xalapa
18
Search
Miércoles, 19 de Junio de 2019
  • :
  • :

Ni los difuntos se salvan de la inseguridad; roban en panteón de Coatepec

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Las puertas de mausoleos han sido desprendidas a la fuerza para su comercialización.

Más de 20 robos en menos de un mes han ocurrido al interior del panteón municipal de Coatepec.
Se encuentra en la calle Cuauhtémoc de Lomas del Suchill, entre colonias consideradas inseguras, como Las Azaleas, Las Cruces, Gutiérrez Barrios y Lomas de las Flores.
El camposanto tiene al menos cinco salidas que son utilizadas por los ladrones para huir.
Se han llevado puertas, ventanas, barandales y cruces de fierro o aluminio.
Varios mausoleos, monumentos funerarios levantados sobre la tumba de una persona, carecen de dicha infraestructura.
Incluso, se observan indicios de que algunas puertas fueron desprendidas a la fuerza.
De acuerdo con Rodrigo González, quien por más de 20 años ha laborado en la limpieza de las sepulturas, los atracos ocurren durante las noches por falta de vigilancia.
Los policías sólo realizan rondines en el día. Además, sólo recorren el pasillo principal. No vigilan toda la zona.
“Vienen muy poco. El problema es que nadie sabe quiénes son los que están robando”.
CULPAN A LOS BORRACHOS
Rodrigo se gana 15 pesos por limpiar una sepultura, dinero que ocupa, en algunas ocasiones, para comprar un poco de aguardiente y “cotorrear” con otros de sus compañeros.
Sin embargo, por ese motivo, la gente los responsabiliza de la ola de robos en el panteón municipal de Coatepec.
“Nosotros, por lo regular, los que andamos limpiando nos juntamos y nos echamos una copa, estamos durante el día. Pero ya luego dicen: los de los robos fueron los borrachos del panteón”.
Y es que el problema comenzó a recrudecerse desde hace tres meses en la zona.
Hace 15 días, fue desprendida la puerta de aluminio en uno de los mausoleos que se encuentra cerca de la entrada al panteón.
“A nosotros nos interesa saber quiénes son los ladrones para que al rato no sigan echándonos la culpa, que andamos aquí”.
Los ciudadanos temen acudir al lugar. Algunos solo dejan flores a sus familiares y se retiran en pocos minutos.
HERRERÍA DE SEGURIDAD
Los familiares de los difuntos han optado por incrementar la seguridad en los sepulcros.
Se observan protecciones en puertas y ventanas. Incluso, fueron colocados candados.
Los cristales rotos muestran que los ladrones intentaron ingresar.
Y es que el panteón carece de barda o reja perimetral que impida el ingreso a los delincuentes.
Además, no hay personal de vigilancia, ni siquiera durante las noches, cuando ocurren la mayoría de los robos.
Hay mausoleos que han sido robados dos o tres veces.
“Todo el tiempo está abierto el panteón, pero su estuviera cerrado estaría peor. Tiene muchas salidas”.
Desde hace dos décadas, se hablaba de un proyecto para bardear el panteón y, a la fecha, nada se ha logrado.
“Pasa un presidente municipal, pasa otro y nada más no, nada, nada”, añade Rodrigo González.
FALTAN REGLAMENTOS
De acuerdo con medios de comunicación locales, las autoridades municipales tienen conocimiento de que los robos en el panteón ocurren desde hace años.
El regidor octavo Benjamín Sánchez Flores, encargado de la Comisión de Seguridad e integrante de la de Panteones, ha declarado que se trabaja en una reingeniería a fondo en el Reglamento de Panteones.
Pues, a su juicio, de esa manera podría disminuir la incidencia delictiva en el lugar.
Mientras tanto, el lugar continúa siendo vandalizado.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *