xalapa
22
Search
Martes, 19 de Junio de 2018
  • :
  • :

Tienen que responder con hechos, increpan familiares de desparecidos a candidatos

Foto: Carol Suárez

Foto: Carol Suárez

Miriam Judith González Sheridan, del Partido Nueva Alianza, y Cuitláhuac García Jiménez, de la coalición “Juntos Haremos Historia”, no esperaban dicha reacción maternal. Su cara escurrida lo decía todo.

“Todo lo que han decomisado de todos los funcionarios corruptos, que desaparecieron a nuestros hijos, deben de emplearlo en eso, no en campañas, si no para que aparezcan nuestros hijos”, gritaba Esperanza Hernández a los cuatro candidatos a la gubernatura de Veracruz.
La madre de Xóchitl Celeste Castañeda Hernández, quien desapareció desde el 5 de febrero de 2013 en Xalapa, interrumpió el conversatorio entre familiares de desparecidos y los candidatos a gobernador.
Sin necesidad de un micrófono para que fuese escuchada, se levantó de su asiento. Tomó la lona con la fotografía de su hija y alzó la voz en el pequeño recinto.
“Cinco años llorando por mi hija y todos los demás compañeros tienen seis o siete años llorando, ¿saben qué cosa es cuando un hijo desaparece?, la vida nos la cambian vilmente a todos”, refutaba la integrante del Grupo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz.
Los políticos que buscan suceder al actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares quedaron atónitos.
Miriam Judith González Sheridan, del Partido Nueva Alianza, y Cuitláhuac García Jiménez, de la coalición “Juntos Haremos Historia”, no esperaban dicha reacción maternal. Su cara escurrida lo decía todo.
Mientras que José Francisco Yunes Zorilla, de la alianza “Por un Veracruz Mejor”, y Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato de la coalición “Por un Veracruz Mejor”, sólo prestaban más atención a lo que la mujer externaba.
Cruzado de brazos, Yunes Márquez, hijo del mandatario estatal, miraba con detenimiento a la quejosa. Yunes Zorrilla permanecía estático.
La moderadora del conversatorio, Mayra Ledesma Arronte intentaba que no se saliera de control el encuentro entre la parte agraviada y quienes buscan el mayor cargo político en la entidad. Dejó que Esperanza Hernández se desahogara.

¡YA ESTUVO SUAVE!

En menos de dos minutos, la madre de la desparecida sentenciaba a los candidatos.
“Yo creo que es justo que se comprometan con firmas, que todos los recursos que han decomisado sean para la búsqueda de nuestros hijos. Nosotros confiamos en ustedes, el que llegue tiene que hacerlo, cuenten con nuestro voto, pero también tienen que respondernos con hechos”.
A un extremo del salón, se encontraba Lucía de los Ángeles Díaz Genao, integrante del Colectivo Solecito Veracruz, quien apoyaba a Esperanza con gestos y aplausos.
Las demás madres, padres y demás familiares de desaparecidos se unían al reclamo.
“Ya estuvo suave que llega un gobierno y en campaña nos promete y nos promete, cuando llega se olvida de lo que nos prometió, de lo que según nos iban a ayudar, eso queremos ahora”, exclamaba doña Esperanza, en tono molesto.
En el lugar había decenas de familiares de desaparecidos. No todos pudieron estar presentes.
A sus costados, estaban sentados algunos diputados locales. Entre ellos, Zenyazen Escobar García, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y María Josefina Gamboa Torales, del (Partido Acción Nacional).

FIRMA COMPROMISO

De propuestas, sólo destacaba la de Yunes Márquez y Cuitláhuac García, quienes lideran las encuestas en primer y segundo lugar, respectivamente.
El hijo del Gobernador prometía vender las propiedades de exduartistas recuperadas, para destinar el dinero a la identificación de restos humanos. Incluso, el panista pondría en venta el rancho “La Cartuja”, propiedad del extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita.
Mientras que el discípulo del candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, proponía usar los 50 millones de pesos que los funcionarios gastan en viáticos, para la búsqueda de los desparecidos.
Algunos presentes se pusieron de pie y aplaudieron al morenista, quien posee más de 13 propiedades -casas y terrenos- en los municipios de Córdoba, Medellín y cuatro en Boca del Río, con un valor superior a los 60 millones de pesos.
Esa información fue proporcionada por su contrincante July Sheridan en el primer debate del Organismo Público Local Electoral (OPLE).
En el encuentro con familiares de desparecidos, Sheridan ya se había provocado el llanto, como una estrategia para causar sentimiento a las madres que han sufrido por dicho motivo.
Pepe Yunes Zorrilla pasó desapercibido. Al finalizar el conversatorio, una persona que se identificó como reportero de Misantla hizo una transmisión en vivo. Portaba un chaleco color caqui donde se leía ”informante.mx.
Se acercó al candidato priista y ecologista. Lo abrazó y le juró fidelidad, usando la frase: “yo estoy con Pepe”, varias veces.
Los cuatro candidatos firmaron un documento que los compromete a cumplir sus propuestas en caso de resultar ganadores en la eleccion del próximo 1 de julio. Después, se tomaron la fotografía del recuerdo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *