xalapa
18
Search
Martes, 16 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Molesta a vecinos del Sur de Xalapa olor a muerte de Servicios Periciales

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Residentes de la unidad habitacional Nuevo Xalapa acusan los fétidos olores que desprenden más de sesenta cadáveres que permanecen en contenedores de la Policía Federal, ubicados en la cochera de Servicios Periciales.

Los vecinos aseguran que el olor es insoportable durante la mañana y tarde, por lo que han sufrido dolores de cabeza y nauseas, además, de que algunas familias y estudiantes que rentaban alguno de los departamentos aledaños se han mudado al no soportar los fétidos olores.

Una ama de casa en entrevista, quien prefirió el anonimato ante el temor de alguna represalia, explicó que desde hace dos meses a la fecha el problema se ha agudizado, “no habíamos hecho nada porque pensamos que era momentáneo, pero esto sigue, sigue y sigue (sic), entonces ya son varios meses que esta el olor insoportable”.

La mujer al salir a comprar condimentos para la comida, explicó que esta situación se da por temporadas, “hay ocasiones que huele demasiado y se quita, ya después pasan los días y vuelve el olor, es cuando abren la frigorífica (sic) o cuando enseñan cuerpos, no sé, pero es cuando más se agudiza el olor”, expuso.

En la cochera de servicios periciales, se puede apreciar que la ropa se encuentra en la batea de una camioneta de la Policía Federal, secándose al sol y otras prendas reposaban sobre un cartón en el suelo, junto a un vehículo color gris.

“Ya van varias personas que nos dicen que como aguantamos estar viviendo aquí por el olor, porque ya no podemos abrir nuestras ventanas ni nada porque huele demasiado”, señaló la ama de casa.

Abundó que entre vecinos se han reunido en repetidas ocasiones y han recabado firmar para exponer el problema al gobernador panista-perredista Miguel Ángel Yunes Linares y al Fiscal General de Veracruz Jorge Winckler Ortiz.

“Hicimos oficios, se entregó ayer (jueves) al gobernador y otro a la fiscalía para ver qué resolución nos dan y dicen que a más tardar en diez días daban respuesta”.

La ama de casa señalo que con el fétido olor atrae animales de carroña y moscas, “son otro problema, pedimos que nos hagan caso porque esto es un foco de contaminación y no sabemos hasta qué grado lo estamos absorbiendo, no sé si es por los cuerpos o los químicos que le ponen”.

En ese sentido, exhortó a las autoridades a que sea reubicado el edificio de Servicios Periciales, o en su caso, que los cadáveres sean trasladados a un lugar despoblado, insistiendo, que los fétidos olores son insoportables durante toda la mañana y parte de la tarde.

“Es un olor a muerto, a descomposición o algo así, pero se ha agudizado demasiado. Hasta el momento no hemos sufrido enfermedades entre los vecinos, o al menos no nos hemos enterado que sea por esta situación.”

Al recorrer los edificios Alelí 3 y Alelí 4 y cuestionar a los vecinos, mencionaron que continuamente sufren dolores de cabeza y sospechan a que se debe por el mal olor que se despide cada vez que son abiertos los contenedores, donde las autoridades tienen resguardados más de sesenta cadáveres.

Por si fuera poco, algunos departamentos que habrían sido rentados por familias y en su mayoría por estudiantes de la facultad de psicología Universidad Veracruzana, campus ubicado a menos de un kilómetro de distancia, han sido desocupados al no soportar los residentes los fétidos olores.

En la primera semana del mes de mayo, trabajadores del área administrativa de Servicios Periciales -que pidieron el anonimato para evitar una reprimenda de sus superiores- señalaron que el olor que despide los contenedores cada vez que los abren, llega hasta el área de comida.

En esa tesitura, los trabajadores expusieron que los cuerpos almacenados se encuentran desde diciembre del 2017 y no han podido ser inhumados en la “fosa común”, debido a que la Policía Científica de la Policía Federal y agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), acuden con regularidad a realizar muestras de genética.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *