xalapa
18
Search
Lunes, 21 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Siguen los asaltos y abusos de taxistas

01 TAXI

Usuarios de este medio de transporte se ven obligados a soportar insultos e incluso agresiones físicas por parte de los choferes. FOTO: CAROL SUÁREZ.

Los asaltos, abusos y malos tratos de taxistas a usuarios continúan a pesar de las constantes quejas públicas que se han realizado al respecto sin que se tenga certeza de las sanciones o castigos que se implementan para frenar esta situación

Me estaba ya bajando del taxi cuando me grita: pinche vieja muerta de hambre

-Usuaria

La señora Janeth Venegas acusó que su familia ha sido víctima de dos actos deshonestos de taxistas en menos de una semana.

Su cuñado fue asaltado por dos hombres en días pasados cuando al abordar un taxi  en una zona céntrica de la ciudad el taxista permitió la subida de otro individuo en el asiento del copiloto.

No pasaron ni cinco minutos cuando el individuo que se había subido después sacó una navaja para pedirle al joven que le entregara su mochila, cartera, llaves de su casa, celular y hasta la chamarra que llevaba puesta.

El taxista fue cómplice del robo. Pocas cuadras después lo dejaron ir. Cabe mencionar que el joven continúa asustado por la situación y teme que al tener en su posesión las llaves de su casa, sus identificaciones y su teléfono celular realicen algún tipo de ataque en su contra por lo que no se ha atrevido a denunciar y se mantiene aún en el anonimato.

Un día después, Janeth abordó cerca de su casa el taxi número 420 y le pidió que la llevara al Teatro del Estado. De manera grosera el conductor le advirtió que le cobraría 35 pesos (cuando la tarifa en esa distancia es de 25 pesos) y le dijo “y a la mala gana te llevo”.

Al escuchar esto ella decidió bajar de la unidad reclamando al taxista haberla hecho subir si es que no quería trabajar ese día.

“Me estaba ya bajando del taxi cuando me grita: pinche vieja muerta de hambre, y se arrancó pero yo todavía no terminaba de bajarme, casi se lleva mis pies entre las llantas y hasta se fue con la puerta abierta”.

Ella decidió interponer su queja ante la dirección de transporte público, donde le dijeron que el conductor de la unidad será llamado en algunos días junto al propietario de la unidad y será después cuando le indiquen de qué forma podría ser sancionado.

“Mejor que ya no lo dejen trabajar porque es un tipo nefasto, de todos modos no quería trabajar y el taxi iba apestoso a cigarro, esa no es la forma de prestar un servicio”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *