xalapa
22
Search
Domingo, 25 de Febrero de 2018
  • :
  • :

Posdata: La política, tragadero de hombres

•Así nomás, cuatro años después de eficiencia como directora de Promoción Turística de SECTUR, Delia Pérez Castañeda fue despedida

•Sólo para dar el cargo a la panista Silvia Monge Villalobos

•Su mérito: pelear con Miguel Ángel Yunes Linares

LUIS_VELAZQUEZDe pronto, sin razones, pretextos quizá, “quítate que necesitamos el cargo y la silla”, la exdiputada local Delia Pérez Castañeda fue removida de su cargo como directora de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo.

Cuatro años después, el cazatalentos del duartismo descubre, oh paradoja, que la conductora de TV Más es ineficiente.

La política como es… deshuesadero de inteligencias y talentos para abrir paso a los recomendados, y/o a quienes la elite política cree, siente, que necesitan cooptar.

Más aún por lo siguiente:

Desde hace más de un semestre el exdirector de Comunicación Social, Alberto Silva Ramos, dijo que la panista Silvia Monge Villalobos, exdiputada local, sería nombrada secretaria de Turismo, en lugar de Harry Grappa.

Pasado un ratito, habló de que sería ungida subsecretaria, en vez de Guillermo Herrera Mendoza.

Y aun cuando juraba que se trata de un hecho definitivo, transcurrieron las semanas y nada.

Así, cuando nadie lo esperaba ocurre que llega. Aterriza, pues, en la dependencia para decir que le encanta el turismo. ¡Oh, qué felicidad!

Simple y llanamente dejan fuera a una política que ha abierto brecha en el terreno del quehacer público y también de la comunicación social.

Durante 48 meses dejó testimonio irrefutable de su trabajo, sin pasearse, incluso, en la exposición mediática como Grappa y Herrera que dan resultados; pero en los medios.

Y en premio a su trabajo, la despidieron.

Según el titular de la dependencia le buscarán acomodo en otra área de Turismo.

Ajá.

Pero mientras son peras o manzanas, la removieron.

Y la humillaron y lastimaron.

La política, como un tragadero de hombres y mujeres.

ABANDONAN A YUNES Y COBIJAN CON DUARTE

Silva Monge fue un activo de Alejandro “El pipo” Vázquez Cuevas, exlíder estatal del PAN, tiempo aquel cuando Gerardo Buganza Salmerón fue candidato a la gubernatura y estuvo en un tris de ganar.

Mejor dicho, ganó, según ha expresado Gustavo Madero, líder nacional del CEN.

Luego, marcó su raya con “El pipo” y se cobijó a la sombra del diputado federal, Víctor Serralde Martínez, con quien soñó caminar a las alturas de la vida pública; pero, bueno, la vida es así de canija y ambos dieron vuelta a la página desde la boda del senador Fernando Yunes Márquez.

Entonces, se apareó al cobijo de Miguel Ángel Yunes Linares, con quien de forma rara y extraña también estableció un parteaguas, de tal forma que el senador Fernando Yunes Márquez dijo antier: “Para el PAN, Silvia Monge está muerta”.

Y, bueno, su incorporación al gabinete puede explicarse por el Síndrome Sirio, que consiste en lo siguiente: todos los políticos panistas que pelean con Yunes Linares tienen abierta la puerta en el gobierno de Veracruz de forma automática.

Así fue en el fidelismo y también, por añadidura, en el duartismo.

Y la nueva directora de Promoción Turística en ningún momento es la excepción.

AMIGOS DE YUNES MUDADOS EN DELATORES

De todos los panistas que pelearon con Yunes y hasta expriistas que se cobijaron a su lado…, a uno le fue peor.

Se llama José Christian Morales Carreto, desaparecido la madrugada del 22 de julio del año 2010, entre las 5 y las 6 de la mañana, según la averiguación previa 30/UECS-DIM/2010.

Primero, Christian fue fidelista a morir. Incluso, la fama pública registra que cobraba el diezmo a una parte de las compañías constructoras beneficiadas en tal sexenio con obra pública y al único a quien rendía cuentas era a Érick Lagos Hernández.

Después, según la fama pública, Fidel lo estafó, como es su hábito y práctica política, con la candidatura a la presidencia municipal de Xalapa y desertó a los brazos de Yunes Linares, quien le habría ratificado la esperanza de que fuera el nominado del PAN a su, digamos, legítima aspiración.

De pronto, lo desaparecieron.

En aquel entonces, unos miraban a Fidel y a Érick Lagos como presuntos culpables.

Otros, inculpaban a Yunes Linares.

Sabrá la astróloga de los Llanos de Sotavento si Christian, por ejemplo, contó intimidades de Fidel y Érick a Yunes y por eso mismo fue levantado la madrugada aquella en compañía de su amigo, también amigo de Lagos, Nelson Leopoldo Cabrera Cobos.

Por eso mismo habría de preguntarse si la mayor parte, todos quizá, de los panistas que han roto con Yunes y refugiado en el gobierno de Veracruz también habrán contado intimidades de Miguel Ángel padre a la elite priista del duartismo.

Entre ellas, claro, Silvia Monge Villalobos.

Y es que, bueno, en la historia del espionaje político las confidencias se venden caro, con billete en efectivo, cargos públicos y licencia para lucrar y hacer negocios.

  

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *