21.5 C
Xalapa

Desigualdad, el mayor problema de los veracruzanos

-

POR FADIA MORENO/EXCLUSIVA

 

A pocos días del cuarto informe de gobierno del mandatario estatal Javier Duarte de Ochoa, la situación para ciudadanos es desalentadora, porque aumenta la desigualdad en temas tan importantes como lo es la pobreza, salud, inseguridad e ingreso, que incluso, “se podría comparar con países en guerra”, informó el profesor de la Normal Veracruzana y miembro de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Luis Bello Estrada.

“En Veracruz el mayor problema son las desigualdades, en particular podemos comparar algunas zonas del estado con condiciones de vida muy altas y algunas similares a países en guerra como Bosnia, con mucho atraso”.

La entidad está entre los primeros lugares en el país, y según informes de los programas de las Naciones Unidas para el desarrollo, ocupa el primer lugar en desigualdad de educación, salud e inequidad de ingreso; está entre los cuatro primeros lugares en pobreza y marginación, junto con los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca, puntualizó.

Cuando el gobierno estatal y federal pusieron en marcha el programa educativo neoliberal de la llamada Reforma Educativa, buscando la eficiencia y productos materiales, abandonó los proyectos de humanidad y trabajos sociales, sostuvo el educador.

Al ser una de las entidades con más alto índice de indígenas, la población se enfrenta a la marginación por el programa capitalista neoliberal que implementa el gobierno federal y estatal, “precisamente los movimientos sociales que estamos viendo cada vez más, están reclamado atención y programas educativos para esos sectores”.

Por ejemplo en la Escuela Normal Veracruzana tenían problemas para matricular a los alumnos,

“no nos dejaban completar la matricula, pero por presión de los maestros para que permitieran completarla”, denunció.

Además de la desigualdad, otro gran problema al que se enfrenta la administración  estatal es a la falta de democracia por no abrir espacios donde a la gente se les tome en cuenta, el pacto con gobierno de los sindicatos que no defiende a su agremiados interponiéndose en sus intereses, como en la creación de la ley del IPE  que tiene artículos ilegales atentando a los derechos humanos de los trabajadores, señaló.

Otro ejemplo de la falta de apertura al dialogo del gobierno, sería la toma de las cinco escuelas normales y el enfrentamiento de los ciudadanos a los problemas de inseguridad, al estar entre los primeros lugares.