xalapa
22
Search
Domingo, 22 de Abril de 2018
  • :
  • :

Xalapa, una Sodoma y Gomorra

Foto: Carol Suárez

Foto: Carol Suárez

Siete sujetos golpeaban a una sexoservidora afuera de la cantina “El Texano”, cuando el profesor Juan Pablo Montes Jiménez salía de la gasolinera.

La mujer, bañada en sangre, quedó tendida en el piso. El señor, de unos 50 años, se acercó. La defendió.
Eran las cinco de la madrugada del pasado 17 de marzo, el personal encargado de la seguridad en el bar violentaba brutalmente a la mujer. Le propinaba patadas y puñetazos. Abusaba de su fuerza.
“De viernes para sábado Xalapa era Sodoma y Gomorra -ciudades consideradas del pecado, según el Antiguo Testamento de la Biblia-, universitarios, alcohol, policías por todos lados”, relata el profesor del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca (COBAO), quien había viajado a la capital del estado por un asunto personal.
La calle Isauro Acosta está en pleno centro de Xalapa, entre Francisco Javier Clavijero y la avenida 20 de Noviembre. La gasolinera se encuentra a unos metros del burdel.
Un hombre fue asesinado a balazos, el 20 de julio de 2017, afuera de ese centro nocturno. Los homicidas huyeron.
El catedrático de preparatoria iba a bordo de su vehículo Honda, tipo Fit, con su familia. Después de cargar gasolina, dio vuelta a la izquierda.
Al frente, un taxi se le cerró y bloqueó el paso. Atrás, una camioneta hizo lo mismo.

JUSTICIERO

“Siete individuos de seguridad del antro Texano estaban golpeando a una muchacha que se dedica a la prostitución. Yo por metiche, por justiciero, les dije: ¡déjenla!. La tenían bañada en sangre”, narra.
Juan Pablo intervino para evitar que la lesionaran de gravedad. De pronto, quienes la azotaban, lo rodearon.
Pusieron una navaja en su garganta y amenazaron con degollarlo si no les entregaba sus pertenencias.
“Me di cuenta que eran de baja monta porque no había pistola. En mi barrio estamos acostumbrados a esto”.
Creció en el barrio de Tepito, Ciudad de México, considerado uno de los más peligrosos e inseguros, hasta hace unos años.
El académico levantó las manos. Les dijo que llevaba tres mil pesos en efectivo y un teléfono celular Samsung 6.
“Me burlé de ellos, porque así somos en un barrio bravo, que no quiero decir su nombre”.
Para distraerlos, aventó lejos su cartera en una dirección y su móvil en otra.
“Les dije que no me quitaran mi credencial de elector porque iba a votar por López Obrador. Me dijeron que no me burlara y me picaron más con el filo, pero al aventar el dinero se distrajeron, me di la vuelta y fuga”, relata.
Montes Jiménez estudió en Xalapa, en la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana (UV), generación 1979-1984.
Posteriormente, salió de la entidad para laborar en Oaxaca. Después de muchos años, regresó y fue asaltado.
“Soy un ciudadano que creció aquí (Xalapa), pagado por un barrio, hoy tengo estudios académicos”, refiere el catedrático oaxaqueño.

GRITOS DE IMPOTENCIA

La víctima coloca sus manos sobre la cabeza y grita de impotencia cuando recuerda lo sucedido.
Porta una camisa blanca, tipo manta, pero marca Levi’s. Un cinturón de piel -elaborado por artesanos- sostiene su pantalón de mezclilla y una pequeña bolsa donde lleva su navaja y otras pertenencias.
Muestra su vieja y despintada identificación del COBAO. Apenas si puede leerse el nombre de la escuela y apreciarse su fotografía.
La sostiene con su mano derecha. Sus uñas están largas, negras, sucias. Pareciera no haberse dado un baño en días.
Se quedó sin dinero para alimentos. Tampoco puede pagar hospedaje. Unas de sus tarjetas no tienen fondos y otras están desactivadas. No tiene familia aquí.
Enseña su cartera. No tiene billetes, sólo credenciales y tarjetas de presentación o bancarias por el momento inservibles.
No le apena su situación, pero “muere de rabia”. Cree que Xalapa ahora es más insegura que su barrio natal: Tepito.
“Yo pregunto: qué le hicieron a mi Xalapa, la Atenas Veracruzana, la de los viernes de la Orquesta Sinfónica, del teatro la caja, del Juanote, culto, increíble”.

ODISEA PARA INTERPONER DENUNCIA

El afectado padeció las trabas para interponer una denuncia en Veracruz. Se encontró a un marino, quien lo asesoró un poco al respecto.
Juan acudió al Cuartel San José de esta ciudad, localizado frente al mercado “Alcalde y García”, mejor conocido como San José. No lo atendieron.
Posteriormente, visitó la Torre de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), ubicada en la esquina de las calles Ignacio Zaragoza y Leandro Valle, a un costado de Palacio de Gobierno. Le dijeron que allí no se interponían denuncias.
Lo mandaron a las oficinas de la Fiscalía General del Estado (FGE), en la avenida Arco Sur, donde finalmente pudo concretar el trámite correspondiente, después de una serie de trabas.
La Unidad Integral de Procuración de Justicia Distrito Décimo Primero abrió la carpeta de investigación UIPJ/DXI/2º/1434/2018.
“Fue una odisea, desde la hora del asalto empecé a buscar la manera de hacer la denuncia. Me encontré a un marino en la calle, fui a la policia estatal, asesorado por el marino y me dijeron que ahí no se ponía la denuncia, que se ponía en la fiscalía en Arco Sur. Cuando yo estudié aquí no había Arco Sur, yo pensé que Arco Sur era un arco”, comenta Juan Pablo.
Le pidieron sacar copias de su credencial para votar. Personal de la FGE carecía de una fotocopiadora para ello. Tuvo que viajar al centro de la ciudad y posteriormente regresar a Arco Sur.
“Llega mucha gente a denunciar una extorsión o un fraude. Cualquier ciudadano se cansaría. Te piden copias de tu credencial de elector, pero no hay copiadoras, solamente una cafetería cerrada, ni hay de comer. Me vine buscando, llegué al centro, saqué mis copias y regresé”.

116 ASALTOS

La Fiscalía General del Estado, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, inició averiguaciones previas o abrió carpetas de investigación por 116 asaltos: 86 robos a transeúntes en la vía pública y 30 robos a transeúnte en espacios abiertos al público.
De los 86, 72 robos a transeúntes fueron con violencia y 14 sin violencia.
Además, 19 de los robos a transeúnte en espacios abiertos al público fueron violentos y 11 no.
Dicha situación incrementó en comparación con enero del año pasado, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).
Pues en el segundo mes (enero) de este bienio se registraron 107 robos a transeúntes con violencia.
El alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, ha considerado “necesario” el regreso de la Gendarmería Nacional a la capital del estado.
Sin embargo, hay quienes creen más viable que entre en vigor la policía municipal.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *