xalapa
22
Search
Sabado, 29 de Abril de 2017
  • :
  • :

Ni sabía que Duarte estaba detenido, dice Juan Nicolás

 

Las Choapas

“Oiga, yo ni si quiera sabía que estaba detenido, tigre”, dijo el político Juan Nicolás Callejas a los reporteros de Las Choapas al ser visto por la prensa paseando por el parque central.

Ataviado en botas vaqueras, una gorra y ropa de ranchero para pasar desapercibido, atrás quedó al aquel viejo líder de la bancada del PRI que le aprobó y maniobró hasta donde pudo para que se cumpliera cada una de las órdenes de Javier Duarte de Ochoa, ahora preso en Guatemala.

El Maestro, como es conocido, fue sorprendido por reporteros que esperaban la noticia en el ayuntamiento de Las CHoapas, cuando le vieron, intentaron una entrevista, pero este, colmilludo, los atajó.

“A ver, yo ya no sé nada de política. ahorita no”.

“Líder, pero qué opina de la detención de Javier Duarte”, le insistió un periodista.

“Cuál detención,yo no sabía nada. Ni si quiera si estaba detenido”, dijo el maestro con su voz aguardientosa buscando escapar de las preguntas.

“Sí, está detido, como que no sabe”, le insistieron.

“Pues no sé nada, ahorita no sé nada de política”,dijo el líder moral de la sección 32 del SNTE, tomó del brazo a un ayudante y subió a una lujosa camioneta.

Desde que salió de la anterior legislatura, en donde fue depurado por quinta vez en su vida, Juan Nicolás se ha alejado de los reflectores en medio del desprestigio que cae sobre los Duartistas.

Callejas ya ha sido visto en distintas ocasiones en Las CHoapas, donde tiene familia, además, dos ranchos productores de ganado del más fino de la región, de maderas preciosas y que son surcados por arroyos.

A esos ranchos, cuentan las versiones, arriban jóvenes bien vestidos que terminan como peones. Son maestros que hacen méritos para buscar una plaza dentro de la Secretaría de Educación de Veracruz.

Mismo esquema aplicado por Juan Nicolás en su rancho en Tiahuatlán, donde además se erige la estatua de un gran toro, de tamaño natural, como los que hay en la Bolsa norteamericana, símbolo del poder.

Evidentemente mermado, reducido, notorias las muestras de la edad y la carencia del poder, el máximo dirigente del Grupo Político hoy le tuvo miedo a la prensa y negó a su amigo y ex jefe, Javier Duarte de Ochoa.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *