xalapa
18
Search
Lunes, 25 de Mayo de 2020
  • :
  • :

Regreso al futuro: vuelven los autocines por el coronavirus

C1

La pandemia puede hacernos retroceder en el tiempo como jamás hubiéramos imaginado. Tanto en términos económicos que en cuestión de hábitos. ¿Quién nos iba a decir que en pleno siglo XXI, y cuando lo que está en boga es ver series y películas en casa, de pronto asistiríamos a un retorno del autocine? Sin embargo, y tal como se confirma en Alemania, Corea del Sur o hasta la República Islámica de Irán, resulta que esta es justamente la forma de ver cine que más sentido tiene para quienes no se conforman con la tele y echan de menos la gran pantalla; para aquellos que extrañan “ir al cine” pero quieren la mayor protección posible frente al virus que nos está robando la vida.

En España, el Autocine Madrid RACE –abierto hace tres años al calor de la moda Vintage– sólo espera la entrada de la ciudad en la fase I para reabrir el negocio “con más expectativas que nunca”. Y lo mismo cabe esperar en los tres recintos existentes en la Comunidad Valenciana, el de Getxo y el de Gijón. La empresa que gestiona el de Madrid, de las granadinas Cris Porta y Tamara Istambul, prevé abrir uno más en Málaga y tienen “planes” para otro en Barcelona.

En Alemania el autocine vive todo un ‘boom’ que favorece la creación de nuevos negocios

“Nunca lo habíamos pensado, claro. Pero da la impresión de que el autocine está hecho para una pandemia”, dice Cris Porta mientras aguarda con cierta ansiedad las noticias sobre el día exacto en que Madrid pasará a la Fase 1 de la “desescalada”. El miércoles siguiente a ese lunes, es decir el día 13 si el Gobierno da luz verde a la petición autonómica de empezar a desescalar este próximo lunes 11, cien vehículos con un máximo de 200 espectadores podrán entrar en la explanada de tres hectáreas arrendada a la empresa pública Adif y convertida en cine gigante con pantalla de 250 metros cuadrados. “Es el autocine más grande de Europa –presume Porta–, con capacidad para 350 vehículos y sus 1.400 ocupantes: un aforo que sólo se cubrirá al final de la transición y previo paso intermedio por una entrada del 50% en la fase 2.

En las primeras semanas se proyectarán Grease y algunos clásicos de los que allí se suelen combinar con las películas de estreno y que de algún modo “pegan” con la idea de autocine al estar ambientadas o guardar relación con los años 50, como por ejemplo Pulp Fiction . Ya en julio se espera que regresen las novedades –como Mulán , de Disney– y el recinto volverá a funcionar como cine de estreno.

En el periodo de recuperación, la compañía potenciará la compra de las entradas online y mostrará sólo por su página web la carta de sus platos y bebidas, así como los números de móvil para encargar cena y llamar a los camareros, y el punto de la estación de FM en el que se recibe el audio de la película. “Todos los empleados –alrededor de una docena en los primeros momentos– llevarán mascarilla y pantalla protectora además de guantes. Ya tenemos las EPIs (equipos de protección individual), y hemos hecho pruebas para asegurar que todo se hace con seguridad”, explica la empresaria.

Aunque la idea es dar prioridad al servicio de catering con llamada desde el vehículo, los food truck o camionetas restaurante servirán comida al exterior a través de mampara. “Tendremos gente vigilando que se mantienen las distancias, y por supuesto los platos y vasos serán de un sólo uso”, continúa Porta. Los pequeños restaurantes con sillas y mesas en el interior estarán cerrados mientras dura la transición.

*LA VANGUARDIA

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *