15 C
Xalapa

A través del Bazar Clandestino, mujeres xalapeñas generan ingresos

Si bien la pandemia actual provoco el cierre de negocios, bajas ventas y pérdidas de empleos, también ha representado un reto para el emprendimiento y son las mujeres quienes buscan en su mayoría, alternativas para generar ingresos

«Ahorita con esta situación de la pandemia, que a todos nos ha pegado bastante fuerte, esto ha sido un medio para ir sobrellevando esta situación», afirmó Blanca Estela Martínez, emprendedora xalapeña

En tanto que Paola Rivera, dijo: «Debido a la contingencia nos quedamos sin empleo y empezamos a generar algo ya en casa, propio. Todos nuestros productos son ciento por ciento caseros. Tenemos servicio a domicilio».

«Este negocio surgió a raíz de la pandemia. Siempre me he dedicado a vender, pero no había incursionado en este mercado», dijo Adriana Reyes.

Venta de alimentos, ropa, accesorios, cosméticos o productos naturistas, son algunos de estos ejemplos y para potenciar su venta.

En Xalapa surgió la iniciativa a través de Zazil Reyes quien ideó el Bazar Clandestino con la venta presencial que congregó a 15 emprendedoras ante lo cual dijo:

«Esta pandemia nos dejó una gran lección a todas y a todos, yo creo que es cuando las mujeres sacan la fortaleza y dijimos vamos a emprender. Tal vez tuve que cerrar mi negocio y ahora voy a buscar otra forma de generar y reactivar la economía. Eso es lo que estamos viendo y no sólo en este Bazar Clandestino, si no en diferentes redes sociales, que las mujeres son las que están tomando el poder».

«Las mujeres siempre hemos sido como que más luchonas, más entregadas con la responsabilidad familiar. Estamos viendo que el comercio ha apoyado mucho en cuanto a recuperar ese ingreso, pero también ir conociendo otros mercados», dijo Patricia Rangel Peña.

«Hemos visto la importancia inmensa de apoyarnos entre todos. Entre mujeres hombres, pero principalmente darse cuenta que las mujeres son las que están moviendo gran parte de la economía de aquí, ahora sí que local», afirmó la chef Elsa Morales.

Algunos sectores comerciales por el contrario se beneficiaron al aumentar actividades para mitigar los efectos del confinamiento como el deporte.

«Mucha gente que no hacía deporte antes, en este momento, por canalizar ansiedades, actividades que no hacían antes lo está haciendo ahora. Ha impulsado a mucha gente que no conocía los deportes, que no le interesaba el deporte a hacerlo», dijo Rocío Paola Sánchez, vendedora de ropa deportiva.

Durante el fin de semana el Bazar Clandestino promovió la economía local y proyectó la cultura del emprendimiento como alternativa económica.

Tomado de MÁS NOTICIAS

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,244FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA