15 C
Xalapa

Barandal: Cantaleta de la 4T

•Vender esperanzas

•Justicia de lengua

Luis Velázquez

28 de noviembre de 2020

ESCALERAS: El estilo personal de ejercer el poder del góber de la 4T tiene la siguiente característica, entre otras: cada vez que matan a una persona, digamos, con vida pública significativa, en automático agarra el micrófono y asegura cosas insólitas.

Por ejemplo: que ya tienen pistas. Que el retrato hablado de los asesinos físicos. Pero también, de los homicidas intelectuales. Y que pronto, antes de que el gallito cante 3 veces, serán detenidos. Y se hará justicia. Justicia rápida y expedita.

PASAMANOS: Así fue, por ejemplo, con la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos, asesinada el once de noviembre. También cuando mataron al diputado local, Juan Carlos Molina Palacios. Y cuando ejecutaron a los activistas Abiram Hernández (30 de marzo, 2019) y Adán Vez Lira (8 de abril 2020).

Y cuando ejecutaron a 3 reporteros y a uno de ellos lo decapitaron.

La venta burda, ramplona y barata de esperanzas. Allá, claro, quienes crean en la palabra oficial. Pero los meses y los años van caminando y la impunidad campea, victoriosa, en el palenque público.

Incluso, desde la Fiscalía General se han pitorreado de los muertos.

CORREDORES: Fue el caso, por ejemplo, con el asesinato de la reportera María Elena Ferral, de Papantla, el 30 de marzo del año desventurado que está por terminar.

La Fiscal, todo indica, utilizó el crimen para convalidarse en la cancha pública, tiempo cuando la LXV Legislatura elegiría a la Fiscal por 9 años.

Entonces, en un dos por tres la Policía Ministerial detuvo, aseguró, a 5, 6 presuntos asesinos físicos e intelectuales y que todavía faltaban otros.

Y cuando fue nominada, en automático olvidó del asunto. Carpetazazazo.

Más indicativo cuando el góber de la 4T inculpó a la presidenta municipal de Jamapa de su propia muerte. Misógino le llamó el Observatorio Universitario de la Violencia.

BALCONES: El estribillo del góber es una cantaleta que a estas alturas, luego de tanto desgaste, ya nadie cree.

Pero, así como Javier Duarte acuñó su frase memorable de “Aquí no pasa nada” y la Fiscal General la suya de “Aquí mando yo”, sería la hora de volverse prudente y mesurado dado el tiradero de cadáveres.

Veracruz huele a pólvora. Mucho más, a sangre. La saña y la barbarie cuando los malandros están decapitando cabezas humanas y colgando cadáveres de los puentes.

PASILLOS: El archivo del Estado de Derecho en la tierra jarocha lleva al Estado Fallido. Cada semana más muertos y más impunidad.

Y como el llamado Estado de Derecho ha sido rebasado, y con mucho, por el oleaje de violencia, incertidumbre y zozobra, la declaratoria de que ya tienen identificados a los asesinos y pronto caerán suena a pitorreo, burla, humillación y cinismo.

Sin ninguna duda, el góber de la 4T se gasta y desgasta y poco a poco va perdiendo la poca, mínima, credibilidad ciudadana.

Y por añadidura, el respeto… si es que, claro, alguna ocasión existió para su figura y vestidura institucional.

VENTANAS: En un lado del ring social, Veracruz, campeón nacional en feminicidios, secuestros y extorsiones. Y en el otro lado, el palabrerío del góber y que, bueno, más mesurado es el secretario de Seguridad Pública, SSP, máximo responsable de garantizar la seguridad en la vida y en los bienes. Más, mucho más, en la vida.

El titular de la SSP hace bien en amarrarse la lengua como dice el Eclesiastés. En todo caso, que el góber de la 4T siga exhibiéndose y desgastándose.

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,250FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA