xalapa
22
Search
Jueves, 24 de Agosto de 2017
  • :
  • :

Seis ciudades mexicanas están en la lista de las más peligrosas del mundo, revela The Economist

captura-de-pantalla-2017-07-29-a-las-14-24-22

 

La cocaína se cultiva principalmente en América del Sur y se trafica con el mercado más grande del mundo, Estados Unidos, a través de Centroamérica y el Caribe. Las rutas terrestres se originan principalmente en Colombia, y pasan por las pequeñas naciones de El Salvador, Honduras y Guatemala antes de atravesar México, explicó un artículo de la revista “The Economist”.

Por eso no es de extrañar que América Latina siga siendo la región más violenta del mundo que no esté en guerra. Según datos del Instituto Igarapé, un grupo brasileño de estudios sociales, 43 de las 50 ciudades con más asesinatos del mundo el año pasado y ocho de los diez primeros países se encuentran en América Latina y el Caribe. Los conflictos entre pandillas, la corrupción y las instituciones públicas débiles contribuyen a los altos niveles de violencia en toda la región.

La cumbre del ranking no ha cambiado. En 2015 y 2016, El Salvador fue el país más violento del mundo, y su capital, San Salvador, fue la ciudad con más muertes. Sin embargo, los números más recientes representan una ligera mejoría: la tasa nacional cayó de 103 muertes por 100.000 personas en 2015 a 91 el año pasado y San Salvador de 190 a 137.

La mayoría de los analistas atribuyen esta reducción en la cifra a la mayor acción represiva de las fuerzas de seguridad gubernamentales, aunque las políticas contra la delincuencia no hacen mucho para resolver las causas subyacentes de la violencia de las pandillas.

Una tendencia descendente similar es evidente en la vecina Honduras: San Pedro Sula, que durante años llevaba la corona no deseada como la ciudad más asesina del mundo, ahora ocupa el tercer lugar. Sin embargo, los aumentos en la violencia en los países de Centroamérica sugieren que las políticas anti-pandillas son meramente redistribuir los asesinatos geográficamente en lugar de prevenirlos.

Acapulco, una ciudad balnearia en la costa del Pacífico mexicano, registró 108 homicidios por cada 100 mil personas el año pasado, colocándolo en segundo lugar detrás de San Salvador. Eso refleja la tendencia nacional: la tasa global de México aumentó de 14.1 asesinatos por cada 100.000 personas a 17. Esa cifra es casi igual al anterior pico violento de las guerras de drogas en México, en 2011. Como resultado, seis ciudades mexicanas se encuentran entre las primeras 50, tres más que lo hizo un año antes. Y no hay evidencia de que el escenario cambie en 2017. El número de asesinatos en México durante los dos primeros meses de 2017 es el más alto de enero y febrero desde que comenzaron los registros.

El centro de la lista está dominado por Brasil: el segundo mayor consumidor mundial de cocaína es el hogar de la mitad de todas las ciudades del ranking. Esto queda reflejado básicamente por su gran población. Durante el año pasado, la violencia ha cambiado de lugar a lugar dentro del país: la tasa de homicidios ha caído en las ciudades más grandes, pero ha aumentado en las más pequeñas.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *