22.5 C
Xalapa

Barandal

-

LUIS VELÁZQUEZ

 

  • •Autodefensas liquidadas •Veracruz era foco rojo  •Aviso a tiempo…

 

PASAMANO: Hacia finales del mes de diciembre, 2013, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, reveló que en más de diez estados de la república se formaban grupos de autodefensa, tipo Michoacán, encabezados por el doctor José Manuel Mireles, privado de su libertad “asegún” por posesión de armas de uso exclusivo del ejército… Pero, además, luego de que sus segundos, entre ellos, el llamado “Papá Pitufo” mudaron en policías del Comisionado del presidente Enrique Peña Nieto, Alfredo Castillo, apodado “El virrey”… Entre los estados que Derechos Humanos señalaba con autodefensas estaban México, Michoacán, Tabasco, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca, Morelos, Hidalgo, Chiapas… y Veracruz… De entonces a la fecha, muchas cositas han acontecido, entre ellas, que en la mayor parte de tales entidades federativas las autodefensas fueron conjuradas, desaparecidas, cooptadas, aniquiladas, estranguladas… En unas, sin embargo, se formaron comités de ciudadanos para defender su calle, su colonia, su pueblo, conocidos con el nombre de ‘’El Vecino Vigilante’’… Incluso, de norte a sur de Veracruz emergieron en algunos poblados, y como en el caso de Coatzacoalcos, con el alcalde montielista, de inmediato los incorporaron como policías, antes, mucho antes de convertirse en una pesadilla para, digamos, el llamado Estado de Derecho… En otros casos, como en Zongolica y Tlalixcoyan, el hecho fue negado, mientras en otras latitudes, como por ejemplo, el puerto jarocho, también las legalizaron, incluso, la Secretaría de Seguridad Pública les auxilió para integrarse y quizá, acaso, hasta les financió la compra de mantas para colgarse en el balcón informando al mundo que en tal calle estaban organizados en contra de los ladrones de casas y coches… En Xalapa, el alcalde hasta les dio publicidad detallando la lista de calles con “El Vecino Vigilante”… Así, la Comisión Nacional de Derechos Humanos debió tragarse sus palabras porque el México que estaba anunciando quedó frustrado en el camino…

 

BALAUSTRADAS: Derechos Humanos también aplicaba una radiografía a las autodefensas de Michoacán y Guerrero con un gravísimo diagnóstico que varios meses después se cumplió al pie de la letra… Dijo, por ejemplo, “que en un principio el gobierno de Guerrero toleró el surgimiento de estos grupos e incluso los dotó de armas, uniformes, vehículos y recursos económicos, y después se dedicó a perseguir y criminalizar a algunos de ellos, lo que ha hecho más complejo el escenario de la violencia” (La Jornada, Fernando Camacho)… Y es que, de pronto, el gobierno federal entró en una sicosis con las autodefensas, que de algún modo estaba rebasando el control de la seguridad pública oficial, hartos los ciudadanos de que la vida pendiera de un hilo por el crecimiento explosivo de los carteles… Por eso es que tal sicosis se ramificó de norte a sur del país y la orden habría sido conjurar tales expresiones sociales… Lo peor del asunto es que con todo se han dado fuertes espirales de violencia… La última, por ejemplo, en Veracruz, con una fosa más con un cadáver en un rancho en el sur de Veracruz, que se une a los narcofosas del rancho “El diamante”, en Tres Valles, más las narcofosas en Cosamaloapan y Carlos A. Carrillo, y en el puerto jarocho… Y, por tanto, la imaginación social es tan prolífica y volcánica que la duda, la sospecha, la perspicacia y la suspicacia queda clavada pensando en el número de ranchos en Veracruz en tales condiciones… En ningún momento porque los dueños de los ranchos tengan su panteón particular como se estilizaba en el tiempo de los caciques porfiristas, sino porque los malandros habrían sembrado tales cementerios para ocultar y dispersar sus fechorías…

 

ESCALERAS: En diciembre de 2013, Derechos Humanos dijo que las autodefensas en ningún momento significan “la solución para encontrar la tranquilidad y la paz”… Claro; pero al mismo tiempo habla de la desesperación ciudadana ante la inseguridad en la vida cotidiana, de tal modo que en el caso de Veracruz pudiera escribirse se trata de la prioridad número uno… Es más, si el gobierno jarocho se afanara por rescatar la seguridad en la vida y en los bienes significaría la más importante obra pública, por encima, incluso, de la creación de empleos y el mejoramiento en la calidad educativa y de salud… Sin embargo, resulta lógico que los medios hayan retirado de sus páginas el saldo de la violencia; pero al mismo tiempo, se encienden los focos rojos cuando tampoco ya casi nada habla de “El Vecino Vigilante”, cuando por ahí todavía existen… Y más cuando los robos, los asaltos, los atracos, los muertos, los plagios, los desaparecidos, los muertos y las extorsiones siguen pegadas a la piel como chinches… Lo peor es que las familias se acostumbren a vivir con la incertidumbre y la zozobra, porque ni modo, y como expresara un diputado local, “los robos a bancos datan del viejo oeste” y/o como asegura un alcalde en el sentido de que “hay robos porque la gente está desempleada y tiene hambre”… Entonces, la violencia será parte natural de la vida y todos nos habremos habituado a su dramática compañía…