xalapa
22
Search
Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

“Me amenazaron para que firmara renuncia en la FGE”

Fiscalia1-CustomAl menos 20 mujeres fueron despedidas de la Fiscalía General del Estado (FGE), en días recientes. Todas eran fiscales especializadas en Investigación de Delitos Contra la Familia, Mujeres, Niñas, Niños y Trata de Personas, de todo el estado.

Monserrat laboraba como fiscal especializada hasta que el pasado 30 de noviembre la obligaron a firmar su renuncia. El argumento: que no había dinero para pagarle. 

Se trata de una de las 20 mujeres que desempañaban el mismo cargo y fueron despedidas de la Fiscalía General del Estado (FGE), en días recientes. 

Todas eran fiscales especializadas en Investigación de Delitos Contra la Familia, Mujeres, Niñas, Niños y Trata de Personas, de todo el estado.

La FGE, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, justificó el despido masivo en un comunicado, publicado en su cuenta de Twitter, el pasado 2 de diciembre. 

Se expone que la coordinadora encargada de las fiscales realizó una investigación “basada en estadística y sustento debidamente registrado”, para medir la productividad de manera individual. 

“En su mayoría, alcanzaba un raquítico porcentaje (de productividad) y en muchas de ellas era nulo el mismo”, se lee. 

Monserrat, una de ellas, quien pide el anonimato por temor a represalias, fue citada a las oficinas de la Fiscalía de Veracruz, ubicadas en el bulevar Rafael Guízar y Valencia, mejor conocido como avenida Arco Sur. 

La esperaban en el área de recepción. La hicieron pasar a una sala privada, pero con una condición: sin teléfono celular u otro dispositivo que grabara video, audio o tomara fotografías. 

HASTA LAS ACTAS DE RENUNCIA IMPRIMEN MAL 

“Me hicieron depositar el celular en una caja antes de entrar, nada más dijeron que ya no se podía entrar al área con celular”, cuenta. 

Le entregaron un acta de renuncia y le dijeron: “ya no podemos sostener tu nómina o firmas o…”. 

A un lado, se encontraba un corpulento sujeto, con aspecto de policía ministerial, cuya función era observar los movimientos de Monserrat. 

“A un lado de mí, ponen a un hombre grande, de mayor dimensión que uno, pues obviamente te está amedrentando con la vista, con las acciones que haces”. 

Su nombre estaba escrito erróneamente en el acta de renuncia. Ella se negaba a firmar; sin embargo, sentía la presión del “fulano” que parecía su sombra. 

Tuvo que hacerlo. Pidió una copia del acta. No la querían proporcionar. Pero la presión de la trabajadora fue incisiva, que no les quedó otra opción. 

Al menos 16 afectadas acudieron el 1 de diciembre a la FGE. Necesitaban saber su situación laboral. Al principio, sólo a algunas, les comentaron que serían cambiadas de adscripción. Es decir, si laboraban en la zona norte, las mandarían a la zona sur, y viceversa. 

Ellas solicitaron hablar con el Fiscal General del Estado, pero les respondieron: “¡tienen prohibido pasar al tercer piso (oficina de Jorge Winckler)”. 

Aquel día, entregaron un oficio dirigido al titular de la dependencia, donde externaron su inconformidad. 

“Informándonos el día de hoy a varias de nuestras compañeros sus cambios de adscripción y más aún exigiéndonos a una de nosotras nuestra renuncia voluntaria sin informarnos el motivo por el cual se le requiere que dejemos de laborar”, se observa en el documento firmado por 16 empleadas. 

Sin embargo, hay más mujeres en la misma situación. No les están respetando su antigüedad laboral. Algunas llevaban más de 20 años en la dependencia y pretendían liquidarlas con 23 mil pesos. 

TRAMITARÁN AMPARO 

Monserrat enfurece. Sus derechos laborales son pisoteados por autoridades de la dependencia encargada de la procuración e impartición de justicia.

“Es que acá nos dicen: te vas porque no podemos sostener tu nómina, y en el boletín que saca la FGE dicen: se van por flojas e ineficientes”, relata Monse. 

En su responsabilidad se encontraban mil 300 carpetas de investigación sobre casos de pederastia, violación sexual, feminicidios y otros temas. 

A su juicio, no existen argumentos válidos de la FGE para afirmar que ella y sus compañeras eran “flojas”. 

Después de conferencias de prensa y presión mediática, todas fueron citadas el lunes 4 de diciembre para informarles sobre la tabulación alcanzada para su finiquito. 

“Curiosamente a unas las citaron el lunes y otras el martes, les dijimos que íbamos a ir juntas el martes a las 11 de la mañana (fecha en que planeaban manifestarse), pero la mayoría se va a ir al amparo”. 

Las fiscalías especializadas quedaron acéfalas desde finales de noviembre y el primero de diciembre. Dejaron de funcionar, pues sólo dos fiscales quedaron de guardia, como encargados de hasta 8 mil carpetas de investigación, “mismas que pasarán a ser un rezago más”. 

DEFICIENTE FISCALÍA 

La Alerta de Violencia de Género quedará más estancada. Los feminicidios continúan ocurriendo en distintos puntos de la entidad. 

Y es que Magaly Hernández, de 19 años, fue encontrada muerta en la colonia Lomas del Seminario, en una zona de Xalapa conocida como el Santuario de las Garzas, donde han sido localizados los cuerpos de varias mujeres y niñas. 

La joven llevaba 13 días como desaparecida; sin embargo, su asesinato no fue culpa de las fiscales especializadas que fueron despedidas, sino de la opacidad e inoperancia que ha caracterizado a la Fiscalía General del Estado, durante este gobierno panista. 

Las trabajadoras percibían un salario mensual aproximado de 14 mil pesos mensuales. Ellas debían contratar a su auxiliar y destinar de su bolsa para pagarles por sus servicios. 

Además, debían comprar sus propios materiales: hojas para impresiones, lapiceros, cuadernillos y demás. 

Carecían de una computadora para cumplir con sus actividades ordinarias. Situación que también debían resolver por su cuenta. 

Pese a ello, la Fiscalía de Veracruz se empeña en justificar que el despido masivo -que además solo reconoce la renuncia de 12 empleadas- se debió a su “raquítica productividad”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *