21.4 C
Xalapa

Autoridades argentinas advierten sobre el COVID en velorio de Maradona; se espera un millón de personas

El velatorio de Diego Armando Maradona, quién murió hoy a los 60 años, será velado el día de mañana en el recibidor de la Casa Rosada, residencia oficial del presidente de Argentina.

El Gobierno prevé que asistirán a la despida un millón de personas en plena pandemia por el coronavirus, y los expertos consultados por La Nación Argentina, aconsejan la implementación de un protocolo con los lineamientos principales para minimizar los riesgos de contagio.

Se espera que se fijen carpas sanitarias y cordones de seguridad para ordenar a la multitud. La idea oficial es que la gente acceda a la plaza a través de Avenida de Mayo y que ingrese a la sede de gobierno por Balcarce 50, para despedirse en la capilla que se montará en el primer salón del edificio. Luego todos circularán y se retirarán por Balcarce 25. No se descarta que la ceremonia se extienda por dos días. La inédita iniciativa gubernamental se da mientras en el país aún siguen vigentes restricciones a la circulación, incluido el cierre de casi todas las escuelas.

“Hay que tener en cuenta que los velatorios están restringidos, porque se ha visto tanto en Argentina como en Estados Unidos que son lugares de transmisión de Covid-19. Si de repente allí hay un superpropagador puede causar un desastre, porque puede infectar a una gran cantidad de gente. Por eso, lo primero que habría que tener en cuenta es que se pueda hacer en un espacio al aire libre, señala el infectólogo Eduardo López, que integra el comité de expertos del Gobierno.

“También habría que pensar en un acceso por grupos, donde se utilice una fila, respetando los dos metros de distanciamiento social. La gente pasa, mira y no se detiene, porque lo que hay que tratar de evitar a toda costa es el hacinamiento de gente, donde el principal riesgo que hay en una situación como esta es la transmisión aérea. Es más, incluso hay que pensar que los dos metros requeridos pueden llegar a romperse en este tipo de escenario, pero si no se llega al concepto de contacto estrecho se corre al menos con una ventaja. El contacto estrecho es aquel individuo que está durante más de 15 minutos sin distanciamiento social”, continuó López.

Siempre que sea posible, sugieren los especialistas, se debería disponer de distintos puntos de entrada y salida, con la finalidad de reducir y minimizar el aglomeramiento de personas. Además, y tal como exigen los protocolos vigentes para la realización de las distintas actividades que hoy están permitidas, sólo deben concurrir aquellas personas que no presenten síntomas o que no sean contacto estrecho de un caso de Covid-19 confirmado y activo. Las personas que pertenecen a grupos de riesgo tampoco deben participar del acto velatorio. En los ingresos, como marcan las medidas de seguridad vigentes, debe tomarse la temperatura a todas las personas que participen de la actividad, y no podrán ingresar al establecimiento los que registren una temperatura que sea de 37.5 centígrados o más.

Grupos de riesgo

Para Lenin de Janon Quevedo, director de la carrera de Medicina (UCA), profesor adjunto de Bioética y médico de UTI del Hospital Francisco Santojanni, el velatorio de Maradona encierra una paradoja compleja de resolver. “Se trata de una situación difícil, pero es cierto que hay que buscar y ofrecer alguna solución. Se trata de rendirle homenaje a una persona muy querida por los argentinos, idolatrada. Y desde ese punto de vista es un evento natural y humano. Pero también estamos en un contexto de pandemia, y hay suficiente evidencia de que las aglomeraciones, como puede suceder en un evento de este tipo, son lugares en los que se produce una súper difusión del virus, que puede tener resultados muy desfavorables. No se necesita que muchas personas estén contagiadas para provocar un desastre, coincide de Janon Quevedo. Basta con una sola persona que esté contagiada para que el virus se esparza de una manera inusitada”.

Frente a este escenario, los expertos explican que no solo hay que limitar el daño, con la puesta en práctica de las medidas redactadas en los protocolos, sino que también es necesaria la prevención. “Por eso es fundamental que las personas que están dentro de los grupos de riesgo no asistan”, refuerza De Janon Quevedo.

Como parte de las acciones contempladas, también mencionan la necesidad de disponer en los accesos al lugar del evento de un felpudo o trapo de piso embebido en la solución desinfectante con la que la institución cuente. Al ingreso y previo al uso de las instalaciones, los asistentes deberán higienizarse las manos con alcohol en gel, y debe ser obligatorio el uso de tapabocas durante todo el tiempo, que cubra boca, nariz y mentón, tanto del personal de la institución donde se realice el velatorio como de los que asistan al lugar.

TOMADO DE EL UNIVERSAL

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,253FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA