Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Barandal

•Hambruna en Veracruz 

•Igual Chiapas y Oaxaca 

•Resulta inverosímil 

 

LUIS VELÁZQUEZ

 

PASAMANO: Veracruz ya tiene el segundo lugar nacional en secuestros y el segundo lugar nacional en fosas clandestinas… El tercer lugar nacional con enfermos del VIH y el segundo lugar nacional con mujeres con cáncer de mama… Se ocupa el cuarto lugar nacional en deuda pública y el segundo lugar nacional en impunidad… Estamos en el sótano nacional de la calidad educativa y en salud… Y desde el sexenio anterior pasamos a uno de los primeros lugares nacional en migración… Figuramos en el cuarto lugar nacional en robo de campanas a las iglesias pueblerinas y en el primer lugar nacional con facultades de Comunicación y en el tercer lugar nacional en medios, con 110 periódicos y revistas, más 80 periódicos digitales… Ahora, el secretario de la Comisión de Seguridad Social del Congreso de la Unión, Antonio Santores Sastré, ha revelado que Veracruz, Tamaulipas, Chiapas, Campeche y Oaxaca concentran el mayor número de habitantes con hambruna… Según el legislador federal, militante del PRD, en el país hay más de 66 millones de personas con hambre y 3.3 millones con hambruna… De acuerdo con su visión sociológica, hambruna es pasarse dos días sin comer, mientras hambre es medio comer una vez al día… También, claro, a tales hechos y circunstancias llama pobreza y miseria alimentaria, que constituye una terminología de la Secretaría de Desarrollo Social con Rosario Robles Berlanga, quien como estudiante de Economía en la UNAM aseguraba que la dictadura del proletariado era la única solución para acabar con la pobreza en el mundo y que, bueno, significó un fracaso más en la tierra… Claro, los duartistas argumentarán que, en efecto, existe hambruna en Veracruz porque somos una entidad federativa más poblada que varios países centroamericanos, además de que Veracruz es el tercer estado más habitado de la República…

 

BALAUSTRADAS: Quizá el diputado federal habría viajado, digamos, a la sierra de Zongolica, donde los niños quedan dormidos en el salón de clases porque llegaron sin desayunar, y/o en todo caso, solo tomaron cafecito negro y un pancito, si bien les fue, y punto… Son las mismas circunstancias con que viven los ancianos, cuyo escenario de salud se agrava y multiplica porque carecen, como es lógico, de seguridad social, luego de 40, 50, 60 años de trabajo ininterrumpido en el campo con jornales que iniciaban en el alba y terminaban en el crepúsculo… Además, con una dieta alimenticia consistente en frijoles, arroz y tortilla… Pero, bueno, con su visión de Estado, el diputado secretario de Seguridad Social del Congreso federal evidencia una vez más a los estados del sureste del país, Veracruz entre ellos, tocando el asunto de la hambruna… Más aún por lo siguiente: desde tiempo inmemorial los políticos en sus discursos han alardeado que la tierra jarocha es pródiga en recursos naturales… Pero ninguno ha referido que sólo unas 200 familias concentran el 60 por ciento de la riqueza estatal, con sueldos de hambre y de miseria, y como en el caso de los jornales indígenas de Zongolica, que perciben hoy 70 pesos mensuales antes de que salga el sol en el surco y hasta después de que la luna alumbra la tierra… Y por eso mismo, entre otras razones, la calificación de la hambruna significa un epíteto grave en víspera de los Juegos Centroamericanos y la Cumbre Iberoamericana y el IV informe de Javier Duarte y el humo blanco en puerta para los candidatos a diputados federales y el nombramiento del gabinete del cierre para los dos años, 2015 y 2016, que restan al sexenio próspero…

 

ESCALERAS: Incluir a Veracruz en la hambruna con estados en su mayoría indígenas como Oaxaca y Chiapas son palabras mayores… Digamos, que la elite priista aguantaría, sin tos, que estamos en segundo lugar nacional en plagios y fosas clandestinas, la astróloga de los Llanos de Sotavento nos libre de un Ayotzinapa y/o un Tlatlaya… Pero de ahí a endilgarnos el sustantivo y el adjetivo calificativo de un estado con hambruna, ni siquiera, vaya, en los peores tiempos de Agustín Acosta Lagunes y Patricio Chirinos Calero, cuyos sexenios quisiéramos todos borrar de la historia por el alto índice de inseguridad… Por eso, la orden suprema del DIF del confinamiento de los pordioseros de las ciudades sedes de los Centroamericanos durante 15 días para que ningún deportista los mire en su estancia jarocha… Por eso, incluso, la orden (fallida) de la matanza de 700 perros callejeros en Xalapa que, bueno, disputan la comida a los hambrientos… Por eso, en otro tiempo, la orden en Boca del Río con el priista Anselmo Estandía prohibiendo a los franeleros, pedigüeños y migrantes caminar en sus calles porque los turistas nacionales se llevan una mala imagen… Claro, advierte el diputado federal, la hambruna en Veracruz concurre en las regiones indígenas y campesinas, pero también en las suburbanas y urbanas… Bastaría, por ejemplo, darse una vueltecita en las colonias populares de cada ciudad importante para registrar el grado de miseria que viven y padecen los vecinos… El duartismo asegurará que la bancada perredista en el Congreso federal sataniza a Veracruz… Bueno, todo en la vida es de acuerdo con “el color del cristal con que se mira” y el peor ciego, dice el refrán popular, es aquel que de manera sistemática niega la realidad…

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *