xalapa
22
Search
Domingo, 17 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Mo Farah inició su despedida con triplete dorado en los 10 mil metros

El británico Mo Farah se coronó ante su público..

Adorados por un Estadio Olímpico repleto de aficionados, el británico de origen somalí Mo Farah y el jamaiquino Usain Bolt iniciaron su adiós a las pistas con fabulosos espectáculos en la primera jornada del Campeonato Mundial de Atletismo Londres 2017

Ídolo local y preferido entre los preferidos, Farah se estrenó ante su público revalidando su título de campeón del mundo al imponerse con su habitual superioridad en la final de los 10 mil metros, mientras Bolt, el mejor velocista de todos los tiempos, lo hizo simplemente pasando a las semifinales de los 100 con un tiempo discreto de 10.07 segundos en una carrera con salida lenta, pero con evidente superioridad sobre sus rivales y su habitual espectáculo de excentricidades.

En la cita de su retirada de las pistas, Farah, quien se dedicará al maratón, inició su despedida con la conquista de su tercer oro consecutivo en otras tantas finales de la prueba larga del fondo en campeonatos mundiales.

Me emocioné en la salida

Corrió como los ángeles para batir de nuevo a todos sus rivales con el mejor registro de la temporada: 26.49.51 minutos.

Joshua Kiprui Cheptegei, de Uganda, batió su plusmarca personal para quedarse en 26.49.94, y el keniano Paul Tanui hizo su mejor tiempo de la temporada para colgarse la medalla de bronce. Ambos, como el resto de kenianos y etíopes que disputaron la primera final de estos mundiales, soñaban con despojar a Farah de su corona.

Pero ninguno tuvo opciones. Esta noche ha sido increíble, tuve que controlarme. Me emocioné un poco en la salida y luego tuve que meterme en situación, señaló Farah, ya con su nuevo oro al cuello.

Es su tercer oro consecutivo en los 10 mil metros en unos Mundiales, y suma además otros dos dobletes en Juegos Olímpicos y está invicto en 10 finales consecutivas de grandes competiciones.

Los primeros aplausos y vítores se oyeron cuando la presencia de Bolt era aún virtual: el mito apareció en las pantallas del estadio saludando a su salida de la zona de calentamiento y fue ovacionado al entrar al mismo lugar en el que, en 2012, conquistó su triplete olímpico: oro en 100, en 200 y en el relevo 4×100.

Cuando pisó el tartán del Estadio Olímpico, Bolt esbozó un saludo tímido. Esprintó tranquilo 50 metros y, desde el medio de la recta de meta, abrió los brazos como para agradecer la adoración de los fanáticos. La suya fue la última serie del atardecer londinense. Y su presentación, también la última, como corresponde al hombre que acumula ocho oros olímpicos y 11 mundiales y transformó la historia de su deporte.

En su primera carrera, el de Bolt fue el peor registro entre los ganadores de las seis series que se disputaron y el octavo de todos los semifinalistas. El jamaicano, que tiene esta temporada un mejor tiempo de 9.95, en Mónaco, una de las tres carreras que había disputado antes de llegar al Mundial, no quedó satisfecho con su actuación, la que atribuyó a los bloques de apoyo para la salida.

El británico Mo Farah se coronó ante su público.Foto Afp

Estuve muy mal. Tropecé al dejar los bloques de salida. No estoy muy contento con ellos, son poco estables, temblorosos. No es a lo que estoy acostumbrado. Creo que son los peores que he tenido en mi vida, externó Bolt, quien volverá este sábado al tartán londinense en busca de un nuevo oro.

La mejor marca fue para el jamaicano Julian Forte, quien con sus 9.99 se convirtió en el único atleta capaz de bajar los 10 segundos en la primera jornada, con su récord personal para la distancia.

El joven estadunidense Christian Coleman (21 años), autor de la mejor marca de la temporada (9.82), ganó la primera de las seis series con tiempo de 10.01. El jamaicano Yohan Blake, de 27 años, ganador del hectómetro en el Mundial de Daegu 2011, cuando Bolt fue descalificado por una salida falsa, no forzó y fue segundo en su serie (10.13).

También se clasificó el estadounidense Justin Gatlin, el veterano velocista de 35 años, con un pasado manchado por el dopaje, que le costó una suspensión de cuatro años.

En uno de los primeros duelos relevantes, la etíope Genzebe Dibaba avanzó con el mejor tiempo a la semifinal de los mil 500 metros por delante de la sudafricana Caster Semenya. Dibaba, campeona mundial en Pekín 2015, se clasificó con el mejor registro al marcar 4.02.67 minutos, apenas 17 centésimas por delante de Semenya (4.02.84), quien aspira a conseguir en Londres el doblete en la media distancia después de haber ganado los 800 metros cuando irrumpió en el atletismo en Berlín 2009.

Fuera, campeona olímpica de salto con garrocha

El duelo entre Dibaba y Semenya es uno de los puntos altos de los Mundiales, ya que la etíope es la vigente subcampeona olímpica y poseedora de la plusmarca mundial de la distancia, mientras la sudafricana, ganadora del oro en Río 2016 en los 800 metros, aspira a ganar su primer título grande en los mil 500.

La cubana Yarisley Silva clasificó a la final del salto con pértiga, al elevarse 4.55 metros, mientras la campeona olímpica estadunidense Jennifer Suhr quedó sorpresivamente eliminada, al fallar sus tres intentos en esa marca.

El cubano Maykel Massó clasificó a la final de salto largo con 8.15 metros, el segundo mejor registro entre los finalistas encabezados por el checo Radek Juska (8.24). Por América Latina igualmente lograron un cupo en esta prueba el uruguayo Emiliano Lasa (7.96) y el jamaicano Damar Forbes (7.93).

México abre su participación con Margarita Hernández en la final de 10 mil metros.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *