18.1 C
Xalapa

Barandal: ¡Paren esta masacre!




•¡Paren asaltos!
•¡Paren bombas molotov!

Luis Velázquez
26 de diciembre de 2020


ESCALERAS:
¡Por misericordia, gabinete de seguridad de la 4T en Veracruz, paren esta masacre! ¡Paren los asaltos a los autobuses de pasajeros! ¡Eviten que los malandros tiren bombas molotov a los pasajeros en un autobús!
Antes, prendíamos veladoras al jefe Matute y a “Don Gato y su pandilla”. Luego, a Gatúbela. Ahora quizá habríamos de organizar una peregrinación a Sinaloa para rezar al santo de los narcos, Jesús Malerve. Y a La Santa Muerte. Y a san Judas Tadero. Y al santísimo Nazario Moreno, para ver si ellos pudieran tener piedad por los 8 millones y cacho de habitantes de Veracruz y apagar “este infierno tan temido” que devora y consume.

PASAMANOS: El doce de diciembre en Coatzacoalcos, el infierno.
Los malandros rafagueando dos autobúses urbanos de pasajeros. Les prendieron fuego. Fue en la madrugada. En colonias populares. En la Benito Juárez y en Ciudad Olmeca.
Bombas molotov consumieron los autobuses. Pánico, horror, terror, miedo, “miedo al miedo”, angustia, en la población.

CORREDORES: En otros municipios de Veracruz, el asalto de pistoleros en los autobuses. En unos casos, los sicarios trepan haciéndose pasar como pasajeros. Y de pronto, se han puesto de pie, sacado la pistola, lanzado gritos despavoridos de que “Esto es un asalto”, desvalijado a todos, encañonado al chofer para detener la unidad y bajarse y perderse en el día y la noche salvaje de Veracruz.
Y lo peor, los atracos en la impunidad total y absoluta, aun cuando en el boletín oficial jurando y perjurando que todos serán detenidos. Puro blof. Simples cacayacas. Reality-show.

BALCONES: El primer autobús de pasajeros asaltado por los malandros fue en el sexenio de Javier Duarte. Tiempo cuando los carteles entraron a Veracruz por el norte. Rafagueada unidad en la carretera de Tantoyuca a Pánuco. Varios muertos. Entre ellos, un bebé en brazos de su madre. Los hechos, igual que hoy, en la impunidad quedaron, digamos, como la constante, el eje rector, el vaso comunicante entre los gobiernos priistas, panistas y morenistas.
Ahora, con la 4T, atracados autobuses de pasajeros tanto en las ciudades como en las carreteras. AU y ADO. Nunca, jamás, un detenido.
Simplemente, los carteles siguen rebasando a la autoridad. El gabinete de seguridad en el principio de Peter. No puede. Todos los días, evidenciado.

PASILLOS: Hay una realidad estrujante. Cada vez los carteles y cartelitos se están recrudeciendo y el gabinete de seguridad, en la luna. En el limbo. En la nada. Y la nada, dicen los teólogos, es nada. Incluso, quizá, vivir en gerundio. Es decir, planeando todos los días a las 7 de la mañana en las juntitas de la Comisión por la Paz lo que harán o harían después como parte de la política reactiva para seguir la pista a los malandros.
Y es que ellos siguen marcando la agenda setting.
Muchas, demasiadas expectativas levantó la 4T con López Obrador en el país. Incluso, mientras López Obrador aseguró que en un semestre pacificaría el país, el góber jarocho dijo que en dos años. Pasó el semestre y pasaron el par de años, y continuamos peor. En el sótano del infierno, allí donde la esperanza para escalar al purgatorio y ser purificado está perdida.

VENTANAS: De ñapa, el secretario de Seguridad Pública cumple años y le ofrendan pastelito en la oficina con el muñequito del jefe Matute. El mundo rosáceo que cada uno desea vivir, lejos del mundo real.
Un Veracruz, entonces, para Hugo Gutiérrez Maldonado y el gabinete. Y otro Veracruz, sufrido y padecido en cada nuevo amanecer y anochecer por la población.

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,238FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA