Search
Sabado, 19 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Barandal

LUIS VELÁZQUEZ

•Malandros contra Sagarpa
•Pretenden imponer cuotas
•Ataques al gobierno federal

PASAMANO: Desde hace varios sexenios, los candidatos priistas a gobernador de Veracruz han repetido el mismo estribillo, el siguiente: Ha sonado la hora del norte de Veracruz… Y, bueno, cada sexenio ha significado una burla, una estafa, una jalada tal cantaleta porque nunca, jamás, ha sido en efecto tal cual… Incluso, ni siquiera con Patricio Chirinos Caleros, quien deseó nacer en Pánuco; pero las circunstancias de la vida lo llevaron a nacer en San Luis Potosí… Es más, el duartismo mostró una señal en diciembre, 2010, de tal forma que el arranque del sexenio fue el anuncio de la autopista de Tuxpan a Tampico; pero casi cuatro años después resulta que sólo abrieron 200 metros y de plano la obra pública ha sido rescatada por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que la incorporó a su ambicioso programa de infraestructura… Es más, la violencia en Veracruz entró en el Fidelismo por el norte de Veracruz, donde los municipios registraron las primeras víctimas, fuego cruzado, muertos, secuestrados, desaparecidos y ejecutados, lo que todavía hoy perdura… Es más, en el tercer año de gobierno, 2013, los carteles accionaron el gatillo de las R-15 en contra de tres autobuses de pasajeros en la carretera de Tempoal a Pánuco, lo que constituyó un antecedente de los malandros en contra de unidades de pasajeros en la república… Lo anterior, pues, viene a colación por lo siguiente… En el norte de Veracruz la violencia anda tan canija, tan canija, tan canija que de plano los carteles han amenazado de muerte y establecido cuotas a los Centros de Apoyo de Desarrollo Rural de la SAGARPA, de tal modo que viven y trabajan con un alma en un hilo, con la vida prendida de alfileres, temerosos los jefes y los empleados de que un día a los malosos se les vaya un tiro…

BALAUSTRADAS: Por ejemplo, de acuerdo con el reporte, los malandros han saqueado los Centros de Apoyo en las cabeceras municipales de Pueblo Viejo y Tantoyuca, allí donde predomina el cacicazgo de Joaquín “El chapito” Guzmán, diputado local, señor de horca y cuchillo, dueño del pueblo… Y no obstante su poderío económico, social, político, policiaco y hasta eclesiástico, pues los sacerdotes están bajo su control, la delegación federal de la SAGARPA ha sido objeto y sujeto de los malosos… En todo caso, digamos, tal pudiera explicarse, en ningún momento, justificarse, a partir de que en el sexenio de Felipe Calderón, el coordinador de Oportunidades de la SEDESOL federal, a cargo en Veracruz del panista Abel Cuevas Melo, Miguel Ángel Yunes Márquez, fue asaltado en varias ocasiones, en que los malosos se llevaron el dinero de los salarios de los burócratas… Y eso que “El chapito” es uña y carne de los Yunes azules… Y, bueno, si tales acciones han ocurrido en Tantoyuca, con más razón en el caso de las cuotas que los malandros han cobrado y/o han intentado establecer a las oficinas de la SAGARPA… Es más, hasta donde se sabe si se sabe bien, el asunto ha sido reportado a la secretaría de Seguridad Pública y a la Agencia de Investigaciones, y la respuesta ha sido la misma que en otras latitudes de Veracruz… Es decir, el pitorreo, el cómprense un perrito, el pongan un candado, en adquieran sensores eléctricos, el tomamos nota, el vamos a investigar, en tengan fe… Y ni hablar, de continuar así a la SAGARPA Veracruz solo quedará contratar unos policías privados y/o de plano integrar unas guardias comunitarias con los productores para defender los recursos federales…

ESCALERAS: En otras latitudes geográficas del país, la violencia observó el siguiente proceso… 1) Fuego cruzado entre carteles… 2) Secuestros y crímenes de malandros de parte y parte… 3) Cooptación de policías por parte de los señores de la droga… 4) Asesinatos de civiles para presionar a las autoridades… 5) Alianzas entre políticos y carteles… 6) Los carteles financiando campañas de candidatos a un puesto de elección popular… 7) Atracos a las oficinas de gobierno de todos los niveles… Y, bueno, tal ha sido de igual manera el proceso en Veracruz, hasta llegar como ahora con el caso de las oficinas de la SAGARPA en el norte de la tierra jarocha… Y es que cuando ni siquiera las dependencias oficiales escapan a la avalancha de la violencia se entiende como un mal fario, un mal karma, para el Estado de Derecho… Pero más aún, la plenitud del Estado Fallido ante la eficacia y eficiencia con que operan la delincuencia organizada y también la delincuencia común… Solo se espera que el delegado federal de la SAGARPA, ingeniero Marco Antonio Torres Hernández, exdiputado federal (por cierto, el gran cabildero de los Juegos Centroamericanos en Colombia a la mitad del fidelismo) haya establecido un plan de acción para blindar las oficinas en el norte de Veracruz con el delegado de la secretaría de Gobernación, Alberto Amador Leal, pues si se atiene a la Secretaría de Seguridad Pública y la AVI, sin ninguna duda los carteles seguirán fastidiando…

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *