22.5 C
Xalapa

“Amañada y maquillada” la Cuenta Pública 2013, se queja el PAN

-

alberto150115SesiónLegislatura7734JulenRementería
FOTO: FABIÁN DELGADO.

El resumen de la Cuenta Pública 2013 arroja “inconsistencias”, “datos poco creíbles” y “comprobaciones insólitas” en varios entes fiscalizables, lo que despierta –se queja el diputado panista, Julen Rementería- sospechas certezas de que el ORFIS ayudó a “maquillar” desvíos de recursos de Ayuntamientos y dependencias ligadas al PRI y al gobierno de Javier Duarte

A una semana de que el Órgano de Fiscalización (Orfis) entregó el informe de la Cuenta Pública 2013 con un presunto daño patrimonial cercano a los 800 millones de pesos, distribuido en 69 de 212 Ayuntamientos y en 2 entidades del gobierno de Javier Duarte de 17 posibles, el diputado local panista, Julen Rementería del Puerto asegura que en un “desglose” somero de la fiscalización se advierte de auditorías “amañadas”, estados contables “maquillados” y una evidente “protección” para los funcionarios de Duarte que están por contender a un cargo de elección popular.

Al entregar una copia del resumen de la Cuenta Pública 2013, el panista advierte que en los montos determinados en “fase de comprobación”, tan solo los municipios presentaban daños por mil 941 millones, 367 mil, 421 pesos, mientras que los entes estatales tenían un daño determinado de tres mil 162 millones, 800 mil pesos.

“El auditor, externo o interno de cada Ayuntamiento y del gobierno del Estado tendrían que ser muy zonzos, por no decir penitentes (sic), para que, en mayo presentaran un daño con una cantidad y cuando llegaran los auditores y los despachos del ORFIS, al cabo de las semanas puedan solventar todo y dejar en ceros. Sin un peso de desvió, ni una sola observación, lo que antes era visto como presunto daño patrimonial”, expresa Rementería.

“Son dependencias que estuvieron inmersas en el escándalo. En Sedesol, fue el asunto de los mapaches electorales en el 2013, que derivó en la remoción del secretario de Sefiplan, en Salud, su titular Juan Antonio (Nemi Dib), presentó denuncias penales por desvió de recursos, SSP y SEV venían de dictámenes negativos por parte de la ASF (Auditoria Superior de la Federación) por el mal ejercicio de los recursos federales”.

Julen Rementería expone que el “daño terminado” en las dependencias de gobierno de Javier Duarte en la Fase de Comprobación alcanzaba los 3 mil, 162 millones, 800 mil pesos, sin embargo, se logró solventar antes del “pliego de observaciones” 2 mil, 415 millones, 304 mil pesos y durante el “pliego” se aminoró, el presunto daño a 267 millones, 919 mil pesos.

“No es imposible, solventar con documentos, devolviendo el recurso, presentando datos técnicos de la obra esa cantidad de dinero, pero es ilógico, que en ese resarcimiento, las dependencias como Sedesol, Salud y Educación, queden sin una sola, una sola observación”.

Rementería fustigó que en el informe de resultados de la Cuenta Pública 2013, el ORFIS solo entregó los datos duros y una estadística final, no una prueba aleatoria del desarrollo de las auditorias: “Si esto fuera un partido de fútbol, los diputados lo vimos afuera del estadio, parados en la banqueta, nos muestran un resultado final, en donde no sabemos que tanto ayudo el árbitro, situación que es más que evidente”.

La oficina de Javier Duarte que quedó en medio del ojo del huracán en el informe de resultados fue la extinta Secretaria de Comunicaciones (Secom) –hoy Secretaria de Infraestructura y Obras Públicas (Siop)- pues su Cuenta Pública 2013 arrojó obras inconclusas, depósito de recursos para infraestructura que no ha sido concluidos, compra de equipo de telecomunicaciones no inventariada y tramos carreteros declarados como entregados y no terminados, así como fallas técnicas en obras.

Lo que redundó en un “presunto daño patrimonial” por el monto de  267 millones 919 mil 686 pesos, en el que se incluye al Fideicomiso Público irrevocable para el puente Coatzacoalcos.

En el 2013, la Secretaría de Comunicaciones tuvo como titulares al hoy diputado local, Raúl Zarrabal Ferat (quien fungió de enero al 12 de marzo), al empresario restaurantero, Francisco Valencia García (del 13 de marzo al 11 de agosto) y al actual secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón (del 12 de agosto hasta hace unos días).