xalapa
18
Search
Domingo, 21 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Transparencia 3.0: Despidos no justificados

Naldy RodríguezCon trece años de laborar en el ayuntamiento de Xalapa, Álvaro fue despedido una semana después de que llegó la nueva administración municipal. Ni siquiera revisaron su currículum, el proyecto de trabajo que tenía en las manos, ni los resultados que había dado en su carrera como servidor público. Él es el sostén de su casa con tres hijos en edad escolar.

El procedimiento administrativo tampoco fue el idóneo, ni las formas de comunicar el cese laboral. Sí, era trabajador de confianza, pero a poco no tiene derechos.

Dice una jurisprudencia de 2006 que “del primer párrafo del artículo 185 de la Ley Federal del Trabajo, se deduce que tratándose de la relación laboral entre el patrón y un trabajador de confianza, el legislador estableció, en favor del primero, la posibilidad de rescindir el contrato de trabajo respectivo, sin responsabilidad de su parte, si existe un motivo razonable de pérdida de la confianza del trabajador, aun cuando sea distinto de las causas de rescisión previstas por el artículo 47 de la ley laboral.

Aquí y en otros tantos casos como en el extinto Tribunal Contencioso Administrativo, convertido en una simulación de tribunal “anticorrupción” con cargos “regalados” e impuestos, no existen motivos razonables para el despido. No hay análisis de puestos, indicadores de desempeño y como bien sabemos serán reemplazados por amigos y, peor aún, por familiares, incurriendo así en nepotismo. Este organismo tenía casi 100 trabajadores de confianza a los cuales les informaron que les pagarán hasta el 31 de enero

Dicen los que saben en materia laboral que “no obstante que el trabajador se haya desempeñado con la categoría de confianza y que no goce de la estabilidad en el empleo, debe examinarse el despido alegado para determinar la procedencia”.

En la administración del priista Javier Duarte de Ochoa se dieron decenas de despidos injustificados y también promovieron el retiro “voluntario”. Al menos 60 de esos trabajadores lograron que se les dicte una resolución definitiva a su favor, que ordena su reinstalación, pago de salarios caídos y prestaciones, pero la administración del panista Miguel Ángel Yunes, sin contar que a su llegada también sacaron a cientos de personas. Y hoy lo hace Morena en el ayuntamiento xalapeño… Parece que no es una cuestión de partidos, sino de abuso en el poder.

A las autoridades se les olvida que hay hay consecuencias en el incumplimiento de sentencias de amparo y laudos laborales en México como ha establecido la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la sentencia 198/2016 sometida al pleno el 15 de junio de 2017. En un hecho histórico, ordenaron el arresto del ex alcalde de  Nacajuca, Tabasco, y de todos los integrantes de su cabildo por el adeudo que se negaron a cubrir desde el año 2014, a pesar de existir una sentencia a favor de los empleados municipales por parte de un juzgado de distrito.

Los primeros comentarios que llegan sobre los despidos con el cambio de administraciones en el servicio público es que son movimientos “normales”. ¿Por qué avalamos las irregularidades?, ¿por qué no nos solidarizamos con el prójimo?, ¿por qué algunos parecieran disfrutar con respuestas como: Te tocó?

Estamos tan acostumbrados a lo malo, a las cosas mal hechas, a los abusos de la autoridad, que “normalizamos” estas acciones, mientras no afecte nuestra esfera familiar o personal.

Parece que somos una sociedad “primitiva” que no ha evolucionado en los últimos 100 años, como lo conceptualizó hace un par de días Don Rubén Pabello Rojas, un hombre sabio con quien me gusta analizar los temas de actualidad porque siempre tiene las palabras adecuadas y la razón por delante.

 

***

 

“Si los políticos personalistas quieren asegurar un triunfo honrado y benéfico para la patria, deben procurar y trabajar porque sus respectivos candidato acepten y hagan suyos los pedidos nacionales”.

Hoy vigente el pensamiento escrito por Carlos Trejo L. Tejeda allá por el año 1903, publicado en El Dictamen, el tercer periódico más antiguo de Latinoamérica y se encuentra en Veracruz.

 

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *