xalapa
22
Search
Jueves, 24 de Agosto de 2017
  • :
  • :

“Un besito más”: La canción que Jesse & Joy le dedican a los hijos de padres deportados

jesse & joy

 

Los niños estadounidenses hijos de padres deportados enfrentan serios “desafíos emocionales” debido a la separación forzada, que tendrán “consecuencias devastadoras” no sólo para ellos sino para toda la familia, es uno de los tantos informes relacionados con la niñez sin adopción, sin padres ni madres.

Mucho tendrá que pasar para que se entienda que tanto la guerra del Narco aquí como los problemas de migración en los Estados Unidos están dejando miles de niños huérfanos. Son ellos las principales víctimas y según un reporte de 2013 del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), de 1998 hasta 2007 se habían deportado a más de 100.000 inmigrantes padres de hijos estadounidenses. Y en 2011, esa cifra llegó a poco más de 46.500 padres deportados, mayormente de México, Guatemala y Honduras.

Sólo el año pasado 5,100 de esos niños fueron dados en adopción a otras familias, pero ¿qué pasa cuando tú tienes una familia y debes ser dado a otra para que se haga cargo de tu educación y alimentación?

Ese drama le tocó a Jesse & Joy, los hermanos que en el nuevo disco habían hecho un tema llamado Un besito más, dedicado a su padre, que ya murió. La dulzura y la sensibilidad de este dúo, que llevan las dos nacionalidades (mexicano y estadounidense), iba a hacer éxito esta canción, pero las experiencias de los migrantes le hicieron ganar sustancia y ahora es un tema que tiene grandes resonancias.

 

 

“El tema se lo escribimos a nuestro papi, que en paz descanse. Ya era para nosotros un tema simbólico, un tema representativo. De pronto cambió la historia cuando una persona nos dijo que era una canción que le dedicaba a alguien que perdió, pero no por la muerte, sino por la distancia. Eso nos hizo como clic, ahora sentimos esa responsabilidad”, dice Joy.

Sé que la luna cuando sale el sol se va,

que la dalia mas hermosa del jardín se seca.  

Sé que el inverno mas eterno ha de acabar.

y las huellas en la arena con el mar se irán.

Sé que no querías marcharte,

sé que te querías quedar.

Donde estés un día iré a visitarte,

sólo guárdame un besito más.

Sé que el destino ya lo tiene escrito dios,

que fortuna fue vivido entre los dos, amor.

Sé que no querías marcharte,

sé que te querías quedar.

Donde estés un día iré a visitarte,

sólo guárdame un besito más.

La letra dice muchas cosas y uno no puede pensar en tantos niños huérfanos de un lado al otro lado del océano. “Esta palabra desapego que muchas veces desconocemos, esos niños que crecen dentro de un grupo de valores integrados, aunque su familia sea disfuncional, crecen con un sentido de familia y de pronto, cualquier pequeñez detona algo raro y tremendo para todos ellos”, dice Joy.

“Los niños ciudadanos enfrentan la amenaza no sólo de perder a sus padres pero también a sus hermanos o hermanas mayores que son quienes habitualmente los cuidan en caso de ausencia de los padres. La pérdida de los padres por deportación es penosa. La pérdida de los hermanos es devastadora”, dice un informe.

“No pueden irse con sus padres, tienen una sola nacionalidad, ni con sus tutores, pierden todo lazo familiar”, interviene Jesse.

Ambos se reunieron con Simon Brand, un videasta y cineasta con gran experiencia en la música para grabar un video que lo estrenaron en Phoenix, en la conferencia anual del Consejo Nacional de La Raza, la mayor organización latinoamericana de derechos civiles y defensa en los Estados Unidos.

“Con Trump se destaparon más las cosas, pero no cambió nada sustancial”, dice Simon Brand.

“El problema existe hace muchos años atrás, los procedimientos son iguales. Es un problema de migración de mucho tiempo en el mundo”, apunta Joy.

“Usamos la canción dedicada a nuestro papá, quedó completamente congruente, ya pasó a ser de este plano, de la realidad, quisimos llevarla mucho más allá de nuestra música y nos conmueve que con nuestra canción generemos más conciencia acerca de lo que pasa con los migrantes”, concluye Jesse.

 

Tomado de Sin Embargo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *