xalapa
18
Search
Jueves, 23 de Mayo de 2019
  • :
  • :

Transparencia 3.0: Las vacas y la jauría

Naldy RodríguezEn una plaza rodeada de árboles, con una gran estatua al centro, una jauría esta devorando a un hombre”. Los perros sacudían los miembros para “arrancar al hueso la carne desgarrada con los dientes”. La escena fue observada por la mujer del médico entre decenas de ciegos, en el relato de  ficción de José Saramago publicado en 1995.

Sí, en “Ensayo sobre la ceguera” expone lo más primitivo de las personas con tal de sobrevivir, pero al final deja ver una luz de esperanza en la sociedad. Mantiene la fe.

Apenas este lunes, decenas de personas observaron  una jauría que se abalanzó  sobre un tráiler que trasportaba ganado en pie y con desorden e irracionalidad acabaron con las vacas.

Tras sufrir un accidente entre Ciudad Isla y Cosamaloapan, el tractocamión fue abordado por la horda. En pequeños y grandes grupos, con palos y machetes en mano, golpearon salvajemente a las reses hasta matarlas y destazarlas. Ocurrió sobre la autopista y a un costado, sin que nadie intentara evitarlo.

En el mejor de los casos, lazaron y hostigaron a los semovientes para robárselos. “Jálala duro!” y “¡Eh, vaca! Gritaban. También sonaba el machete cuando golpeaban y cortaban la carne. Y por si fuera poco, a unos metros yacía el cuerpo de un migrante en la carretera, quien murió en el accidente carretero.

Millones más observaron la furia de la manada a través del celular, la pantalla del ordenador o de la televisión. El video con una duración demenos de dos minutos se viralizó en las redes sociales en unas cuantas horas y se replicó en medios de comunicación locales  y nacionales.

Con anterioridad, y de manera más constanteen Veracruz, ya se habían registrado actos de rapiña: de cerveza, azúcar, despensas, queso, productos de limpieza, pero no había queda tan expuesta la naturaleza de la jauría humana.

Los “rapiñeros” se han convertido ya en un problema para empresarios y transportistas, afecta su economía, sus rutas y operatividad. También expone la violencia y la barbarie en un territorio que urge pacificar.

“Las calles están llenas de ciegos que andan buscando algo que se coma”, bien dice Saramago.

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *