xalapa
22
Search
Viernes, 17 de Agosto de 2018
  • :
  • :

“Yo te di la vida, pero tú le diste sentido a la mía”, suplican madres aparezcan sus hijos

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Un año más se cumple desde que dejaron de recibir los abrazos, los regalos, las salidas al cine, las comidas en familia y las llamadas de felicitaciones.

“Yo estaría intensamente feliz abrazándolo, besándolo con todos mis hijos juntos como año tras año que nos sentamos a comer, a charlar, hacer bromas”.

Es el caso de Sara González Rodríguez, quien lleva ocho años buscando a su hijo Ivanhoe Mass González, desaparecido desde el pasado 14 de marzo del 2010 en Boca del Río.

“Hoy es un día muy cruel para mí, porque desde la madrugada me felicitan mis hijos y no recibí su llamada otra vez”, expresa entre palabras entrecortadas que reflejan la angustia y el dolor por desconocer su paradero.

Como madre, Sara Rodríguez la acobija la esperanza, la ilusión y mantiene firme la lucha en buscar a su hijo y vuelvan a ella las risas y el brillo de sus ojos que se opacaron desde su desaparición, “tengo más hijos, pero me falta uno y con ese uno que me falta, creo no es un día para festejar”.

Con ella la acompaña uno de sus hijos y decenas de mujeres y niños que buscan a sus familiares. Marchan desde la avenida Xalapa al Centro Histórico de la Capital.

A su paso, hacen una parada en el Monumento a la Madre, ubicado en la avenida Manuel Ávila Camacho donde tapizaron con imágenes los rostros de aquellos hombres y mujeres que no volvieron a su hogar, “sigo en esa incógnita de que si está vivo o está muerto, no sabemos y eso es lo peor que podemos sentir como madres”.

Desde la desaparición de Ivanhoe Mass, emprendió una lucha hasta ahora incansable, donde se sumaron decenas de mujeres, madres, esposas, hermanas, quienes han sufrido la desaparición de un familiar y fundaron el Colectivo por La Paz Xalapa.

En 2010, fue el último año en la administración gubernamental del priísta Fidel Herrera Beltrán, donde la violencia se recrudeció en la entidad Veracruzana por el cambio gubernamental y la disputa de los cárteles del narcotráfico, que -sin temerla ni deberla- desaparecieron y ejecutaron personas al por mayor para tomar el dominio de “la plaza”.

“Como Dios nos de a entender, vamos a buscarlos”

Maurilia Cruz Contreras lleva buscando por más de seis años a su hijo, quien fue visto por última vez a las afueras de un centro nocturno del bulevar Lázaro Cárdenas el 20 de abril del 2012, donde presuntamente fue abordado por tres sujetos.

Se trata de Jorge Antonio Torres Cruz, “para mí tiene 42 años, porque para mí, mi hijo todavía vive”, clama la mujer sosteniendo una fotografía de su hijo.

Torres Cruz manejaba el taxi 6192, quien la noche del 19 de abril del 2012 acudió a casa de su madre a cenar, “la chamba está muy floja mamá, voy a salir un rato para sacar lo de la cuenta”, expresó la afligida mujer al asegurar que apenas tenía un mes que había agarrado el taxi.

Su hijo estudio la licenciatura de biología, pero la crisis económica se agravó al no encontrar trabajo, orillándolo a manejar el taxi para llevar el sustento a casa.

“Nos dijeron que no pusiéramos nuestra demanda hasta que pasaran las 72 horas y que si teníamos fotografías que no las fuéramos a poner a ningún lado (…) y pues uno obedece porque le meten miedo y aquí están las consecuencias”, reclama la mujer con voz eufórica.

Opinó que las autoridades no investigan nada, al afirmar que son muchas las personas que están desaparecidas, “no dan respuesta de nada, ¿Cuándo vamos a tener una buena respuesta, si ellos son los mismos puercos (sic) que se llevaron a nuestros seres queridos?Sabrá Dios dónde los tengan”.

Cruz Contreras recordó que en los años que lleva buscando a su hijo, solo “tres o cuatro” personas han aparecido, “y somos como setenta familias, en algunos casos tienen hasta cuatro personas desaparecidas”.

Como un ataque fulminante al corazón expresó que son días muy tristes y difíciles, “el 10 de Mayo no tenemos nada que celebrar, siempre nos falta nuestro corazón que es nuestro ser querido”.

En Veracruz no sabemos diferenciar la muerte con la vida

En lo que va de la administración del perredista-panista Miguel Ángel Yunes Linares, se han integrado al Colectivo por La Paz Xalapa diez familias que han sufrido la desaparición de alguno de sus integrantes.

La vocera del Colectivo Sara González, expuso que existen 50 nuevos casos de desapariciones que están próximos a denunciarse ante la Fiscalía General de Veracruz.

“Son 35 casos de un municipio y 15 de otro. Estamos en la mejor disposición de apoyarles, porque esto se debe de hacer cuanto antes”.

Dijo que existen casos de años atrás que no fueron denunciados por intimidaciones de los propios agentes de los ministerios públicos y que han perdido el miedo y han decidido interponer la denuncia.

“Fueron amenazados por las mismas autoridades donde iban a denunciar, les dijeron que no hicieran nada porque les podía ir peor, que hasta ellos (los familiares) pudieran desaparecer”.

Lamentó que aún existe ese “vicio” en qué quienes toman la denuncia intimidan a los familiares de las víctimas con la finalidad de no hacer su trabajo, “así están acostumbrados”.

“Lo hacen por no querer trabajar, es lo que han venido haciendo, ese es el problema y rezago que tenemos de la no búsqueda, investigación y seguimiento. No se los dan como debe de ser”.

Aseguró que estos servidores público no fueron o no han sido denunciados, por temor a represalias y sobre todo, porque “entre ellos mismos se cubren”.

“Se quedan con la intimidación porque es la realidad, no le hacen nada, los cambian de puestos y lo vimos con Gilberto Aguirre Garza -hoy imputado por desaparición forzada- él sabía de muchas cosas y no hizo nada, lo negó siempre”, expresó.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *