19.5 C
Xalapa

CMIC se cansó de fiarle al gobierno del estado

-

POR FADIA MORENO

 

El presidente de la Cámara Mexicana de la industria de la Construcción (CMIC), Rafael Fentanes Hernández, denunció que desde 2011 el gobierno del estado tiene adeudos con los constructores por obras que ya fueron entregadas y que de no liquidar el monto, abandonarían los trabajos que realizan y lo publicarían en los medios nacionales.

Son alrededor de 27 empresas afiliadas a la CMIC zona centro, a las que se les adeuda una considerable cantidad, la cual por cuestiones de seguridad no precisó, pues “eso de que estamos tranquilos es un sueño guajiro”.

Recordó que se realizaron gestiones con la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), con un programa en el que accedieron a que se les pagara en pequeños pagos fijos hasta el primer semestre de este año, sin embargo “ni a paguitos se concluyó”.

Fentanes Hernández, descartó que se estén pagando los pasivos del gobierno a los empresarios, luego de que Mauricio Audirac anunciara que estaban solventando a todos los proveedores.

Comparó a la administración estatal con un virus, “al que al pueblo lo ve como su huésped, que esta buscando la manera de obtener mayores recursos de él, tarde o temprano, el virus acaba destruyendo al huésped”.

Además lamentó que la mayoría de las obras estén etiquetadas porque dejan sin oportunidad a las constructoras veracruzanas de participar en licitaciones; ante la falta de trabajo para las constructoras, agregó que la cámara ofreció servicios de supervisión al ayuntamiento y a la Sedatu, sin embargo estos fueron ignorados.

De no pagarles, advirtió que abandonarán las obras que realizan en el estado porque “no podemos seguir fiándole al gobierno estatal”; además de que son pequeñas las construcciones son muy pocas, señaló.

Detalló que muchos de los proyectos realizados fueron del programa Paripaso, es decir que el gobierno federal deposita una cantidad y el estatal la otra, la federación ya cubrió su parte, la estatal no, las obras se entregaron y estamos batallando para cobrar”.