17.1 C
Xalapa

Diario de un reportero: Escribir lo que se ve…

LUIS_VELAZQUEZ

•La aventura de la vida

•La libertad a prueba

Luis Velázquez

15 de febrero de 2020

DOMINGO

Escribir lo que se ve…

En ningún oficio, profesión, actividad, trabajo, empleo, el ser humano es más feliz como en el periodismo.

Uno, nada más dicha que contar la historia de cada día. Escriban lo que vean dice el Eclesiastés.

Dos, como cada día es un nuevo amanecer, nunca, jamás, el reportero se aburre. Cada día significa una nueva aventura.

Tres, cada día “es un tragadero de hombres y mujeres”, pues siempre existe un reportero mejor que logró una exclusiva trascendente o escribió una súper crónica o cerró un reportaje documentado.

Cuatro, cada día sirve para que el reportero pruebe la fortaleza de sus ideales, principios y valores, y así definir si está del lado de la información o del lado del Príncipe en turno.

Cinco, todos los días es un nuevo reto para ganar la mejor información en buena lid, apostando la vida por el mejor periodismo.

Seis, los trabajadores de la información saben que en el periodismo “se vive con la medianía del salario”, y/o en todo caso, se sobrevive, pero al mismo tiempo, está o estaría consciente de que la felicidad nunca se construye sobre los bienes materiales y como decía José Mujica en su tiempo de presidente de Uruguay, “soy feliz con lo que tengo”.

LUNES

La aventura de la vida

Siete, nada hace más feliz a un reportero que se respeta como ganar la portada con un buen trabajo, las 8 columnas en portada, las 8 columnas de las páginas interiores, el recuadro. Y al mismo tiempo, estar consciente de que se trata de un ratito feliz, porque al día siguiente, otro reportero le ganó el espacio.

Y así, en la feroz competencia profesional los días y noches se van ensortijando.

Ocho, todos los días la aventura de la vida. Por ejemplo, en el periodismo se vive en el filo de la navaja cuando el Príncipe y los enviados del Príncipe buscan seducir como las sirenas a Ulises en el camino a Itaca.

Pero los caminos son claros. El Príncipe busca el poder político y el reportero empeña la vida en la búsqueda de la información.

El Príncipe y los suyos pretenden ocultar la información y el reportero ha de buscar la información hasta debajo de las piedras. “Si el diablo me da una entrevista exclusiva voy al infierno” decía don Julio Scherer García.

MARTES

Vivir en el precipicio

Nueve, todos los días el reportero vive a la orilla del precipicio.

Unas veces, tentado por el Príncipe y sus enviados, por ejemplo, para aceptar un embute mensual y hasta un cargo público… a cambio de la lisonja.

Y entonces, serán sus principios los que definan su vida presente y futura.

Y es que si acepta la invitación del Príncipe se pone al servicio del poder. Y un político suele ejercer el poder de manera total y absoluta. Y el poder absoluto corrompe de manera absoluta que dicen los teóricos de la política.

Y en vez de un reportero, el trabajador de la información se convierte en un escribidor, en un amanuense de la elite gobernante en turno.

En todo caso, es su vida. Y si así, por ejemplo, vive con holgura y tiene dinerito suficiente para comprar las mamilas del bebé y pagar los estudios particulares de los hijos y las medicinas para los padres viejos y enfermos, su felicidad quizá se multiplicará.

Cierto, el periodismo habrá perdido a un cronista, pero la política habrá ganado a un vocero.

MIÉRCOLES

La libertad a prueba

Diez, en ningún oficio como en el periodismo, todos los días el reportero ejerce el sentido de la libertad.

Y la libertad alcanza la expresión más alta, pero también, la más oscura y negra, la más revolcada y bajo sospecha.

La libertad está, por ejemplo, en contar los hechos como sucedieron, sin censuras ni autocensuras.

O contar los hechos de acuerdo como conviene, digamos, al Príncipe.

O como de plano interesa a la editorial del medio donde se trabaja.

Incluso, como conviene al mismo reportero que también suele tener, tiene mejor dicho, intereses políticos y sociales y económicos, más, mucho más, económicos, pues, y como se sabe, con un embute puede obtener el doble, el triple, el cuádruple, etcétera, de su ingreso mensual.

Y es que con el simple de hecho de ocultar, tergiversar, omitir un dato o varios datos, la realidad real se distorsiona y el reportero, claro, bien puede recibir estímulos económicos de la parte interesada, por lo regular, un político.

Por eso, la fama pública de que los trabajadores de la información son francotiradores al servicio del mejor postor, bajo la regla universal de “quien paga… manda”.

JUEVES

Oficio de neurasténicos

Once, según José Pagés Llergo, el legendario reportero que entrevistara en exclusiva a Adolf Hitler, decía que el periodismo es un oficio de neurasténicos.

De neurasténicos, porque los salarios son muy deficientes, y sin embargo, ahí sigue.

Y porque como en ningún otro oficio, existe hora para entrar a trabajar, pero nunca para terminar ni para regresar a casa, y sin embargo, permanece en la trinchera.

Y porque como la noticia nunca tiene hora ni día para suceder, el día de su descanso puede ocurrir el hecho más importante del año, y ni modo, a trabajar.

Y porque por lo regular en provincia trabaja sin usufructuar las prestaciones de ley y no obstante, ahí sigue, viviendo con la esperanza, la utopía, la quimera, la ilusión… de que algún día la empresa se las otorgue.

Y un oficio de neurasténicos, porque hay veces cuando la llamada telefónica de un político al dueño del medio basta para cortar su libertad y hasta para despedirlo porque se ha vuelto un reportero incómodo, y con todo, sigue tocando puertas en otro medio en su carrera de escribidor.

He ahí, entonces, y por encima de los vientos huracanados, el amor y la pasión al periodismo en su más alta expresión.

VIERNES

Todos los días se empieza de cero…

La felicidad de un reportero está en gastar todos los días la suela de los zapatos buscando la noticia y desgastar la columna vertebral ante la computadora en las tardes escribiendo los hechos.

Y en andar corriendo atrás de las desventuras (un asesinato, un zipizape, un desastre natural, etcétera) mientras, y por lo general, la población se esconde para protegerse de la adversidad.

Y en estar consciente de que en cada nuevo amanecer se comienza de cero como si todos los días trepara al ring para ganar la noticia que se vaya a primera plana y que es donde se alcanza la mayor satisfacción de la vida, la dicha inmensa, la felicidad total.

Y aun cuando está claro que ganando la portada nunca sirve para un aumento salarial, de cualquier forma, el reportero auténtico nunca entra al periodismo para enriquecerse porque sus ideales, sus principios y sus valores están lejos de los bienes materiales y en todo caso, se mueve por otros afanes y obsesiones.

Así, lo importante es buscar todos los días razones poderosas para descubrir un sentido a la vida y ser feliz un ratito, pues la felicidad nunca es absoluta, sino son un montón de ratitos que se van guardando para luego en la nostalgia ser feliz recordando los momentos vividos.

NOTAS RELACIONADAS

¿Qué camino tomaremos con el agua del tratado?

Por Ramón Aguirre Díaz Sin duda, la negociación que encabezó en 1944 el ingeniero Adolfo Orive Alba, entonces director de...

Rebrote de covid-19

Casi un año ha pasado desde el surgimiento del primer caso de covid-19 en el mundo. En...

Malecón del Paseo:

•Muchas tajadas del pastel •Queso para...

Redes Sociales

124,619FansMe gusta
4,382SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Moto y bici repartidores, los otros héroes en la contingencia por Covid-19

Aún cuando los repartidores se encuentran en peligro constante, los servicios de entrega a domicilio en moto y...

La cultura veracruzana en el país y en el mundo desde las Casas de la Cultura del IVEC

La difusión del son jarocho en el mundo, la relación entre el concepto de Nación y el...

Promueve IVEC novedades editoriales en alianza con Grupo Planeta México

Comunicado El Instituto Veracruzano de la Cultura continúa difundiendo...

Presentan oficialmente el proyecto del Club Veracruzano de Fútbol Tiburón

A escasos días de debutar oficialmente en el torneo de pretemporada Por Ti de la Liga Balompié Mexicano...

Guadalajara, sin convencer y con un penal, derrota 2-1 a Mazatlán

Ciudad de México. Sin un juego brillante y aunque desaprovecharon oportunidades, las Chivas se impusieron 2-1 a Mazatlán...