareció un discurso bastante vacío; no significa nada si no se toman acciones reales. Son discursos consoladores únicamente”, refiere quien ha expuesto en el Museo de Arte Moderno, en el Queens College Museum of Art de Nueva York, y el Vantaa Art Museum en Finlandia.

Para el montaje, Dellekamp optó por crear una suerte de salón de arte como a inicios del siglo XX, entonces colgó las monotipos en los muros sin un discurso lineal. “Lo que hice fue aprovechar que la galería es un espacio de inicios del siglo pasado que tiene todos los detalles intactos, y las mismas imágenes adquieren un carácter antiguo”.

Quien prepara una exposición para la Galería Patricia Conde, en el marco de la feria Zona Maco en febrero próximo, aclara que el proyecto es una lectura personal, y no busca generar una sola visión sobre el presente: “Como artistas no podemos alejarnos de lo que sucede, y esto fue mi forma de digerir lo que veía”.

¿Dónde y cuándo?

Acuerdo Nacional se exhibe en Casa Rafael Galván de la UAM. (Calle Zacatecas 94, Roma) Hasta el 21 de febrero de 2015.

 

COn Información de Excelsior

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *