18.1 C
Xalapa

¡Basta! al cáncer de mama, la solución está en tus manos

TOMADO DE SINEMBARGO

El pasado domingo se celebró el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, una terrible enfermedad que es la segunda causa de muerte en mujeres en el mundo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

No es lo mismo un tratamiento que debe de recibir una mujer que sea joven a una que esté por arriba de los 70 años

JORGE SOTO

EXPERTO MEXICANO

 

¿Es necesario hacer siempre cirugía? 
El experto Jorge Soto afirma: “siempre, el tratamiento o el armamentario que tenemos para tratar el cáncer de mama es cirugía, quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia, y depende de cada paciente si va a requerir uno, dos, tres o todo el tratamiento completo”-La cirugía: “Es la piedra angular siempre, hay pacientes que se llegan a presentar en condiciones avanzadas en donde no es recomendable operar de primera instancia, entonces se tiene que dar quimioterapia”.

-La quimioterapia: “Es un tratamiento sistémico, a través de medicamentos que sirve para erradicar células o tumores que ya están fuera de la mama.

-La radioterapia: La cirugía y la radioterapia son tratamientos locales, esta última sirve para disminuir el riesgo de que vaya a recurrir o presentarse el tumor en la zona de la mama, con rayos X de alta potencia, partículas o semillas radiactivas para destruir las células cancerígenas.

-La radioterapia intraoperatoria: Es una modalidad nueva, que en el momento que se hace la cirugía aún en el quirófano se da la radioterapia y ya no hay necesidad de dar radiaciones post operatorias. (Los únicos lugares en México donde hay terapia intraoperatoria son el Centro Médico ABC Observatorio, el Fucam (Fundación de Cáncer de Mama) y el Instituto Nacional de Cancerología).

-La hormonoterapia: Llamado más propiamente tratamiento antihormonal, es porque el tumor tiene receptores y se alimenta de las hormonas que produce el cuerpo, entonces se le da un tratamiento para bloquear esta producción de hormonas y con esto se disminuye en un 50 por ciento el riesgo de que el tumor vaya a aparecer en otro lado o regrese a la mama.

“Ya hasta tenía mi peluca”, dice Clara, mujer profesionista de 50 años, al recordar a los médicos que le detectaron el cáncer de mama. Determinaron que el tratamiento a seguir sería la quimioterapia. Luego de un “check up” rutinario donde le ubicaron una cicatriz radiada con un tumor de tres centímetros encapsulado en el seno izquierdo, tuvo que someterse a una serie de procedimientos que lesionaron uno de sus pechos hasta verlo cambiar de color y temer por el desprendimiento.

El cáncer de mama deja cada año más de 450 mil fallecimientos alrededor del mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es, para las mujeres, la segunda causa de muerte más común.

Se calcula que anualmente un millón 300 personas se suman a los diagnósticos de esta enfermedad y en México tan solo en 2012 mató a 15 de cada 100 mil mujeres mayores de 20 años. “En México ya también estamos detectando pacientes que son menores de 40 años con cáncer de mama, muchos, cada vez más […] el proceso de detección oportuna es realmente por mastografía, la exploración física sí ayuda cuando te detectas un tumor, la gran mayoría se detectan por arriba de un centímetro”, dice, Roberto Hernández Peña, cirujano oncólogo, del Centro Médico ABC.

Octubre es en México, y el resto del mundo, el mes en el que monumentos históricos se iluminan de color rosa y listones del mismo color se colocan en las fachadas de los edificios para sensibilizar a la población sobre la importancia de la detección temprana de esta enfermedad; las organizaciones de la sociedad civil hacen campañas para llamar a las mujeres a autoexplorarse y acudir al médico en caso de encontrar alguna anomalía.

Hernández Peña aclara que ante el riesgo que representa esta condición, el ginecólogo ya no es el especialista adecuado para detectar un tumor de esta índole: “Tiene que ser ya de rutina, eso es lo que tenemos que hacer que la población cambie, que ya la gente con la que tienen que ir de rutina es con el cirujano oncólogo o un gineco-oncólogo”.

De acuerdo con datos de la doctora Rosa María Álvarez especialista del Instituto del Nacional de Cancerología, una de cada 10 mujeres mexicanas está en riesgo de padecer cáncer en alguno de sus senos y un 60 por ciento de las pacientes son diagnosticadas hasta etapas avanzadas, asimismo, mencionó en conferencia de prensa que cada vez se dan más casos en menores de 40 años y en hombres, la mayoría de estos implican un historial familiar en el que se ha padecido ya cáncer.

Sin embargo, varias de las causas devienen de comportamientos evitables, como menciona el oncólogo, ”hay factores de riesgo ya bien establecidos como son la obesidad, el paciente que no hace ejercicio, que fuma, que toma terapia hormonal de reemplazo, esos son factores de riesgo establecidos y que se pueden llegar a controlar. El paciente obeso, sedentario y fumador, pues el riesgo que tiene de padecer cáncer de mama puede ser hasta 15 veces mayor que alguien que no es obeso, no fumador y es deportista”.

Por su parte, Rosa María Álvarez señaló otros que tienen también que ver con el modo de vida que lleva la mujer, tales como no haber tenido embarazos o que el primero de ellos sea después de los 30 años, tener menstruación por más de 40 años y concluir el ciclo menstrual después de los 52 años de edad.

También señaló que el peso corporal, la actividad física y la alimentación tienen una relación directa con el aumento en el riesgo de padecerlo, así como el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaquismo.

 

DETECCIÓN

En México el principal método de detección es la autoexploración, mientras que en otros países es la mastografía, es decir, una radiografía de las glándulas mamarias. “Hablando propiamente de detección lo más importante es la mastografía, recomendable a partir de los 40 años y en mujeres menores de 40 años un ultrasonido por lo menos manual y la exploración por medio de un especialista que se recomienda ya sea un cirujano oncólogo o un gineco-oncólogo, ya no un ginecólogo, a partir de los 18 años, una vez al año”, dice Roberto Hernández.

“Para precisar algún otro tipo de enfermedad se utiliza también la resonancia magnética, estudios más avanzados, la tomosíntesis también, que es un estudio nuevo que es complementario a la mastografía para analizar tumoraciones en específico”, continúa.

Aunque las opciones probadas para tratar el cáncer han salvado miles de vidas, las personas que una vez desarrollaron la enfermedad tienen hasta 30 por ciento de probabilidad de que la enfermedad regrese a su sistema en un fenómeno llamado recurrencia, por ello, científicos e investigadores de todo el mundo se encuentran constantemente en búsqueda de nuevas alternativas de detección y tratamiento para terminar con esta afección.

 

TRATAMIENTO

Clara pasó por dos cirugías, una para retirarle el tumor y una más para ver si éste no había afectado los ganglios, pero gracias a que consultó una segunda opinión y que se le detectó en una etapa temprana no requirió un tratamiento más agresivo. ”Afortunadamente todo fue muy a tiempo y no hubo necesidad de hacerme quimioterapias, nada más tuve 27 radioterapias”, dice.

Y aunque se congratula por no haber necesitado una quimioterapia, acepta que no fue un proceso fácil: “Fue doloroso cuando me hicieron el marcaje para llevarme a cirugía, me metieron una aguja para que el doctor pudiera determinar dónde estaba el tumor, eso casi fue en vivo, fue lo más molesto”.

“De tantas radios que me dieron, el seno se me puso obscuro de las radiaciones, es como si te quemara el sol ¿no?, entonces lo que pasó con tanta constancia fue que se me puso el seno totalmente obscuro de forma que estaba a punto hasta desprenderse mi aureola, mi pezón, entonces ahí tuvieron que pararlas, me dejaron descansar una semana y después le di continuidad a las tres, cuatro citas que me faltaban. Sí es agresivo el tratamiento, pero realmente yo no tuve molestias que digas ‘ay me duele’ no, en lo absoluto, nada más que te sacas de onda, que ves cómo se va deformando tu pezón, se va poniendo obscuro”.

Sin embargo el experto afirma que no hay un tratamiento más recomendable que el otro, depende totalmente de las características de cada paciente. “Depende de cada quien, por eso cada paciente se debe estudiar de manera individual, no es lo mismo un tratamiento que debe de recibir una mujer que sea joven a una que esté por arriba de los 70 años, es diferente”, concluye.

NOTAS RELACIONADAS

Fisicoculturismo un estilo de vida, fracturado por la pandemia…

La vida de un fisicoculturista es sumamente estricta, va más allá de una detallada alimentación y ejercicio para obtener su máximo esplendor en las...

Colapsan ventas de artículos patrios hasta en un 70 por ciento en Xalapa

Apenas va una semana de que inició el mes patrio, y las ventas de los artículos alusivos no han repuntado, la contingencia por COVID-19...

Jalcomulco vuelve a la vida;repunta 25% el turismo

Luis Cuétero es propietario de un conocido restaurante en Jalcomulco, donde el turismo cayó casi en su...

Redes Sociales

124,637FansMe gusta
4,382SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

“Parece que soy el malo de la película” con Suárez, dice Koeman

Barcelona. El capitán del Barcelona Leo Messi está siendo "un ejemplo", pese a la salida de su amigo...

Renombran las calles del Centro Histórico de CDMX con nombres de los 43 desaparecidos

Bajo el nombre de cada normalista aparece la leyenda “Nos siguen faltando”, “43 motivos para seguir”.

Chivas remonta y vence 2-1 a Mazatlán

Jalisco. Un cabezazo de Jesús Molina y un penal convertido por José Juan Macías ayudaron el sábado a...

Cruz Azul llega a finales, pero lo que cuenta es ganar títulos: ‘Piojo’

Sábado 26 de septiembre de 2020. Al hacer un juicio frío, Miguel Herrera, técnico del América, aceptó que...

Más de 594 mil estudiantes recibieron Becas para el Bienestar en Veracruz

En Veracruz han sido entregadas más de 594 mil becas a alumnos de los diferentes niveles educativos.Así...