xalapa
18
Search
Domingo, 08 de Diciembre de 2019
  • :
  • :

Peméx Fertilizantes, perdió 21 mil millones por plantas chatarra

Foto: Ángel Hernández

Foto: Ángel Hernández

Detectan que plantas de Pemex Cosoleacaque operan por debajo del 50% de su capacidad

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la empresa Pemex Fertilizantes perdió 21 mil millones de pesos en sus activos instalados por la compra de plantas en mal estado y que estuvieron paradas durante 14 años, y que en unos casos no producen nada o no operan a toda su capacidad. 
 
En la auditoría sobre “Producción, Distribución y Comercialización de Amoniaco, Fertilizantes y sus Derivados” a dicha filial, la ASF determinó que desde el 2015 que se conformó, no ha representado ninguna ganancia al estado.
 
Tampoco se cumplió en lo más mínimo la meta de producir materia prima para crear fertilizantes y fertilizantes que ayudaran a fortalecer el campo mexicano y acabar con las importaciones. 
 
Dentro del esquema de negocios analizado por los auditores, de plano, se encontró que era más viable, por barato y rentable, traer amoniaco del extranjero y revenderlo a los distintos clientes, que producirlo en el complejo de Cosoleacaque.
 
Deasde 2015, cuando se creó la empresa productiva Pemex Fertilizantes, la marca se ha dedicado a perder dinero con instalaciones en mal estado y la compra de plantas que no operan dentro de sus unidades de producción Proagro, Ferinal y Pemex Cosoleacaque, los últimos dos en el sur del estado; y la instalación de plantas que no producen ni al 50% de su capacidad instalada. 
 
Esto último es lo que pasa en los complejos de Cosoleacaque -dice el documento- pues de las cuatro plantas de amoniaco que poseen, una está fuera de operación por rehabilitación, en tanto, la planta V está al 11%; la VII, al 12% y la VI al 79%.
 
Ninguna de las tres plantas operando generan las 480 millones de toneladas anuales que pueden producir cada una, en las respuestas que ha dado Pemex a los auditores resaltan que no cuentan con materia prima de manera fluida y suficiente para no parar la producción y que sus instalaciones están en mal estado.
 
En algunos tramos del documento, prácticamente, la ASF indica que Pemex está administrando plantas chatarra, fierros que no sirven, que lejos de generar ganancias al Estado, únicamente representan perdidas millonarias ante la falta de competitividad. 
 
Recuerda que con todas las plantas que tenía operando hasta 1981, Pemex Cosolea generaba unos dos millones 440 mil toneladas de amoniaco, con lo que se mostraba como el mayor productor de esta materia prima para el fertilizante de todo el mundo.
 
La meta que se tenía fija para el 2017 en producción de amoniaco, era de un millón 103 toneladas, pero solo sacaron 499 toneladas de amoniaco, lo que representó el 45 por ciento de lo programado.
 
PLANTAS EN DESHUSO
 
 
En 2015, cuando arrancó la empresa Pemex Fertilizante, representaba inversiones por 26 mil 564 millones de pesos por sus activos en Pemex Cosolea, Fertinal y ProAgro.
 
Al cierre del ejercicio fiscal 2017, la empresa filial de Pemex perdió 21 mil 174 millones de pesos, con lo que la inversión en activos representa 5 mil millones 390, millones de pesos.
 
Eso es la pérdida del 79 por ciento del total del valor de las 17 plantas que tiene bajo su mando Pemex Fertilizantes. 
 
En la auditoría se explica que estas pérdidas fueron por la “adquisición y posterior deterioro contable de activos ociosos con más de 14 años sin operar”.
 
Es decir, se compraron plantas en mal estado, se adquirió equipo para rehabilitarlas, y durante 14 años, que no operaron ni se terminaron de rehabilitar, se echaron a perder, al igual que los equipos para ponerlas en marcha.
 
De las 17 plantas bajo la operación de Pemex Fertilizantes, solo operan once, y “ninguna operó al 100% de su capacidad, las seis restantes están en desuso.
 
Esto “impidió alcanzar las metas de producción de amoniaco, fertilizantes y sus derivados” contempladas en el “Plan Nacional de Desarrollo (PND) y el Programa Sectorial de Energía (PROSENER), correspondientes al periodo 2013-2018.
 
Finalmente, la ASF “considera necesario que la empresa efectúe un análisis sobre los cambios estructurales que se requieren realizar en las unidades de negocios de Pemex Fertilizantes, y de sus Filiales ProAgro y Fertinal, para que sean eficientes y rentables y, con base en los resultados, determine la viabilidad de permanecer en el negocio de los fertilizantes, su producción y venta”. 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *