xalapa
18
Search
Domingo, 22 de Setiembre de 2019
  • :
  • :

Premier japonés pide en Teherán evitar un conflicto armado entre EE.UU. e Irán

Shinzo Abe irán

 

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, advirtió en Teherán sobre un posible “conflicto accidental” como consecuencia de las tensiones entre Irán y Estados Unidos por el programa nuclear iraní y el rol de Teherán en Medio Oriente.
El presidente iraní, Hasan Rohani, reiteró en el mismo acto que su país no va a iniciar una guerra con Estados Unidos y agradeció la mediación de Abe, quien pidió no obstante a Teherán jugar “un papel constructivo” en la actual crisis y en Medio Oriente.
El objetivo del histórico viaje a Irán de Abe, el primer jefe de gobierno nipón en visitar el país desde el triunfo de la Revolución Islámica, hace 40 años, es lograr una distensión entre Teherán y Washington.
Su visita ya fue anticipada extraoficialmente a finales de mayo, cuando el presidente estadounidense, Donald Trumo, dijo en Tokio que Abe podría ejercer sus buenos oficios para rebajar las tensiones en Medio Oriente.

“Hoy en día la tensión está aumentando en Medio Oriente y algunos expertos señalan que el conflicto podría estallar accidentalmente”, advirtió Abe en una rueda de prensa con Rohani, citado por la agencia de noticias EFE.

El primer ministro nipón afirmó que “es esencial que Irán juegue un papel constructivo en la edificación de una paz y estabilidad sólidas en Medio Oriente para que no ocurra un choque accidental”.
Las relaciones entre Irán y Estados Unidos, dos enemigos históricos, empeoraron aún más desde que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos de un acuerdo de control nuclear firmado por Teherán y las principales potencias y volvió a imponer sanciones al país musulmán.
Estados Unidos, que acusa a Irán de desestabilizar a Medio Oriente con su apoyo al gobierno de Siria, al grupo libanés Hezbollah y a rebeldes de Yemen en guerra con Arabia Saudita, desplegó este mes un portaaviones, bombarderos B-52 y un buque de asalto anfibio en el Golfo Pérsico en respuesta a lo que describió como nuevas amenazas iraníes.
Rohani insistió hoy en considerar las tensiones producto de “la guerra económica” lanzada por Trump el año pasado al volver a imponer unilateralmente sanciones a Irán que habían sido levantadas en virtud del acuerdo nuclear de 2015, firmado también por Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China.
El mandatario reiteró que Irán quiere “continuar” en el acuerdo y que la suspensión de algunos de sus compromisos el 8 de mayo pasado es acorde al artículo 36 de texto, debido al incumplimiento de la otra parte.
Ese día, Rohani anunció que su país no iba a seguir vendiendo los excedentes de agua pesada y uranio y amenazó con dejar de cumplir otras obligaciones, como los límites al nivel de enriquecimiento de uranio, si no se garantizaban sus intereses en un plazo de 60 días.
Al respecto, Abe expresó su esperanza de que Irán “continúe trabajando en el marco del acuerdo nuclear”, al tiempo que alabó su cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
Una de las principales demandas de Irán es poder seguir exportando petróleo, después de que en abril pasado Washington puso fin a las exenciones otorgadas a ocho países para la compra de crudo iraní, entre ellos Japón.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *