xalapa
18
Search
Viernes, 22 de Marzo de 2019
  • :
  • :

Vinculan a Infonavit en corrupción con desarrolladoras

22235518-92A7-4798-943E-C3F3FE782BA7Casas Geo, Carpín y Homex son algunas de las constructoras que han incurrido en omisiones y han defraudado a los trabajadores que adquieren su vivienda mediante los créditos otorgados por el Infonavit.

Más de diez mil quejas han sido presentadas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por la venta de casas en fraccionamientos que carecen de servicios básicos.
Esta problemática ha crecido en la entidad veracruzana. Las quejas se han contabilizado durante los últimos tres sexenios presidenciales de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.
Diversas empresas desarrolladoras han operado en contubernio con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).
Casas Geo, Carpín y Homex son algunas de las constructoras que han incurrido en dichas omisiones y han defraudado a los trabajadores que adquieren su vivienda mediante los créditos otorgados por el Infonavit.
Varios casos de Veracruz, Boca del Río, Medellín de Bravo y Xalapa se han hecho públicos.
La gente se ha visto en la necesidad de manifestarse y salir a las calles para exigir servicios como agua potable, luz, drenaje, pavimentación, alumbrado público y seguridad.
De acuerdo con Evirilio Tamariz Pimentel, dirigente estatal de la agrupación Sentimientos de la Nación, las casas carecen de calidad y la gente las adquiere bajo las condiciones del Infonavit.
“La calidad se ha venido perdiendo, aunado al abuso por parte de Infonavit, que debe revisarse ya su manual de operación que es obsoleto, que es arcaico, que es abusivo”.
INFONAVIT, UN NEGOCIO
A su juicio, el nuevo gobierno de la “Cuarta Transformación”, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene que revisar la operación del Infonavit y realizar los cambios que sean necesarios para que éste cumpla con el sentido social para el cual fue creado.
“Ahora son negocios, son inmobiliarias, no son institutos de beneficio a la población como lo manda el artículo 4º Constitucional, que todo mexicano tiene derecho a una vivienda digna y decorosa, los gobiernos tienen la obligación de darles facilidades para ello”.
Los trabajadores, cuando adquieren una casa por un crédito del Infonavit, deben pagar por guarniciones, banquetas, electrificación y toda la infraestructura, además del costo de la vivienda.
“Al parecer aquí los estamos comprometiendo (a los trabajadores), los estamos endeudando, los estamos endrogando. Ellos (Infonavit) hablan de miles de viviendas que construyen en el estado de Veracruz y miles más en toda la República, pero no son miles de viviendas, son miles de deudas, que le van propinando a las familias trabajadoras de este país”.
En ese sentido, el Infonavit se “enriquece” por los intereses moratorios que se han ido heredando de generación en generación.
“Son costos muy altos los que tiene que pagar. Los intereses se van generando de generación en generación, el padre de familia tiene que heredar la deuda a los hijos y a los nietos, para que puedan sacar adelante la vivienda, misma vivienda que es unifamiliar, se habla de papá, mamá y uno o dos hijos, no pueden caber mas ahí, porque son casas minúsculas”.
Ademas, el Infonavit pareciera carecer de un área dedicada a la vigilancia o la supervisión de obras.
“No le permiten a los municipios o los ayuntamientos ejercer ese derecho que deben de tener desde el momento en que empiezan a construir, debe haber una supervisión que fuera ajena para evitar cualquier tipo de mafia, ajena al Infonavit y a la constructora”.
CASAS GEO, LA MÁS PROTEGIDA
Por su parte, Francisco Carmona Oliveros, presidente del Grupo Impulsor de Desarrollo Social, revela que
Casas Geo fue la empresa más protegida durante los gobiernos mencionados.
“Veracruz es una muestra de la corrupción tan grande que se daba de los asentamientos humanos y necesidad de vivienda de mucha gente”.
En el puerto de Veracruz, Casas Geo construyó unos diez fraccionamientos y todos tienen el “común denominador” de que carecen de calidad.
“No cuentan con los servicios básicos, los titulares de los créditos no han tenido eco, no hay alguna autoridad que los agarre bien”.
Se habla de una colusión entre las autoridades que daban las licencias y tenían la obligación de revisar que se contara con los servicios de aplicar un crédito.
“Estamos hablando de tres sexenios de corrupción”, menciona el entrevistado sobre los trabajadores que dicen haber sido defraudados.
“A veces son derechos que ya no se pueden reivindicar, son derechos perdidos, son actos que el único pagador de toda esta maldad es el beneficiario, el trabajador que con mucho esfuerzo cotiza y que a veces me quitan más de la mitad de su salario para una casa que ni tiene agua, ni tiene luz, se está cuarteando, que no fue funcional”, añade.
Resulta necesario que sean revisados los expedientes, que sancionen a quienes resulten responsables de actos de corrupción en los procesos y que sean eliminados los intereses crediticios.
“Casas Geo, su papá fue Vicente Fox Quesada y su mamá el poder tras el poder. Si hubiera ganado otro presidente lo vemos difícil, pero ahora que ganó Andrés Manuel abandera las causas de la justicia, del no robar, de no engañar, de no mentir, de reivindicar derechos de los más desprotegidos, de primero los pobres es como le hacemos el llamado para que se sensibilice el tema de éstas constructoras defraudadoras”.
CONTRATOS LEONINOS
Carmona Oliveros considera que Casas Geo debe ser sancionada por contribuir al empobrecimiento de los mexicanos.
“Casas Geo inundó de más miseria y pobreza porque no tener una casa digna, una vivienda digna, es pobreza, es miseria, entonces Casas Geo fue uno de los que contribuyó directamente al empobrecimiento de la vida del mexicano”.
Y es que una casa sencilla costaba unos 370 mil pesos, la más económica; sin embargo, por los intereses “exagerados”, los trabajadores pagaban hasta 3 millones de pesos.
El entrevistado refiere que se trataba de contratos leoninos por parte del Infonavit, pues descontaban al trabajador semanalmente la mitad de su salario.
Cabe recordar que en este tipo de contratos se pacta que todas las ganancias sean para uno o algunos de los socios y todas las pérdidas para los demás.
“No fue una ayuda, fue una idea de mentes perversas de seguir dañando al mexicano en su economía y al sector portuario del puerto de Veracruz le pega directamente porque hay créditos imparables con casas de pésima calidad y que todavía se ven acosados por los despachos de cobranza que los acosan y acaban por perder el bien malo y el dineral que les siguen descontando”, agrega el Presidente del Grupo Impulsor de Desarrollo Social.
El pasado 27 de febrero, Carolina Morales y otros pobladores del fraccionamiento Hacienda Sotavento del puerto de Veracruz protestaron en la delegación del Infonavit.
Reclamaron que se presionara a la constructora Casas Geo, para que cumpliera su responsabilidad y otorgara los servicios básicos al fraccionamiento, ubicado a un costado del aeropuerto “Heriberto Jara Corona”.
SE DESLINDAN AYUNTAMIENTOS
Afuera del Infonavit, la mujer indicó que unas 50 viviendas carecían de agua potable, luz, drenaje, calles pavimentadas, seguridad y alumbrado público.
“Somos aproximadamente 40, algunos van a otro lugar y otros venimos aquí al Infonavit. Hay agua por ratos, pero la mayoría del tiempo no hay nada”.
La gente se ha tenido que organizar para contratar pipas y poder abastecer de agua el fraccionamiento.
Los quejosos acusaron que el Infonavit fue cómplice de la constructora, al permitir la venta de casas sin que contaran con los servicios básicos.
Y es que las viviendas han permanecido en esas condiciones desde hace diez años.
Los quejosos han acudido al ayuntamiento de Veracruz para solicitar su intervención; sin embargo, no han recibido una respuesta favorable.
“Venimos a exigir nuestro derecho ciudadano, el derecho a los servicios básicos, hemos acudido al gobierno municipal. Hacemos responsable al Infonavit porque ha sido cómplice en la venta y no verificar que tuviéramos servicios básicos”, añadió Carolina Morales.
BANCARROTA DE HOMEX
En Xalapa, ocurrió algo similar. Al menos mil 500 familias fueron defraudadas en el fraccionamiento Lomas de Santa Fe, mejor conocido como Homex, pues les vendieron viviendas sin servicios básicos.
El lugar se encuentra cerca del fraccionamiento Lomas del Sumidero y la colonia Las Torres.
El problema más grave ha sido la falta de energía eléctrica.
Cabe recordar que en 2014, la empresa Homex se declaró en bancarrota y dejó a millones de familias en el desamparo por la carencia de alumbrado público, drenaje, agua potable y espacios públicos sin mantenimiento.
Con ello, la empresa no se hizo responsable de sus obligaciones, afectando a sus clientes en todo el país.
OMISIONES DE CARPÍN
En el fraccionamiento Villas Arco Sur, ubicado en la Reserva Territorial de Xalapa, las casas fueron construidas con materiales “chafas”.
Desde 2017, los vecinos comenzaron a quejarse por las grietas en sus techos. La constructora Carpín había empleado materiales que se deterioraron en menos de tres años.
Las villas habían sido construidas para alojar a los deportistas que participarían en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014.
Sin embargo, fueron abandonadas en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, al carecer de recursos para su equipamiento.
Carpín, a través de “Convives”, una organización encargada de impulsar la nueva cultura de convivencia enfoque de sustentabilidad social, obliga a los vecinos a pagar una mensualidad para brindar los servicios básicos, situación que nunca fue planteada cuando las personas compraron.
Los servicios nunca fueron municipalizados, porque los vecinos eran obligados a pagar por los mismos.
Es por ello, que se ha hecho un exhorto al presidente Andrés Manuel López Obrador para que haya una revisión puntual de la operación de estas empresas en contubernio con el Infonavit, donde los únicos afectados han sido los ciudadanos.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *