xalapa
22
Search
Martes, 25 de Julio de 2017
  • :
  • :

Riña en el penal de Acapulco; 28 internos muertos

penal de las cruces

Un enfrentamiento entre dos grupos de reos en el penal de Las Cruces, en este puerto, dejó un saldo de 28 internos muertos y tres heridos, informó Roberto Álvarez Heredia, vocero de seguridad del gobierno del estado.

Elementos de la policía y de la Fiscalía General del Estado, además del Ejército Mexicano y la Policía Federal, tomaron el control del Centro de Reinserción Social (Cereso) y desplegaron vigilancia externa.

Señaló que la riña ocurrió en el módulo de seguridad de la prisión, área reservada para presos del orden federal, y se debió a pugnas entre dos grupos por el control del reclusorio.

Las primeras imágenes que se divulgaron fueron de cinco presos decapitados en un área común.

Álvarez Heredia precisó que se recuperaron cuerpos en el módulo de seguridad del corredor del bloque uno, en el exterior y el interior de la cocina, en el patio del bloque 3 y en la zona de visitas conyugales. Pasadas las 17 horas comenzó el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense.

Fuera de la cárcel se concentraron desde las primeras horas de la mañana decenas de personas para exigir información sobre sus familiares internos. La tensión aumentó cuando éstos se enfrentaron con policías antimotines a golpes y patadas.

La espera se prolongó más de cinco horas. Pasado el mediodía, familiares de reos derribaron la malla ciclónica que rodea el penal para exigir información sobre las víctimas. Policías estatales antimotines se desplegaron fuera del penal.

Los muertos fueron identificados como Bernardo Ruiz Chegot, José Ángel Rivera Gutiérrez, Fortino Roque Muñoz, Edson Morales Orozco, Érika Daniel Serrano Soto, Uriel Mendoza Barrera, Arturo Ponce de la Rosa, Ricardo Reséndiz Hernández, Alberto García Florentino, Cesáreo López Encarnación, César Giovani Núñez Segura, Alberto Tonatiuh Ortiz García, Francisco Guevara Viveros y Miguel Ángel Hernández Bautista.

También perecieron Rubén Alcocer Ulloa, Dionisio Choro Simón, René Brayan Campos Andraca, Ramón Petatán Liborio, José Isidro Pérez González, Leonel Radilla Moreno, Eduardo Nava Gutiérrez, Carlos Abel Alvarado Muñoz, Víctor Manuel Campos Mónica, Saúl Barueta Rosas, José Trejo Hernández, Johnatan Martínez Hernández, Jairo Martínez Hernández y Jorge Barrientos Ortega.

Prostitución, drogas, gallos de pelea, armas, electrodomésticos…

Las constantes en los seis años recientes en el penal de Acapulco han sido violaciones a los derechos humanos, cateos, sobrecupo, protestas, enfrentamientos e impunidad.

El 13 de enero de 2017, familiares de Jonathan Aragón Navarrete denunciaron que éste era golpeado y hostigado por grupos que controlan el penal, y que los internos eran extorsionados por otros presos en contubernio con los custodios.

El 19 de junio de 2015 la Secretaría de Seguridad Pública estatal informó que durante los primeros seis meses de dicho año fueron decomisados 363 gramos de mariguana, al menos 55 armas punzocortantes y dos teléfonos celulares.

El 29 de abril de 2015, familiares de presos se enfrentaron con policías antimotines estatales a pedradas y botellazos fuera del penal. Los civiles exigían el traslado de seis internos que estaban imponiendo un ambiente de terror en la cárcel.

En enero de 2014, más de mil policías estatales decomisaron 380 armas punzocortantes, cinco pantallas de plasma, cuatro equipos de sonido y 10 radiograbadoras, entre otros aparatos.

El 6 de enero de 2014 tres internos fueron asesinados.

El 25 de septiembre de 2013 unos 300 familiares de reclusos se manifestaron para exigir la destitución del director del reclusorio, Juan Pablo Roldán Minero, a quien acusaron de confundir la prisión con un campo de concentración militar.

El 7 de noviembre de 2011, en un cateo fueron encontrados dos costales de mariguana, 100 gallos de pelea, 19 presuntas prostitutas, armas punzocortantes y 100 aparatos electrodomésticos.

Mientras, en Monterrey, Nuevo León, un pistolero asesinó la mañana de ayer a Aarón Marcial García, celador del penal de Apodaca, cuando viajaba en el autobús 235 de la ruta Mina-Monterrey, justo cuando el vehículo se encontraba a sólo dos calles del palacio municipal.

 

Un enfrentamiento entre dos grupos de reos en el penal de Las Cruces, en este puerto, dejó un saldo de 28 internos muertos y tres heridos, informó Roberto Álvarez Heredia, vocero de seguridad del gobierno del estado. Elementos de la policía y de la Fiscalía General del Estado, además del Ejército Mexicano y la Policía Federal, tomaron el control del Centro de Reinserción Social (Cereso) y desplegaron vigilancia externa. Señaló que la riña ocurrió en el módulo de seguridad de la prisión, área reservada para presos del orden federal, y se debió a pugnas entre dos grupos por el control del reclusorio. Las primeras imágenes que se divulgaron fueron de cinco presos decapitados en un área común. Álvarez Heredia precisó que se recuperaron cuerpos en el módulo de seguridad del corredor del bloque uno, en el exterior y el interior de la cocina, en el patio del bloque 3 y en la zona de visitas conyugales. Pasadas las 17 horas comenzó el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense. Fuera de la cárcel se concentraron desde las primeras horas de la mañana decenas de personas para exigir información sobre sus familiares internos. La tensión aumentó cuando éstos se enfrentaron con policías antimotines a golpes y patadas. La espera se prolongó más de cinco horas. Pasado el mediodía, familiares de reos derribaron la malla ciclónica que rodea el penal para exigir información sobre las víctimas. Policías estatales antimotines se desplegaron fuera del penal. Los muertos fueron identificados como Bernardo Ruiz Chegot, José Ángel Rivera Gutiérrez, Fortino Roque Muñoz, Edson Morales Orozco, Érika Daniel Serrano Soto, Uriel Mendoza Barrera, Arturo Ponce de la Rosa, Ricardo Reséndiz Hernández, Alberto García Florentino, Cesáreo López Encarnación, César Giovani Núñez Segura, Alberto Tonatiuh Ortiz García, Francisco Guevara Viveros y Miguel Ángel Hernández Bautista. También perecieron Rubén Alcocer Ulloa, Dionisio Choro Simón, René Brayan Campos Andraca, Ramón Petatán Liborio, José Isidro Pérez González, Leonel Radilla Moreno, Eduardo Nava Gutiérrez, Carlos Abel Alvarado Muñoz, Víctor Manuel Campos Mónica, Saúl Barueta Rosas, José Trejo Hernández, Johnatan Martínez Hernández, Jairo Martínez Hernández y Jorge Barrientos Ortega. Prostitución, drogas, gallos de pelea, armas, electrodomésticos… Las constantes en los seis años recientes en el penal de Acapulco han sido violaciones a los derechos humanos, cateos, sobrecupo, protestas, enfrentamientos e impunidad. El 13 de enero de 2017, familiares de Jonathan Aragón Navarrete denunciaron que éste era golpeado y hostigado por grupos que controlan el penal, y que los internos eran extorsionados por otros presos en contubernio con los custodios. El 19 de junio de 2015 la Secretaría de Seguridad Pública estatal informó que durante los primeros seis meses de dicho año fueron decomisados 363 gramos de mariguana, al menos 55 armas punzocortantes y dos teléfonos celulares. El 29 de abril de 2015, familiares de presos se enfrentaron con policías antimotines estatales a pedradas y botellazos fuera del penal. Los civiles exigían el traslado de seis internos que estaban imponiendo un ambiente de terror en la cárcel. En enero de 2014, más de mil policías estatales decomisaron 380 armas punzocortantes, cinco pantallas de plasma, cuatro equipos de sonido y 10 radiograbadoras, entre otros aparatos. El 6 de enero de 2014 tres internos fueron asesinados. El 25 de septiembre de 2013 unos 300 familiares de reclusos se manifestaron para exigir la destitución del director del reclusorio, Juan Pablo Roldán Minero, a quien acusaron de confundir la prisión con un campo de concentración militar. El 7 de noviembre de 2011, en un cateo fueron encontrados dos costales de mariguana, 100 gallos de pelea, 19 presuntas prostitutas, armas punzocortantes y 100 aparatos electrodomésticos. Mientras, en Monterrey, Nuevo León, un pistolero asesinó la mañana de ayer a Aarón Marcial García, celador del penal de Apodaca, cuando viajaba en el autobús 235 de la ruta Mina-Monterrey, justo cuando el vehículo se encontraba a sólo dos calles del palacio municipal. (Con información de Sergio Ocampo y Érick Muñiz, corresponsales) Siguiente Subir al inicio del texto

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *