xalapa
18
Search
Miércoles, 26 de Junio de 2019
  • :
  • :

Sábados en la Ciencia invita a conocer el mundo de los murciélagos

murcielagos

 

Scarlett García Ortiz, alumna de la Maestría en Ecología Tropical del Centro de Investigaciones Tropicales (Citro) de la Universidad Veracruzana (UV), invita a la población en general a asistir el 9 de marzo a la charla “Llamando de noche: la ecolocación en murciélagos”, como parte del programa Sábados en la Ciencia. 

La cita es en el Auditorio “Alfonso Medellín Zenil” del Museo de Antropología de Xalapa (MAX), a las 17:00 horas, y después de la plática habrá un taller cuyo objetivo es que los asistentes disfruten de un avistamiento de los únicos mamíferos voladores, en el área de jardines del recinto. 

La egresada de la Facultad de Biología de la UV expresó su gusto por el estudio de los murciélagos, principalmente de los insectívoros, y confió en que su charla sirva para cambiar la idea que las personas tienen de ellos. 

Al respecto, destacó que en México habitan 139 especies de murciélagos, que representan el 10 por ciento de las que hay en el mundopues en total se reportan alrededor de mil 390, pero únicamente sólo tres tipos son hematófagos, es decir, que chupan sangre. El resto consume néctar, polen, fruta e insectos. 

Por eso es que tienen una gran función dentro del ecosistema, ya que gracias a que comen insectos controlan plagas que afectan las plantaciones de maíz. 

Los insectívoros, por ejemplo, ingieren millones de insectos, “si no existieran estaríamos llenos de palomillas, grillos, escorpiones, arañas”. Otros polinizan plantas del agave y gracias a eso tenemos tequila y mezcal, agregó. 

En Veracruz estos mamíferos se encuentran en todo el territorio. En la zona centro hay alrededor de 43 especies que son con las que ella trabaja, pero en total existen entre 70 u 80. 

También mencionó que junto con las ballenas y los delfines, los murciélagos (que no son ciegos) emplean la ecolocación para ubicarse en el ambiente. 

“Es como si fuesen un pequeño radar que suelta señales o llamados que se van por el aire, chocan con los objetos y rebotan a sus orejas que están adaptadas para recibir este tipo de llamados.” 

De ahí pasan al cerebro y las transforman en una imagen 3D, lo que les da una idea de la ubicación de un obstáculo o de un insecto. 

Por ello, reiteró la invitación para que la población asista a esta plática-taller, donde explicará cómo le hacen para volar de noche. 

Asimismo, a través de detectores podrán escuchar sus llamados y familiarizarse con ellos. 

En cuanto al estudio de estos llamados, resaltó que aún queda mucho por descubrir, pues aparte de usarlos para la búsqueda de alimento, regresar a sus refugios o andar en el ambiente, también tienen una función social que no ha sido muy investigada.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *