14.5 C
Xalapa

Barandal: Vivir peleando

•Caso psiquiátrico •Érick Lagos y Carvallo

 

LUIS_VELAZQUEZPASAMANO: Érick Lagos, secretario General de Gobierno, y Jorge Carvallo junior serán, como está pronosticado, candidatos a diputados federales… Luego, pelearán por obtener la votación más alta en las urnas… Después, pelearán por quedarse con la coordinación de la bancada priista en el Congreso de la Unión… De inmediato, pelearán para quedarse con la presidencia alguna comisión, la más importante… Entonces, pelearán por la joya de la corona, que es la candidatura priista a gobernador… Así, observa el politólogo Carlos Ronzón Verónica, está claro que ninguna posibilidad tienen para ganar la nominación priista; pero, al mismo tiempo, se madrearán con todo por arriba y debajo de la mesa, como hasta el día de hoy, cuando ambos son civilizados y cohabitan; pero se rechazan… Y se destruyen… Y se intrigan y complotan… Se trata de una vieja rispidez lógica y natural entre ellos, pues cada uno se siente el mejor, como si en verdad fueran los únicos en las neuronas y el corazón, antes, de Fidel Herrera; ahora, de Javier Duarte… Por tanto, su destino fue escriturado desde el siglo pasado cuando Morris West publicó la novela “El arlequín”, donde un par de magnates todopoderosos viven obcecados por quedarse con el mercado y entonces se transan en una guerra diabólica y perversa, donde al final uno y otro matan a sus familiares y luego terminan ajusticiándose entre ellos, de tal forma que un tercero en discordia queda como líder en el mercado… Por ahora, su pelea les ha funcionado, pues han llevado, incluso, vidas paralelas… Ambos, por ejemplo, diputados locales, líderes del PRI, secretarios particular de un gobernador (Carvallo de dos), secretarios del gabinete legal del gobierno y listos para la curul federal… Por eso la vieja y milenaria rivalidad entre ellos… En su pelea ninguno ha advertido que Javier Duarte se los fregó cuando “El tío” lo eligió sucesor…

BALAUSTRADAS: Es más, dice el politólogo, resulta curioso pero a los dos les ha ocurrido el síndrome de Estocolmo, de tal forma que en el fondo estarían enamorados de ellos mismos… Por lo siguiente: según las versiones, de pelear por el cobro del diezmo y el doble diezmo a compañías constructoras favorecidas en el fidelazgo pasaron a compartir hasta las barbies y las ladies, por tanto hasta “hermanitos de saliva” serían, y que se trata de una cofradía excepcional unida por las mismas pasiones desordenadas… Pero como el poder político, dice Ronzón, es el afrodisiaco más loco y veleidoso, entonces, se vuelven implacables, al grado de llegar a perder el control de la razón, como sucedía con los emperadores romanos que iniciaron disputando el poder, llegaron a intercambiar mujeres, pasaron a disputar los favores de los efebos y terminaron aniquilándose entre ellos… Estaríamos, pues, ante la versión del siglo XXI de las pasiones griegas y romanas; pero con un aditamento al mejor estilo de la prole y la raza de bronce… Así, el daño al partido político al que pertenecen, el PRI, y a su grupo político, sería tan incalculable como inverosímil y más si, por ejemplo, en el camino el PAN y el PRD logran la alianza electoral de cara a la elección de gobernador en el año 2016 y que desde ahora es cabildeada entre las partes… Y más aún con el interés de una parte de la cúpula nacional, deseosa de quedarse con Veracruz, uno de los ocho estados del país donde nunca, nunquita, jamás, se ha dado la transición electoral, que otra cosita es la transición democrática y que por ahora se relega para algún tiempo utópico…

ESCALERAS: En el sexenio 2004-2010, la pelea entre ambos divertía, incluso, al gobernador… Alguna vez, cuando disputaban en la casa de gobierno, Ranulfo Márquez, secretario de Protección Civil, advertía al fogoso y gozoso: “Ahí los tienes, peleando por la mamila”… Quizá habría creído el jefe máximo de entonces que se trataba de un gran debate ideológico sobre el futuro de la humanidad y la lucha ideológica de los pueblos en el tercer mundo… Y los dejaron hacer y dejaron pasar, con el riesgo de que ni Lagos ni tampoco Carvallo advirtieron que Javier Duarte les comía el mandado con la candidatura a gobernador cada vez más suya… Ahora, sus intereses personales han aflorado y, al mismo tiempo, han perdido toda posibilidad de gobernar Veracruz… Más aún si se considera que el poder político desgasta y el poder absoluto desgasta de manera absoluta… Incluso, tuvieron la oportunidad de trascender más allá de sus berrinches aldeanos y rancheros, ambos desde el PRI estatal, desde el Congreso y desde las secretarías que ahora ocupan del gabinete legal, considerando que nunca, jamás, será el cargo el que engrandezca al político, sino el político al cargo… Peor tantito: enfrascados en su egolatría y rodeados de sus ladies nunca lo registraron ni tampoco sus asesores los hicieron caer en la cuenta… Lástima, estuvieron a un paso de suceder, primero, a Fidel Herrera, y segundo, a Javier Duarte; pero su rivalidad los descarriló… Incluso, se olvidaron de mirar a la historia, con el caso más elocuente en Veracruz y en el país, de Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines, ambos gobernadores y ambos presidentes de la República… Lo dice un personaje de Robert De Niro en una de sus películas, Abrenx tale, 1993, filmada en Nueva York, con Lillo Brancato como su hijo: “El peor delito en la vida es tener talento y desperdiciarlo”.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,240FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA