xalapa
18
Search
Domingo, 31 de Mayo de 2020
  • :
  • :

Se eleva el costo de la canasta básica en Xalapa; desabasto por Covid-19, la probable causa

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Desde el campo hasta los mercados, centrales de abasto de la Capital y súper mercados, los precios de la canasta básica han aumentado de un 20 a 80 por ciento, debido a la contingencia por Coronavirus que desató compras de pánico y escasez en los productos. 

Comerciantes del Mercado Jáuregui han tratado de mantener los precios, sin embargo, ante el aumento se han visto en la necesidad de subir un poco los costos “para salir a mano con las ventas del día”. 

Tras un recorrido por los mercados y súper mercados de Xalapa, la diferencia en los productos es de casi el 50 por ciento y en algunos casos con sus respectivas restricciones. 

En el caso de los súper mercados, el huevo de rancho se encuentra en 60 pesos la docena, en 64 el huevo blanco de la marca de la tienda, de baja calidad, y hasta en 90 pesos el cono de 30 piezas de marca reconocida.

Antes de la contingencia por Coronavirus, un cono de huevo costaba menos de 50 pesos, es decir, aumento hasta en un 80 por ciento. 

En el mercado Jáuregui, el precio del huevo se encuentra en en 75 a 80 pesos, dependiendo el proveedor.

Juan Hernández, locatario de abarrotes, indicó que el precio de frijol ha subido 2 pesos, dependiendo la calidad del mismo, “subió de 26 a 28 pesos”, 

Lo mismo sucedió con el azúcar, de 18 a 20 pesos, “la leche se mantiene en su precio normal, la más barata de 10 pesos hasta de 28 pesos la caja de dos litros. El atún varía, de 14 a 18 pesos”. 

En entrevista, presume que por la pandemia de Coronavirus los precios se puedan elevar aún más por el desabasto de los productos, “hasta ahorita aún no hay -desabasto-, pero tenemos hasta un 50 por ciento de pérdidas”. 

El comerciante prevé que la próxima semana será más difícil para la venta de sus productos. 

“Vamos al día, esperamos que la gente venga a comprar. Podemos aplicar un servicio completo a domicilio con productos de abarrotes, frutas, verduras, carnes, llevar todo junto y valga la pena el viaje”. 

Por otra parte, René Salas Hernández, encargado de la frutería “Hermanos Salas”, señaló que ha tenido bajas en sus ventas de hasta un 40 por ciento.

Esto debido a que algunos de sus clientes son principalmente de restaurantes o fonditas que tuvieron que cerrar o que están trabajando al 50 por ciento de su capacidad como medida preventiva del Covid-19. 

Expuso que el precio del tomate ha disminuido y actualmente maneja tres precios: de 10, 14 y 16 pesos, dependiendo el tamaño, “hace dos semanas estaba hasta en 30 pesos, en las tiendas comerciales supera los 35 pesos”. 

Entre otros precios por kilo destaca el chile, en 20 pesos; limón subió de 12 a 14 pesos, cebolla en 16 pesos; plátano, 15 pesos; naranja, 8 pesos; manzana golden, 35 pesos; papaya, 20 pesos; melón, 25; “la papa está en 15 pesos, pero en las tiendas supera los 20 pesos el kilo”. 

Sin embargo, dijo, el precio del aguacate se elevó de los 42 a 52 pesos, lo mismo con el ajo, que desde enero aumentó de 80 a 120 pesos el kilo. 

Lamentó que la población se deje llevar por información falsa, donde señalan que el mercado Jáuregui está cerrado, “procuramos mantenerlo abierto y a buen precio”. 

Ante la contingencia por Coronavirus, señaló que mantienen las reglas impuestas por la Secretaría de Salud, como el lavado frecuente de manos, uso de cubre bocas y aplicación de alcohol en gel. 

En el caso del pollo, Zaira García, encargada de la pollería “Yami”, indicó que el precio se elevó durante la penúltima última semana de marzo,, “se había mantenido el precio, pero ha subido 2 pesos por kilo, actualmente vale 31.50 pesos”.

Explicó que durante la temporada de Semana Santa es común que el precio del pollo se eleve, sin embargo, presumió que este bajaría debido a las malas ventas, que se suman a la crisis por la contingencia de salud pública de Coronavirus. 

Esto ha ocasionado hasta un 50 por ciento ciento de pérdidas económicas. 

“Tratamos que la gente venga a los mercados, seguimos laborando, estamos en el día a día, hay quienes dependen de nosotros y estamos aquí para apoyar a la persona que nos viene a comprar, como a la que está trabajando”. 

Puntualizó que el precio del pollo viene desde las granjas, que no paran labores de producción y no pueden dejar de parar, el desabasto del mismo generaría aún más el costo del producto. “El precio viene desde la granja, luego el rastro y por último a nosotros”. 

“Estamos tratando de mantener los precios, pero es imposible. No salimos ni a la mano, es muy poca la ganancia, prácticamente lo estamos haciendo para sobrevivir”, agregó. 

Un pollo entero tiene un costo aproximado de 80 pesos; destacado varía el precio. 

La pieza de pechuga s encuentra en  40 pesos; 10, pesos la pierna; 4 pesos cada ala de pollo; un huacal, en 3.50 pesos. 

“Se trata de dar más o menos precio, pero la gente se está llevando solo el huesito, la maciza es la que no, porque recurrieron a las compras de pánico y no tienen dinero para sustentar la comida del día a día”, concluyó. 

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *