xalapa
18
Search
Viernes, 13 de Diciembre de 2019
  • :
  • :

Polanski, juzgado en Cracovia

polanski

Un tribunal estudia si extradita al octogenario director de cine a Estados Unidos. Fugitivo de la justicia norteamericana desde 1977, espera que su ciudadanía polaca lo proteja

 

La menor tiene hoy 51 años, treinta menos que su violador, un franco polaco residente en Suiza y que ayer comparecía frente a un juez, en Cracovia, para saber si lo extraditaban a Estados Unidos. El octogenario es célebre: Roman Polanski, actor, guionista y director de cine, con un Oscar, un Goya y la Palma de Oro de Cannes por El pianista.
Su abogado, Jerzy Stachowicz, explicó ayer a la prensa que aquello iba para largo. Y que aun cuando accedieran a la petición de extradición, el fallo sería revisado por el ministro de justicia, Czesary Grabarczyk.
El director, instalado en Polonia para rodar una película sobre el caso Dreyfus, símbolo del error judicial, espera un rechazo a la extradición que siente jurisprudencia y le ahorre una celda norteamericana.
Ya las probó. En 1977 pasó 42 días en un centro penitenciario californiano, acusado de haber mantenido relaciones sexuales con Samantha Gailey (hoy Geimer), de 13 años -lo que convertía el acto sexual en violación-, en el jacuzzi de la casa de Los Ángeles de Jack Nicholson.
Samantha debía posar para las fotos encargadas a Polanski por Vogue. Champagne y metacualona facilitaron el íntimo encuentro, al que ella dijo haber consentido, antes de retractarse. Hubo acuerdo económico con la familia, pero el juez lo ignoró.
Polanski huyó a París, donde su pasaporte francés le protegía. Ni siquiera el 2002, cuando le concedieron el Oscar, volvió a pisar Estados Unidos. El 26 de septiembre de 2009 fue arrestado en el aeropuerto de Zurich, a petición del mismo juzgado. Sufrió prisión domiciliaria -pero en su lujoso chalet de Gstaad- hasta el 12 de julio del 2010, cuando la ministra de Justicia de Suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, denegó la extradición.
Complicado como la vida de Polanski, quien no por nada tituló sus memorias con su nombre (roman es novela, en francés), que tampoco es el único que lleva. Su padre, un pintor sin suerte, judío polaco instalado en París, cambió de apellido un año antes de su nacimiento. Así, hasta sus tres años el niño, francés, se llamó Raymond Roman Thierry Liebling. En 1936 papá tiene la mala idea de mudarse a Cracovia y recupera su apellido, lo que conlleva nuevo nombre legal para el hijo, ya también polaco: Rajmund Roman Thierry Polanski.
Luego, la guerra, el gueto, la muerte de su madre -católica, sin embargo- en Auschwitz. Su padre sobrevive. Y Roman recordará la propia supervivencia, mendigo primero, luego adoptado por tres familias católicas que en realidad le sacarán el jugo como labrador sin sueldo. Adolescente, en la reputada escuela de Lodz se hace cineasta. Y su primer corto, a los 21 años, le concede aureola de artista, que ya no perderá.
En 1959, durante el rodaje de Cuando los ángeles caen, se casa con la protagonista, Barbara Kwiatkowska-Lass. Breve matrimonio: en 1962 se divorcian.
sharon tate y roman polanskiYa consagrado, con 35 años, cuando vive su mejor momento, su esposa, Sharon Tate, con ocho meses de embarazo, es víctima de un asesinato ritual en California, mientras Polanski trabajaba en Londres. Y tiene 43 cuando le detienen por violación y se convierte en fugitivo.
Doce años más tarde, en París, mientras rueda Frenético, con Harrison Ford, se enamora de la protagonista, Emmanuelle Seigner, de 22 años, su esposa desde 1989. Y la madre de sus dos hijos, Morgane (21) y Elvis (16).

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *