24.3 C
Xalapa

Danza, teatro y video en el Museo Nacional de los Ferrocarrileros

Las prácticas sociales surgidas del uso del ferrocarril a lo largo de la historia son exploradas mediante 11 puestas en escena de carácter interdisciplinario. Tren: Entre la tierra como en el cuerpo es un proyecto del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero (Cnppcf), y forma parte de las actividades que el Museo Nacional de los Ferrocarriles organiza en torno al medio de transporte que la humanidad lleva usando casi 200 años.

“Hemos abordado el tema del ferrocarril y sobre todo lo que tiene que ver con su vínculo social y la memoria colectiva que surge de las historias individuales”, explicó Teresa Márquez, directora del Cnppcf.

Proyecto multidisciplinario

El proyecto multidisciplinario está centrado en las prácticas y fenómenos que ocurren en la actualidad. Así, las 11 videodanzas que integran Tren: Entre la tierra como en el cuerpo abordan temáticas como son la migración y las prácticas que surgen alrededor de la movilidad por medio del tren como medio de transporte.

Rocío Becerril, coordinadora de las puestas en escena, explicó que para su proyecto buscó a artistas de diversos estados de la República Mexicana. Así, en 2015 empezó a trabajar con la idea de elaborar una obra que realmente reflejara la naturaleza interdisciplinaria de Tren: Entre la tierra como en el cuerpo.

“No solamente es que la obra tenga danza, video, sino que realmente hubo un proceso de colaboración, de escuchar, que son los elementos que de verdad sostienen una comunidad interdisciplinaria”, puntualizó la artista visual.

En el montaje de la Compañía R+R arte y movimiento participan los intérpretes: Clementina Guadarrama, Araceli Mendoza, Andrea Garay, Miranda Santa María, Jazzmin Pantle, Bereniz Pantle, Carlos Ramírez, Carlos Rojas, Rocío Becerril, Angélica Baños y Francisco Alarcón. De la coreografía, además de Rocío Becerril, se encargó Carlos Rojas.

Para Becerril, los resultados obtenidos han sido satisfactorios gracias a dicho proceso de colaboración. “Detrás hay un tejido que está sostenido por las ideas, los cuerpos y las interacciones de varias personas”, indicó Rocío en reconocimiento al trabajo que sus colegas desarrollaron.

A pesar de la pandemia, la coordinadora aseguró estar contenta de poder llevar a cabo las puestas en escena. Gracias a la ayuda de instituciones como el Fonca, o el apoyo de la UNAM en tres grabaciones de videodanzas, los artistas multidisciplinarios que participan, ha logrado disfrutar de “la alegría de poder vivir un proceso así, con recursos que son necesarios”.

La primera vez que se montó el espectáculo también lo hizo en un contexto particular, pues tuvieron que adaptarlo debido a las afectaciones causadas por el terremoto de 2017. Las danzas fueron montadas en el exterior del Museo Nacional de los Ferrocarriles, y gracias a la voluntad de los organizadores y la capacidad de asimilación de los artistas multidisciplinarios, se pudo llevar a cabo igualmente.

Para trasladar Tren: Entre la tierra como en el cuerpo a un formato digital, fue necesario a travesar un proceso de acercamiento nuevo que implicó guiones y experimentación. Sin embargo, gracias a su versión digital, las piezas han podido llegar a personas en países que de otra forma no habrían podido alcanzar.

“Los artistas escénicos estamos aceptando que tenemos que cambiar nuestra lógica de producción, los mismos guiones, incluso la misma interpretación”, indicó Becerril sobre los cambios que han experimentado debido a la actual crisis sanitaria.

Tren: Entre la tierra como en el cuerpo está compuesta por 11 videodanzas, un video de animación, que fue incluido al final, y las piezas del artista plástico Rodrigo Flores, con quien Rocío Becerril trabajó el desarrollo del proyecto.

Cada una de las danzas cuenta con una narrativa propia en la que puede se puede encontrar poesía, historia o arte plástico. La influencia que han tenido los ferrocarriles también se hizo notar en las obras de figuras como José Revueltas, Arqueles Vela o María Zambrano, de quienes algunas puestas en escena toman inspiración.

La puesta en escena ha sido dividida en una trilogía que ya ha comenzado a publicarse en Facebook y YouTube del Museo del Ferrocarril. Mente, máquina y memoriaBienaventurados y Secretos y Ensoñaciones son las tres partes en que las danzas han sido organizadas.Estarán disponibles en la plataforma Contigo en la Distancia y continuarán disponibles para su posterior consulta.


NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,695FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA