xalapa
22
Search
Viernes, 28 de Julio de 2017
  • :
  • :

“Scherezada”, de Rimski-Korsakov, este viernes con la Filarmónica de Boca del Río

Scherezada

“Scherezada” (o “Scheherazade”), la máxima creación sinfónica del maestro ruso Nikolai Rimsky-Korsakov, será presentad por la Orquesta Filarmónica de Boca del Río bajo la dirección de Jorge Mester, en un programa que incluye la obertura para la ópera “Beatriz y Benedicto” del francés Héctor Berlioz y la Sinfonía número 92, conocida como “Oxford” del austriaco Franz Joseph Haydn. Ello se dará este viernes 28 de abril a las 20 horas en el Teatro “Fernando Gutiérrez Barrios”.

“Scherezada” es una conmovedora evocación de un mundo fantástico, un cuento de hadas enmarcado en el Oriente con descripción de festejos opulentos, lujosos palacios y aventuras marinas. Todo ello fue llevado a la música de forma magistral por Rimsky-Korsakov (nacido en 1844 y muerto en 1908), tomando como punto de partida la colección de “Las mil y una noches”, en que se narran las vivencias de una joven mujer casada con un sultán sobre quien pesa una maldición: una vez que tome a una esposa, habrá de darle muerte a la noche siguiente.

Para liberarse de esta terrible expectativa, Scherezada inicia cada noche ante su esposo una narración que deja inconclusa para mantener despierta la curiosidad del gobernante, ante la promesa de concluirla a la noche siguiente. Solo hasta pasadas mil y una noches, logran ambos liberarse de esa condena para vivir felices y sin temores.

Orquesta Filarmónica de Boca del Rio 1

La suite sinfónica “Scherezada” fue terminada por el compositor hacia finales del año 1888. El inicio presenta el bravío tema del sultán Schariar, al que sigue la dulce voz de la esposa condenada a morir. Con un tema pleno en sensualidad (presentado por el violín concertino) la joven mujer inicia sus narraciones con la historia del marinero Simbad, en una fascinante y abrumadora sucesión de oleadas sonoras. Vendrán después la historia del Príncipe Kalendar y el intoxicante pasaje amoroso del Joven Príncipe y la Joven Princesa. El final es uno de los momentos culminantes en toda la literatura musical rusa. Regresa la agitación orquestal, que ahora nos describe un festival en Bagdad, para desembocar en la poderosa descripción de la furia del océano y la imagen del buque de Simbad, que se estrella contra una roca sobre la que se ve una enorme estatua de bronce que representa a un guerrero. Vuelve la calma y la dulce voz de Scherezada, nuevamente presentada por el solo de violín, indica que la maldición se ha disipado.

Cada uno de los cuatro movimientos cuenta con un subtítulo específico y aunque el autor había decidido eliminarlos, por consejo de su colega Anatoly Liadov decidió conservarlos. Hoy han quedado como complemento a la descripción musical y resultan imprescindibles para la cabal compresión de las intenciones programáticas.

Actualmente, esta fascinante partitura se establece como uno de los mejores logros en la prolífica trayectoria de su autor, aunque las dificultades técnicas que le son propias hacen que se le interprete con escasa frecuencia.

Lo anterior se establece como un acontecimiento altamente recomendable y sugerimos tomarlo en cuenta para el esparcimiento cultural familiar de fin de semana. Si usted desea más informes al respecto, por favor llame al teléfono (229) 956 72 50 o acuda en horario de oficina al Teatro “Fernando Gutiérrez Barrios”, que se ubica en Revolución 350, zona Centro de Boca del Río. También puede consultar: www.filarmonicadeboca.org.mx

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *