xalapa
22
Search
Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Rosas rojas, las favoritas de Magaly, la joven asesinada en el Santuario de las Garzas

 

Jefes de manzana y vecinos reprochan que los patrullajes policíacos en las colonias que rodean al Santuario de las Garzas solo se aparecen días después de que matan a alguien. Familiares y vecinos de Magaly Hernández advierten que la policía solo simula patrullar, mientras estas colonias, que carecen de luminarias son nido de malvivientes.

Las rosas rojas eran las flores favoritas de Magaly Hernandez Marin de 19 años, que fue hallada sin vida el día de ayer martes, en el Santuario de las Garzas. Eran rosas rojas, las que hoy se postraban sobre su ataúd donde descansa su cuerpo inerte, en el velorio que su familia con tristeza preparó para ella.

Con Magaly, van ocho mujeres que se han encontrado asesinadas a lo largo de 16 años en esta área verde que conecta al menos cuatro colonias de Xalapa: Lomas del Seminario, el Fovisste, Lomas de San Roque y 9 de abril.

Aproximadamente a un kilómetro del tanque de agua vacío donde fue hallado el cuerpo de Magaly, se encuentra un módulo de la policía estatal que tiene espacios para las cuatrimotos que durante la administración del priista, Javier Duarte de Ochoa fueron asignados para el cuidado y la protección de quienes pasaban diariamente por la zona, en aquel momento se contabilizaban 7 las mujeres asesinadas; hoy que se registra la octava, solo se sabe de la presencia de un vigilante particular, que es pagado por los vecinos y utiliza esas instalaciones para su refugio.

“¿De qué te sirve más seguridad, yo pasó para allá (por el Santuario) y regreso para dejar a mi hijo en la escuela y los policías andan en boxer y en chanclas, con perdón de la palabra: hijos de su puta madre (sic), porque nada más están ellos ahí esperando sus malditos sueldos”, platica la tía de Magaly, quien a pesar de ganar su confianza, luego de acompañarla a dejar una cruz de flores y regar agua bendita al lugar donde su sobrina fue encontrada, prefirió no decirnos su nombre por temor.

“Las mujeres (de los policías) van y se meten ahí con ellos, o sea, por favor”, reprocha. Nos cuenta que hace 15 días en la vereda que cruza por el área verde asaltaron a un adolescente del bachillerato Articulo 3 y a uno de la secundaria 105.

“Les robaron, estando ahí el retén, ¿a qué te gusta?, ¿a 50 metros?”.

La tía, prima hermana de Juan Hernández Marín, papá de Magaly, recuerda que el sueño de su sobrina era ser ingeniero agrónomo. Su familia, estaba consciente del peligro que corresponde vivir en esa zona y transitarla cada día, pues jamás hubo interés de las autoridades en proteger a los ciudadanos y salvaguardar sus vidas.

“No queda más que tomar justicia por su propia mano, al menos si a mí me llegara a pasar algo así, yo sé quién fue, yo hago justicia con mi propia mano, yo sé que voy a estar encerrada toda mi vida pero al menos, voy a estar tranquila”, insiste la tía de Magaly.

“Para el pobre nunca hay justicia, la hay para el que tiene dinero, lamentablemente. Yo no les puedo decir nada, de que hay sospechas, pues sí, fue violentada, por quién, no puedo decirles”, lamenta.

Magaly trabajaba en una heladería ubicada en el Fovisste, a veces se movía a otras sucursales ubicadas en diferentes colonias; sin embargo, para llegar a su trabajo debía atravesar cada día el camino que pasa en medio de las 8 hectáreas que corresponden al Santuario de las Garzas.

Mismo camino, que diariamente cientos de personas, jóvenes, estudiantes, universitarios, madres solteras con niños en los brazos, transcurren durante todo el día, desde muy temprano por la mañana cuando el sol aún no sale hasta que oscurece.

El jefe de manzana de Lomas del Seminario, Manuel Jiménez Flores,  asegura que desde hace siete años, cuando su sobrina Karina Cabrera Ramírez de 17 años, fue hallada muerta en el Santuario, no se había visto movilización policíaca en la zona.

“Aquí solo se preocupan de las personas cuando les pasa algo, yo ahorita acabo de ver que pasaron los agentes y nunca los hemos visto hasta ahorita, desde la otra vez que mataron a mi sobrina vinieron, hasta ahorita regresaron, nunca los hemos visto (…) este monte sirve nada más para encontrar muertos”.

Jiménez Flores, desde su percepción, insiste, que la solución sería poblar el cerro; sin embargo, dice que ni un gobierno “ni PRI, ni PAN” han hecho nada, tienen el Santuario de las Garzas solo por decir que es una área verde”.

Don Manuel, tiene miedo, al igual que sus vecinas de enfrente, y las de la casa de contra esquina, todos ellos se preocupan por sus hijas; en su familia él es padre, tiene 4 hijas y un hijo y abuelo de 5 nietas, pero sabe que nunca han matado a un hombre.

“Está dura la cosa, con nuestras hermanas, hijas, sobrinas, no sabemos a qué hora llegan o si van a regresar. Hay una vigilancia ahí, pero la policía nomas viene a dormir, ahí están, adelante de ellos apareció una muerta y ahorita aparece la otra ahí, y ellos según ahí vigilando”.

Esta mañana, la diputada local Daniela Griego Ceballos del partido de Morena, quién también es vecina de la zona, comentó que no hay ningún operativo especial y desde hace algunos meses el módulo no tiene policías.

“Pero el módulo ya no tiene policía, ya tiene ratito que se quedó sin policía, la única policía que tiene es la particular que cooperamos los vecinos, no hay otra policía fija, está descuidado, no hay alumbrado público, las luminarias no sirven”, explaya la legisladora.

Daniela Griego recuerda que hace unos días los vecinos de este sector oeste de Xalapa acudieron a ellas para realizar gestiones para alumbrado público, sin embargo, en caso de haber respuesta, llegará demasiado tarde, tanto, que el día de hoy velan a Magaly Hernandez, y se registran asaltos, robots a casa-habitación y  de autos diariamente.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *