xalapa
18
Search
Lunes, 14 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Monserrat, la niña que quedó huérfana de padre a días de nacida por la explosión de Clorados III

la foto 1Por Sendic Aguirre

Al final de una calle de terracería de la comunidad Santa Martha del municipio de Moloacán, una de las más humildes de la región, se encuentra dormida la pequeña Monserrat, una bebita que tiene apenas 14 días de nacidas quien algún día que su papá murió trabajando para sacarla adelante.

Su papá fue Silvestre Morales Alejandro un joven de apenas 23 años, que perdió la vida en la explosión de clorados III cuando trabajaba en la planta el día de la tragedia, y quien tenía apenas unos días de conocerla.

Silvestre, todos los días antes de ir a trabajar siempre jugaba con su hija la cargaba y le decía cuánto la quería, El 20 de abril no fue la excepción, sin embargo, nunca más la volvió a ver y ella jamás volverá a sentir los abrazos y caricias de su papá.

Hoy la viuda de Silvestre y mamá de Monserrat es Abigail González Gómez una jovencita de 19 años a quien la vida le ha puesto una de las pruebas más difíciles tener que criar a una hija sin la ayuda de su padre.

La joven sabe que hoy tiene que estar más tranquila que nunca precisamente para poder atender a su hija, no tiene que preocuparse, ni quebrarse en llanto sino superar su duelo lo más rápido posible para seguir ayudando a su hija.

A su esposo lo conoció desde niños ya que vivían en la misma comunidad fueron juntos en la primaria y secundaria y fue precisamente en ese nivel educativo cuando ella se enamoró de Silvestre a quién le sobraban admiradoras.

Después de que se hicieron novios ambos se dieron cuenta que tenían un serio problema de celos, por lo que llegaron a un acuerdo que no sabrían que vendría complicarles la vida justo el 20 de abril de 2016.

Precisamente para evitar los problemas de celos tanto silvestre como Abigaíl optaron por no tener un celular, ambos dejaron los equipos móviles de comunicación que tenían de un lado para así únicamente, decirse las cosas de frente y que nadie más pudiera hablarles.

Sin embargo el día de la explosión ella no tenía cómo comunicarse con silvestre para saber si estaba bien o no, Y fue un día más tarde cuando se enteró que su esposo era uno de los  muertos en la tragedia.

Hoy Abigaíl agradecer todas las muestras de apoyo que ha tenido la ciudadanía ya que muchas personas sin conocerlas han ayudado a su hija, como Amelia Rivera, una abogada de Coatzacoalcos quien desde ciudad del Carmen, donó una cuna casi nueva y un porta bebé.

Otras mujeres de esta ciudad han donado pañales, juguetes y ropita para Monserrat, porque se han encariñado con la niña.

La mamá de Momserrat, Abigail Gómez no pide nada a nadie, sin embargo agradece cualquier aportación o ayuda que le quieran brindar a su hija recién nacida.

La joven mamá reconoce que siempre le dirá a su hija cuanto la quería su papá, lo mucho que la amaba y espera el día que la pequeña pregunte como perdió a su papito, para decirle que su padre murió trabajando por ella.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *