14.5 C
Xalapa

Barandal

LUIS VELÁZQUEZ

•PRI en riesgo por hartazgo social
•Mal le irá con duartista candidato
•Inaceptable derrota para Peña Nieto

PASAMANO: La mini/gubernatura de dos años en Veracruz echa demasiada chispas, entre otras, la siguiente… En Tabasco, por ejemplo, la elección fue empatada con la federal y el PRI perdió en las urnas, tiempo aquel cuando el expriista, mudado en perredista, Arturo Núñez, ascendió al poder y desde entonces ha desatado una feroz e implacable campaña en contra de su antecesor, Andrés Granier, para llevarlo a la cárcel… Por eso, una parte de la elite priista advierte el riesgo que pudiera ocurrir en una tierra jarocha donde el camino está sembrado de tanto hartazgo social que empatar el par de elecciones (la local y la federal) sería contraproducente… Más aún si se considera que en Puebla, donde ya fue aprobado la mini/gubernatura, el jefe del Poder Ejecutivo es Rafael Moreno Valle, ex priista transfigurado en un panista, en tanto que en Tamaulipas, con Egidio Torre Cantú, la iniciativa de ley está en el Congreso, pero como Los Pinos ya nombraron un Comisionado por la Seguridad porque la entidad está revuelta, entonces, el riesgo para el partido tricolor se multiplica… Y es que, además, el pueblo suele calentarse y encenderse tanto que, por ejemplo, la elección estatal puede jalar a la presidencial a un abismo sin fondo, incluso, al revés, la presidencial a la estatal… Desde luego, pensando con optimismo (un optimismo difícil en los años que se viven y padecen con tantos muertos, secuestrados, desaparecidos y ejecutados), en teoría pudiera estar bien tener una sola elección cada seis años, el mismo día, de gobernadores y presidente de la república, pero, bueno, los hechos y circunstancias también cuentan… Y por tanto, con los riesgos, por ningún lado convendría a Enrique Peña Nieto la mini/gubernatura de dos años en Veracruz para empatar la de seis en el año 2018 con la presidencial…

BALAUSTRADAS: Y más por lo siguiente para aquellos que se cortan las venas defendiendo la mini jarocha… En los años 2015 y 2016 habrá elecciones de gobernador en 21 estados, de los cuales solo Puebla, que ya está, y Tamaulipas y Veracruz que andan con la pepita caliente han lanzado la idea a la pasarela mediática de una gubernatura de dos años… Lo anterior, pues, testimonia como primera lectura que sólo en tres de los 21 estados donde habrá cambio de silla embrujada su elite política está acelerada… El resto, claro, pudiera estar sopesando, calibrando, mirando los pros y contras, el tiempo favorable, las circunstancias… Pero quizá, acaso, pensando para dentro de otros años… Y más así como están los hechos cuando los dos años del peñismo empiezan a compararse con los seis años de Felipe Calderón, a partir de la sangre y la impunidad que sigue escurriendo en la República… Peor tantito si se considera que la desaparición y posible asesinato (los quemaron vivos ha denunciado el sacerdote José Alejandro Solalinde Guerra) de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa se ha comparado, incluso a nivel mundial, con la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968… Por eso, muchas cosas se están empalmando con la mini/gubernatura que, incluso, los analistas vislumbran que hasta en el caso de Tamaulipas, donde el gobernador es priista, darían marcha atrás a la iniciativa de ley para achicar el periodo constitucional… Y más, porque la aparición de los normalistas, vivos o muertos, se ha convertido en un legítimo reclamo en los 5 continentes…

ESCALERAS: En tal contexto, unos priistas de Veracruz plantean que el empate de las elecciones de los 31 gobernadores del país con la elección presidencial obedece a un modelo político global, pues tanto la Casa Blanca y el Congreso federal como los magnates norteamericanos, los más interesados, han expresado que en México se pierde demasiado, excesivo tiempo con tantas elecciones en cada sexenio… Y, bueno, si en su momento fueron aprobadas las reformas energética, fiscal, hacendaria, laboral, educativa y de telecomunicaciones, en el tapete de igual manera fue ventilada la ley electoral para, entre otros aspectos, empatar las elecciones, pues las empresas trasnacionales quieren el paquete completo… Sin embargo, el peñismo necesitará medir la temperatura social, política y económica en cada entidad federativa para el control de daños, antes, mucho antes de que, digamos, perdieran algunas gubernaturas… Entre ellas, estaría el caso Veracruz, donde en ningún momento el horno está para bollos… Uno, el hartazgo social por la pérdida en la calidad de vida en todos los órdenes… Dos, el pitorreo en la población sobre el desempeño público de los llamados “Niños infieles”… Tres, la pérdida de control del gabinete duartista en cada una de sus áreas… Cuatro, el declive del equipo duartista para posicionarse en el imaginario social y en la encuesta… Cinco, el camino andado de los senadores Pepe Yunes y Héctor… Sexto, la cero relación política del gabinete estatal con Los Pinos y el gabinete peñista… Siete, el contacto directo de los senadores priistas con la población electoral, mientras el gabinete duartista sólo está pegado al teléfono celular para arreglar los pendientes sociales… Por eso, una mini/gubernatura de dos años, y más, mucho más imponiendo a un duartista como candidato se trataría de una derrota anunciada para el PRI en las urnas… Una derrota electoral más en Veracruz encabritaría a Peña Nieto…

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,240FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA