xalapa
22
Search
Miércoles, 18 de Julio de 2018
  • :
  • :

TEJAV ya dio entrada a 418 demandas en este 2018 para su análisis y posterior resolución

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

El Tribunal Estatal de Justicia Administrativa de Veracruz (TEJAV) ya ha asignado expediente a 418 demandas, relacionadas principalmente con el incumplimiento de pago, pago de pensiones, demandas por infracciones de tránsito, despidos de policías –tanto de la SSP como de la FGE-, incumplimiento de contratos administrativos, relacionados con las adquisiciones y la obra pública, así como quejas por multas impuestas por autoridades estatales.

El Presidente del TEJAV, Pedro García Montañez asegura que con el rezago judicial administrativo que dejó el extinto Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TECA), cada magistrado del nuevo tribunal ya tiene asignado “en promedio” 600 expedientes.

“Estamos trabajando duro, a buen paso, paso firme, pero no hay carga humana y del servicio público que nos hubiera permitido desahogar tal carga de trabajo en estos seis meses, por eso tuvimos que pedir una prórroga de 180 días ,autorizada en mayo, para emitir resolutivos y que probablemente en algunos casos tendríamos que extenderla otro lapso más (otros 90 más, para completar 180)”, explicó García Montañez.

En entrevista con Crónica de Xalapa, el magistrado Pedro García expone que en el proceso de entrega-recepción que hicieron en enero pasado recibieron 2 mil, 975 expedientes, los cuales tienen que ser atendidos en tiempo y forma por apenas 71 empleados jurisdiccionales y 37 administrativos, en apenas 4 Salas Unitarias, ya sin el apoyo –repara- de las Salas Regionales de Tuxpan y Coatzacoalcos.

Con la polémica encima, de que medios de comunicación criticaron la prórroga jurisdiccional que solicitó el TEJAV, más la queja de empresarios (sobre todo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación) de que sus demandas no están “siendo atendidas”, García Montañez ataja que entiende “la inquietud” de los empresarios, sin embargo, soslaya que del total de demandas y expedientes, apenas un “5% o 6% corresponden” al sector empresarial.

“Mismos que habrán de atenderse en la misma jerarquización en la que van llegando los expedientes en este 2018, así sea una queja por una infracción de tránsito o una demanda por un impago de 60 millones de pesos”.

El magistrado, García admite que “casi no es de dar entrevistas” a la prensa, pero hoy quiso aclarar que ni el TEJAV “está detenido”, ni mucho menos “digan que no hemos resuelto un solo caso”.

Soslaya que el TEJAV hoy ha adquirido la dualidad de atender el rezago del extinto TECA, pero también concentrado en los expedientes 2018, por lo que la prórroga publicada en la Gaceta Oficial del Estado fue por “asuntos técnico-jurídicos” y no por incompetencia, indiferencia jurisdiccional o por faltas a la atribución legal del nuevo tribunal.

El magistrado detalló que ahora por la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción para Veracruz, los cuatro magistrados tienen que dar resolutivos en primera y segunda instancia, lo cual implica una natural carga de trabajo y un tiempo jurídico y de recurso humano considerable.

“Conocemos primera y segunda instancia, pero además tenemos una triple cachucha (sic) porque conocemos de faltas administrativas (gubernamentales) de las consideradas graves. Es una tarea titánica”, soslaya Montañez.

Aprovechando el espacio en prensa, Pedro García ataja “lo que se escucha en los medios” sobre el “presupuesto alto” del TEJAV de 93 y medio millón de pesos “por debajo del Tribunal Electoral”, explica y justifica que tuvieron que adquirir mobiliario nuevo, insumos, integrar la plantilla de personal, adquirir equipos de cómputo para poder trabajar, así como contemplar los servicios personales y los gastos del mantenimiento del nuevo Tribunal.

En cuanto al salario de cada uno de los cuatro magistrados del TEJAV ronda los 130 mil pesos, “un salario con criterio a la baja” –defiende-, si se compara con el de otros togados de otros tribunales que rondan los 150 mil pesos mensuales.

“Nuestras primeras reuniones de trabajo eran en el Toks –restaurante de clase media-, y ahí empezamos a trabajar en nuestro reglamento interno, en la contratación del personal jurisdiccional, administrativo y demás, es decir comenzamos de cero, pero hoy, puedo decir que vamos caminando muy bien”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *