xalapa
22
Search
Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Molesta a Rey Vargas el espectáculo ridículo de Mayweather-McGregor

nota-rey-vargas

El mexicano Rey Vargas tiene una mezcla de emociones que oscilan en los extremos. Entre la emoción y la impaciencia de hacer su primera defensa del título supergallo del CMB y las condiciones que tuvo que aceptar para que ocurriera; entre el gusto de exponer ante el público estadunidense en Carson, California, y la coincidencia de su pelea con otra que transcurrirá en Las Vegas.

Mientras Rey Vargas expone por primera vez su cinturón ante el estadunidense Ronny Ríos, Floyd Mayweather regresará del retiro para enfrentar al peleador de artes marciales mixtas Conor McGregor, en Las Vegas, en una función con gran estruendo publicitario.

Molesta y es incómodo que esa misma noche en la que yo voy a exponer tanto, ocurra esa que no considero un combate, sino un espectáculo ridículo, dice Vargas un día antes de partir a Estados Unidos.

Esa función morbosa le quita seriedad al boxeo y a todas las peleas que son reales, como la mía, donde estoy arriesgando demasiado, agrega Vargas.

No sólo le parece un circo lo que ocurrirá en Las Vegas, sino además espera pocas sorpresas. Si Mayweather se marchó del boxeo invicto, a pesar de que enfrentó peleadores experimentados, Vargas no le concede ni la posibilidad de una sorpresa al artemarcialista.

Es absurdo que pueda vencer a Mayweather, asienta Vargas; pero el nombre de Mayweather atrae, es histórico, y contra eso no puedo competir.

Tampoco se siente cómodo con tener que viajar otra vez al país del rival para pelear. El cinturón que conquistó en febrero al británico Gavin McDonnell, en Hull, lo expone por primera vez, pero fuera de casa.

Es complicado retar a la casa del rival, cuenta Vargas; los viajes desgastan, hay que sobreponerse a la presión de estar fuera, a veces incluso los locales nos hostigan todo el tiempo para intentar sacarnos de nuestra concentración y los jueces pueden ser muy parciales; a todo eso hay que enfrentarse.

Vargas aceptó con tal de que se cerrara el combate, con un peleador al que considera que la empresa Golden Boy, de Óscar de la Hoya, protege como si fuera una estrella.

Yo soy el campeón, pero a él le dan ese trato, comparte; tampoco quedé satisfecho con lo que me pagarán, porque no es un mal sueldo, pero yo tenía mejores expectativas. Son algunas cosas que sacrifiqué, pero que espero sea para mi beneficio en el futuro.

Apostó así a ser reconocido por el público estadunidense. Espera, también, que con el retiro de Juan Manuel Márquez también pueda aprovechar el momento para atraer atención y empezar a consolidar su nombre.

Es una gran oportunidad para que se aprendan mi nombre, dice el peleador, quien al igual que Márquez tiene como mánager al veterano Ignacio Beristáin.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *