xalapa
18
Search
Jueves, 06 de Agosto de 2020
  • :
  • :

Xalapa, a contrarreloj para la cuarentena por Coronavirus

Foto: Noé Zavaleta

Foto: Noé Zavaleta

Hay mucha prisa aquí, prisa por irse, prisa por llegar. La Central de Autobuses de Xalapa (CAXA) registra movimientos constantes, salidas a Ciudad de México, Veracruz, Coatzacoalcos y Puebla principalmente. Los destinos vacacionales de Acapulco, Oaxaca y Cancún se han desplomado. Fila larga, para transferencias y cancelaciones, fila larga para documentar equipaje. Mucho silencio, todos con un rostro que refleja prisa, ansiedad, ofuscación…prisa por irse. El altoparlante anunciando las próximas salidas con una voz femenina es lo único que rompe la monotonía del lugar.

“Ayer hubo más movimiento (jueves), hoy ya empezó a bajar. Creemos que el domingo esto se desploma”, confiesa un despachador de ventanilla ADO quien con la mirada ubica y conmina al usuario a que se unte gel antibacterial. En las ventanillas aledañas solo se escucha: “Deme el próximo a México tapo”, “quiero adelantar mi boleto a Coatzacoalcos, sí yo pago la diferencia (de venta anticipada)”.

En el módulo de Mi Escape -módulo de la empresa aliada de ADO para vender paquetes vacacionales de hotel, tours y transportes- la empleada se aburre horrores. En media hora, ni un solo cliente. La muchacha tez morena, pelo ensortijado se divierte en el celular y en coquetear con dos perros de raza pequeña encerrados en sus respectivas transportadoras.

En las afueras de la central de autobuses, taxistas se pelean la clientela. Los precios se han incrementado un quince por ciento. Ir a la colonia Zapata cuesta 60 pesos e ir al Sumidero 65 pesos. Los ruleteros les explican a los usuarios la discrecionalidad del alza: “Esto el fin de semana se viene en picada, hay que aprovechar hoy”.

Foto: Noé Zavaleta

Foto: Noé Zavaleta

En la explanada de CAXA para aquellos que temen viajar en un autobús lleno por aquello de la propagación del Coronavirus. Hay la modalidad de taxi privado al puerto de Veracruz o Boca del Río por mil 200, mil 700 a Orizaba. O lo de siempre 250 pesos por persona si se quiere viajar en modo colectivo a la zona conurbada. Taxistas que -obvio-, operan sin permiso oficial, pero que tiene el extraoficial, que viene siendo el importante.

En la avenida 20 de noviembre es palpable la disminución del tráfico vehicular. Son las tres treinta de la tarde de un viernes y se puede circular con fluidez hacía El Tejar, pero también hacía la carretera Lázaro Cárdenas. Increíblemente el trayecto al centro histórico de Xalapa se logra en quince minutos.

En Xalapeños Ilustres, un jardinero con azadón al hombro y una pequeña podadora naranja va tocando de residencia en residencia, tiene la esperanza de limpiar un jardín y sacar el sustento de los próximos tres días. Toca un timbre, toca otro y no tiene éxito. En la última residencia, ubicada casi esquina con 20 de noviembre le abre una empleada doméstica, de forma cortes, le indica que sus servicios no serán requeridos en está ocasión. Con la cabeza agachada, el jardinero enfila hacía la colonia 2 de abril, antes que caiga la tarde buscará trabajo en los alrededores de Casa Veracruz.

El zócalo aún luce con densidad poblacional, de acuerdo con las autoridades gubernamentales a partir de hoy se empezarán a endurecer las medidas de aislamiento y sana distancia. Amas de casa bajan a toda prisa con su despensa de Chedraui para subirla a un taxi.

En Palacio de Gobierno, la alta y baja burocracia sale y entra del inmueble gubernamental con normalidad. Hay bajas sensibles, en las secretarias de ahí y en las oficinas desconcentradas en la periferia de la ciudad, adultos mayores y mujeres embazadas ya fueron enviados a descansar a sus casas y a reportarse a la oficina “tentativamente” el próximo 17 de abril. “Siempre y cuando ya haya pasado la contingencia sanitaria”, les dijeron sus jefes inmediatos.

Foto: Noé Zavaleta

Foto: Noé Zavaleta

En Veracruz al día de hoy hay cuatro casos confirmados de Covid-19 por la Secretaría de Salud de Veracruz, quien a través de la Dirección de Vigilancia Epidemiológica expuso que ya fueron descartados 26 casos sospechosos de Coronavirus, pero que hay otros 24 en “análisis”.

Los casos que ya fueron confirmados, son dos en Boca del Río, uno en el Puerto de Veracruz y uno más en Ixtaczoquitlán, por ello, ya varías dependencias gubernamentales decidieron bajar la cortina laboral “tentativamente” hasta el próximo 17 de abril.

Ayer el Organismo Público Local Electoral (OPLE) decidió sesionar de manera extraordinaria para suspender labores a partir de este viernes por la tarde; un día antes decidieron lo mismo el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa y el Tribunal Electoral de Veracruz.

El Poder Judicial del Estado (PJE) decidió lo mismo, pero desde el pasado martes. Actualmente solo continúan laborando las guardias de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Protección Civil, algunas áreas del Ayuntamiento de Xalapa y dependencias como la Fiscalía General del Estado (FGE) y el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA).

Ante el descenso del ejercito laboral burocrático y la suspensión de clases, desde hoy ya se pueden observar camiones del servicio urbano semivacíos. En la parada ubicada una cuadra debajo del Parque Juárez se observa pasar con apenas tres, cinco, siete pasajeros a los microbuses que conducen hacía Monte Magno, Caxa, Las Trancas, La Pradera, Pipila, Murillo Vidal, El Mercado Rotonda y la combi que conduce a la vieja estación de Ferrocarril.

En cada autobús, los pasajeros toman su distancia, fácilmente cada usuario puede adueñarse de un espacio de seis asientos, sin invadir el espectro del otro. Es el anuncio previo y nítido de que la sociedad xalapeña ya empieza a hacer caso de las recomendaciones gubernamentales y ya optó por guardarse en su casa.

En la parte baja del Parque Juárez, cerca de la culebra municipal que inauguró hace varios años la exalcaldesa, Elizabet Morales, una pareja de jóvenes estudiantes se besa con frenesí. Desafía las recomendaciones sanitarias: Se tocan la cara, se restriegan los cuerpos, se besan como Romeo y Julieta, intercambian secreciones, salivas y bacterias de forma constante. Alguien sensato, tendría que buscar interrumpirlos de forma breve y no abrupta, para decirles: “Disfrútenlo muchachos, la cuarentena apenas empieza”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *