15 C
Xalapa

Culpan a comedores comunitarios de presencia de delincuentes

-

POR ROSA VÁZQUEZ/EXCLUSIVA

 

Vecinos de la colonia centro denunciaron que los constantes robos a casa-habitación y negocios que se han presentado en el último año, podrían estar siendo cometidos por los jóvenes en situación de calle que esperan un poco de comida afuera de Cáritas.

Señalaron que desde que Cáritas dejó de darles alimento al interior de las instalaciones, argumentando que utilizaban el lugar para drogarse, se abrieron nuevos comedores a bajo costo para indigentes y personas de escasos recursos económicos.

Pero además los jóvenes se esperan afuera de Cáritas para cuando sobra comida y les otorgan un poco de pan u otro alimento. Ambas situaciones han convertido las calles de esa zona en un paso constante de esas personas.

«Se ha venido una ola de inseguridad de un año para acá, robos de carros también, mucho vandalismo. Los comercios están muy vulnerables porque están todo el día abiertos», declaró una vecina que pidió omitir su nombre. Vecinos aseguran que los necesitados de alimento se han dedicado a robar y pedir dinero a vecinos de la colonia. Los robos ahora son cosa de todos los días y el miedo ha provocado que incluso ya no salgan de sus casas al anochecer.

«El paso de gente que no tiene recursos ni para comer es muy frecuente, todo el día hay gente buscando qué comer porque en Cáritas ya no les dan o les dan la comida afuera en las banquetas».

Vecinos dijeron estar temerosos incluso de hablar con la prensa porque tampoco quieren que la Secretaría de Seguridad Pública les mande elementos para vigilar las calles.

Y es que a las personas comenzó a molestarles la intimidación que vivieron por parte de elementos de la SSP cuando realizaban rondines por la zona. Los policías cuestionaban y detenían a todos los jóvenes que andaban por ahí de noche.

«Detenían a cualquier joven vecino de aquí, los agarraban y los interrogaban, los veían como sospechosos, los amedrentan. Y también está el temor de que se meten los policías a las casas, entonces no los queremos aquí”.