13.5 C
Xalapa

Diario de un reportero: Los exvoceros

•Su Destino Final

•Debut y despedida

Luis Velázquez

03 de abril de 2021

DOMINGO

Los exvoceros

La dirección de Comunicación Social del gobierno de Veracruz suele volverse la más alta obsesiva obsesión de muchos reporteros. Incluso, y en camino a los altares, de políticos.

Y por lo regular se convierte en una prueba de fuego riesgosa y peligrosa.

Peor tantito, muchos han ocupado la silla embrujada de la vocería y ha sido debut y despedida. En todo caso, el capítulo final de una vida pública y/o de un sueño periodístico.

Y es que luego de…muchos han regresado a la vida común y sencilla, anónima, engrosando incluso a la Renata, la Reserva Nacional del Talento que así les llaman unos teóricos.

Incluso, y si bien les ha ido dieron el siguiente paso como trabajadores de la información y se volvieron directores editoriales y/o dueños de un medio.

Por ejemplo:

En el bienio, Miguel Ángel Yunes Linares tuvo un solo vocero, Elías Assad Danini. Fue jefe de prensa con el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez. Luego vocero de su padre, como gobernador. Ahora maneja los medios a varios panistas.

Es decir, sigue en el oficio, la chamba, el trabajo, la profesión con la que debutó en el palenque público.

LUNES

Herraje duartista

Javier Duarte tuvo par de voceros:

Alberto Silva Ramos y quien también fuera de manera meteórica en aquel casi sexenio, presidente municipal de Tuxpan, secretario de Desarrollo Social y diputado federal.

Luego, en el bajo perfil. Semanas anteriores, parece, reapareció por ahí pero en el Partido Verde soñando con la candidatura a presidente municipal (otra vez) de Tuxpan.

María Georgina Domínguez Colio fue la primera vocera. De ahí, pasó a la presidencia de la Fundación Luis Donaldo Colosio.

Luego, y por azares del destino, internada en el penal de Pacho Viejo, donde cohabitara con montón de duartistas privados de su libertad, unos treinta parece, y sesenta policías acusados de desaparición forzada y que resulta de la alianza sórdida de políticos, jefes policiacos, policías y carteles y cartelitos.

Después, y como si se tratara de una amnistía a los duartistas confinados en Pacho Viejo, ella alcanzó su libertad, y desde entonces, su retiro a la vida privada, sin asomarse en el palenque político y social, ni tampoco periodístico.

MARTES

Meteórica carrera

El vocero estelar de Fidel Herrera Beltrán fue Alfredo Gándara Andrade. Fue su jefe de prensa en el CDE del PRI y como Senador de la República. Y también como gobernador.

Luego en carrera ascendente diputado local y presidente municipal de Poza Rica.

Cumplida la faena, todo indica, el retiro. En todo caso, el bajo perfil, quizá operando cuestiones políticas. Centrado y concentrado en su pueblo.

Miguel Alemán Velasco tuvo par de voceros.

El primero, Sabás Huesca terminó en el penal de Pacho Viejo, internado a solicitud del mismo gobernador.

Luego de cumplir la condena desapareció de Xalapa. Y se ignora su destino, quizá, en la Ciudad de México donde tenía su desarrollo profesional, amigo que era del reportero Miguel Ángel Sánchez de Armas, y quien fue en aquel sexenio director de TV Más, lanzando su programa noticioso hacia la medianoche de todos los días, quince minutos de entrevistas con personas y personajes.

El segundo fue el reportero Raúl Peimbert, quien iniciara en el noticiero estelar de Telever y luego fuera director de TV Más y partiera a Estados Unidos para su desarrollo profesional y en donde se volviera coleccionista de los Premios Emily.

Ahora, todo indica, director editorial general del holding radiofónico adquirido por la familia Velasco Magnani.

MIÉRCOLES

Lejos de las candilejas

Patricio Chirinos Calero tuvo un solo vocero. Fue Miguel Melchor López Azuara, originario de Tuxpan con paso ilustre en el Excélsior de don Julio Scherer García, al lado de sus paisanos Ángel Trinidad Ferreira y Francisco Cárdenas Cruz.

Después del tiempo sexenal, López Azuara anduvo por ahí, parece, en tareas periodísticas, lejos de la grandeza del pasado.

Dante Delgado Rannauro tuvo par de jefes de prensa. El primero, Juan Antonio Nemi Dib, a quien luego volvería diputado federal. Y él, ya solito, ligado a otras tribus políticas, fallido aspirante a presidente municipal de Córdoba, director estatal del DIF, secretario particular de Javier Duarte y secretario de Salud.

Un tiempo fue conductor estelar de programa nocturno en TV Más, el canal oficial, una especie de miscelánea donde afloraba su inteligencia incandescente y que le valió, incluso, que como abogado fuera nombrado titular de Salud, cumpliéndolo Duarte un viejo y legítimo sueño que tenía según declaró.

En el tiempo yunista fue encarcelado en el penal de Pacho Viejo y en la 4T alcanzó la libertad, igual que varios otros de sus compañeros políticos de entonces.

El otro vocero fue Ignacio Alberto Oropeza López, a quien primero nombrara director de la Editora del Estado y después pasara a la vocería.

Hacia el final de su tiempo, Oropeza regresó al salón de clases en la Facultad de Comunicación de la Universidad Veracruzana hasta jubilarse.

JUEVES

3 voceros de un góber

Don Fernando Gutiérrez Barrios tuvo un solo jefe de prensa en los dos años que gobernara Veracruz. Fue el periodista Edgar Hernández.

Y cuando Gutiérrez Barrios pasó a secretario de Gobernación con Carlos Salinas lo dejó fuera de su gabinete y nombró vocera a una mujer.

Hernández siguió adelante en el frente reporteril como conductor de un noticiero radiofónico en Xalapa y columnista.

Agustín Acosta Lagunes fue más prolífico con sus voceros.

Uno, Cecilio García Ortiz, ex reportero en Televisa México y de donde partiera para convertirse en vocero gubernamental.

Luego, puso un periódico satírico que ha mantenido.

Dos. Rafael Arias Hernández. Economista, académico en la Universidad Veracruzana. Y quien muchos años después sigue como investigador y maestro en el salón de clases y tiene una fundación de estudios económicos.

Y tres. Ángel Leodegario Gutiérrez Castellanos, antes presidente del CDE del PRI.

Luego de su estadía, fundó en Xalapa el periódico “Política” y que tuviera vida transexenal de Gutiérrez Barrios a Fidel Herrera Beltrán, parece, quizá una parte de Javier Duarte.

Yayo Gutiérrez falleció en el frente de la batalla periodística.

VIERNES

12 años como vocero

Rafael Hernández Ochoa gobernó Veracruz con un trío de voceros.

Uno. José Miranda Virgen, quien luego se volvería director de un diario en Xalapa, por desgracia, desaparecido.

Dos. Lino Villanueva, amigo de Carlos Brito Gómez, enemigo a morir de Pepe Miranda, y que tuviera vida efímera en la vocería.

Y tres. José Luis Couttolenc, encargado del despacho y luego jefe de prensa en la secretaría de Salud del doctor alemanista, Mauro Loyo Ramos.

Rafael Murillo Vidal y Fernando López Arias tuvieron el mismo jefe de prensa. Víctor Cuauhtémoc Naranjo, egresado de la vieja facultad de Periodismo de la UV.

Es el único caso de un director de Comunicación Social que durara doce años seguiditos en el trono imperial y faraónico y lo que expresa su inteligencia política y para las relaciones públicas y su habilidad.

Nunca ejerció el periodismo, pero cultivó amigos en el gremio. Luego, se retiró a la vida privada y nunca más se asomó en una vocería. Para los reporteros, la vocería fue el Premio Nobel. Para los políticos, paso transitorio

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,798FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA