xalapa
18
Search
Jueves, 13 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Naolinco, el pueblo que aspira a ser mágico, pero en donde temen la ola de secuestros…

naolincoA punto de obtener el nombramiento de Pueblo Mágico, Naolinco se convierte en un sitio bajo penumbras; emociones encontradas se respiran en este lugar donde los habitantes temen hasta salir a las pintorescas calles.

Y es que el pasado sábado 21 de abril, nueve miembros de la policía municipal fueron ingresados al penal de Pacho Viejo, en conjunto con 2 civiles; los 11 señalados por ser parte de una banda de secuestradores en esta zona.

Estas 11 personas, 10 hombres y una mujer, fueron detenidos luego de un enfrentamiento en el que participaron contra policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la cual derivó en la liberación de un comerciante originario de Actopan, que mantenían privado de su libertad.

Fue este domingo, 29 de abril que los nueve policías municipales de Naolinco y dos civiles, fueron vinculados a proceso por el delito de secuestro agravado.

En el proceso penal 100/2018 en contra de Juan “N”, Humberto “N”, Jacobo “N”, Mario Alberto “N”, Humberto Rafael “N”, Librado “N”, Luis Roberto “N”, Bismark “N”, Juan José “N”, Rosa María “N” y Jorge Armando “N”, les fue otorgado la medida cautelar de dos años de prisión preventiva y fue concedido el término de seis meses para la investigación complementaria.

Mientras tanto, en el pequeño pueblo en donde todos se conocen, donde en cada esquina hay caras conocidas y en donde las casas son identificadas por los apellidos de quienes ahí residen, ya es vox populli que por lo menos se han llevado a cabo 5 secuestros desde el inicio de la administración del presidente municipal, Roberto Reyes Aguilar.

Ello, pese a que tienen un cuerpo policíaco totalmente nuevo, 30 policías, todos jóvenes –menores de 30 años- y que fueron contratados por esta administración y aprobados en sus exámenes de confianza, por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Uno de los vecinos del lugar, asegura que es imposible que no se coludan con bandas delictivas, pues estos elementos solo cuentan con armamento básico y un sueldo que oscila entre los mil 500 pesos o 2 mil pesos a la semana.

“Que se preocupen los ricos”, dicen en las calles; sin embargo, se sabe de un maestro y su suegro, un carnicero, un ganadero y el hijo de un zapatero, los que han sido secuestrados y devueltos a su familia, luego de la entregar del pago.

“Aquí el miedo lo tienen los más los ricos, porque pues a uno qué le pueden pedir, ellos escogen gente que tienen oportunidad de sacarle un millón de pesos”.

Los habitantes de Naolinco, aseguran que ninguno de los secuestrados sufrió torturas o de otro tipo de agresión física, solo en dos casos, tuvieron algunos golpes que al parecer se realizaron para tranquilizar a los que eran privados de su libertad.

Sin embargo, los secuestros han tenido un peor efecto en los ciudadanos; el miedo, el nerviosismo y la preocupación de familias ha llevado incluso a la muerte de la esposa de un ganadero que fue secuestrado, quién falleció tras un infarto por no saber el paradero de su marido.

“Falleció la señora, ella se veía entera, saludable, sanamente bien, pero el estrés le provocó todo y murió; a él lo regresaron pero…”

Colonias como El Chorro, se han organizado ante la profunda desconfianza en las autoridades con la finalidad de evitar ser víctimas de secuestros; y es que en una ocasión, cuando se presentaron para llevar a cabo un levantamiento, los vecinos detuvieron a dos de los involucrados, a los cuales incluso amarraron e intentaron lincharlos.

En el pueblo se escucha de otros casos, como el del hijo de un zapatero en el que tras dos disparos fallidos se logró desviar a los que buscaban secuestrar.

Don José, habitante de Naolinco, asegura que esta banda es más grande aún que los miembros que ya han sido aprehendidos, pues dice que la información de quienes son los ricos y por cuales rumbos se mueven salen del mismo pueblo a través de llamadas telefónica.

“De aquí mismo sale la información con telefonazos, son las mismas personas del pueblo que les dicen dónde están los ricos y a qué hora salen para que los agarren”.

La realidad es que en un pueblo donde normalmente los negocios cierran a las 8:30 pm, estos días a las 7:30 bajan sus puertas y donde las personas salían a caminar hasta las 10:30 de la noche, durante toda la tarde se encuentra vacío.

Un profesor y ex alcalde del mismo municipio, quien fue víctima de secuestro al igual que su suegro, prefirió no hablar sobre el tema con el fin de no entorpecer las investigaciones; no obstante, se permitió cuestionar dos situaciones: la presunta vinculación del ex alcalde Francisco Guevara con el caso y el vínculo que existe con el actual alcalde, Roberto Reyes.

La disputa de la plaza por ser presidente municipal se dio en el 2016 durante la elección a precandidatos por parte del Partido Acción Nacional (PAN); entre la clase política aseguraban que no se podría ganar la elección de Naolinco sin una alianza con quien era el alcalde, Paco Guevara.

Fue así que los candidatos perfilados eran el empresario Carlos Meza, dueño del Hotel del Parque y por supuesto, Roberto Reyes, el ahora coordinador de la campaña de Ricardo Anaya en Veracruz, Carlos Valenzuela pactó un trato con Paco Guevara, concordando, entre otras cosas, en que el candidato sería Roberto Reyes, quién ganaría la alcaldía y con quien algunos aseguran que tienen un parentesco familiar.

Algunos habitantes como el profesor secuestrado asegura que fue Francisco Guevara, quien permitió que grupos delictivos hayan entrado a la comunidad; “él mismo le pedía a los policías que no pelearan con los malos si los veían pasar”, dicen don José.

Sin embargo, Roberto Reyes asegura que los 30 policías municipales, incluídos los acusados fueron contratados el 1 de enero, luego de haber pasado las pruebas de confiabilidad de la Secretaría de Seguridad Pública.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *