15 C
Xalapa

Diario de un reportero: Mescolanza de intereses

•Rebatinga del poder

•Alianzas en Veracruz

Luis Velázquez

16 de enero de 2021

DOMINGO

Mezcolanza de intereses

Los partidos políticos se alían en tiempos electorales cuando simplemente se sienten inseguros para ganar solitos en las urnas. PRD y PRI se integraron por esa razón. El PAN-Veracruz, migró solito. Y en los últimos días, cavilan el regreso. También, MORENA, con todo y su poderío, con el PVEM y el PT.

En realidad se trata de una mescolanza, más que ideológica, de intereses partidistas y personales. Y volviéndose híbridos, “a veces monstruosas y otras grotescas”. (Octavio Paz, en “Sueño en libertad”).

Bastaría referir la primera ruptura en el lado de la izquierda. En Veracruz, MORENA y el PVEM se repartieron las candidaturas a diputados federales y excluyeron al PT. Sus líderes convocaron a rueda de prensa para expresar que MORENA y PV fueron avilones.

Pero, vaya paradoja, al mismo tiempo, resignados y asegurando que, con todo y la traición, seguirán con ellos, para ver si los consideran en el reparto de alcaldías y curules locales.

El mismo caso con la alianza PAN, PRD y PRI. El PAN, fuera, que porque es soberbio.

La ruptura, que pareciera insustancial, manifiesta los islotes autoritarios que son cada partido, donde siempre hay la figura de un jefe máximo, todopoderoso.

LUNES

Rebatinga del poder

Los partidos y gobiernos tienen una figura central. Es el tlatoani… que suele terminar en un Huitzilopochtli imponiendo “una lealtad ciega” donde el súbdito está obligado a dar, pero sin ningún derecho a recibir.

Es el hombre en el poder sexenal. A veces, como cuando Plutarco Elías Calles, imponiendo a 4 presidentes de la república. Porfirio Díaz, 33 años en el poder. Benito Juárez, quince años en la silla embrujada del palacio.

El todopoderoso es el guía y todos le deben obediencia.

En nombre de las facultades metaconstitucionales, hace y deshace. Pone y quita. Baraja el gabinete legal y ampliado a su modo. Y si equivoca, ni modo, vuelve a mandar, y nada pasa.

Y por razón lógica, además de jefe del Poder Ejecutivo Federal y Estatal, jefe de los centavos públicos, jefe de las corporaciones policiacas, jefe de los Poderes Legislativo y Judicial o parte, también jefe nato de su partido político.

Solo “sus chicharrones truenan”. “El país de un solo hombre” le llamó Enrique González Pedrero a sus dos tomos tamaño ladrillo sobre Antonio López de Santa Anna.

MARTES

Tiranías disfrazadas

En toda alianza hay un partido fuerte y los otros gravitando alrededor como los planetas del sistema solar.

Octavio Paz las llamaba, incluso, “tiranías disfrazadas de socialismo” cuando lo predicaban como utopía terrenal. También, “satrapías con nombre de república”.

En la alianza de la izquierda, por ejemplo, MORENA tiene mano sobre el PVEM y el PT.

Y en la alianza abortada de la derecha, el PAN dominaba sobre el pobrecito PRD, noqueado en la lona, y el PRI, casi casi a punto de la extinción… que únicamente inspira lástima y misericordia, cuando menos, en Veracruz, pues tiene un aproximado de quince gubernaturas en el país, por ahora.

De los socialistas, es decir, de los izquierdosos, Paz asegura que “fueron un desastre colosal y no dejaron sino ruinas”.

En su momento, se lanzaron a la lucha social en contra de dictaduras. Y terminaron igual que ellos. Fidel Castro, Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Daniel Ortega, en el continente.

Por eso, y ante las alianzas, hemos de ser “como gatos escaldados y guardar la distancia”.

Más cuando y como siempre ocurre, hay jefes delirantes declarados soldados de la patria y siervos de la nación.

MIÉRCOLES

Pueblo jodido

Los partidos aliancistas creen resolver su encrucijada inmediata soñando con ganar en las urnas. Pero la población electoral que vota sigue en la jodidez.

Y los políticos, tan quitados de la pena.

Un dato: 448 diputados federales se registraron para reelegirse, incluso, y como fue aprobado en el Congreso de la Unión, usufructuando el escaño y las dietas y las prebendas.

Otro dato: entre ellos, treinta diputados federales del estado de Veracruz también apostando a la reelección como si con sus iniciativas de leyes (¿Cuáles?) hubieran favorecido la mejor calidad de vida económica, social, educativa, de salud, seguridad y procuración de justicia de la población.

Otro dato: de acuerdo con la Canaco, únicamente en la región Veracruz-Boca del Río, seis mil negocios quebrados y cerrados en el tiempo del COVID.

Y por consecuencia, un aproximado de 56 mil (cincuenta y seis mil) trabajadores despedidos en once municipios de la región.

Peor tantito cuando se recuerda que Veracruz es una entidad pródiga en recursos naturales, habitada por gente en la precariedad.

JUEVES

El pez grande…

En las alianzas partidistas, “el pez grande se traga al chico”, igual como sucede en la novela “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway donde un viejo pescador captura un pez espada luego de 85 días y noches sin que caiga un charal, y entonces, en el forcejeo, el pez sale herido, escurre sangre, atrae a los tiburones y se lo comen dejando el esqueleto.

En todo caso, los partidos débiles, noqueados en el ring electoral, sin posibilidad de levantarse, solo aspiran a mantener el registro ante el INE y el OPLE para seguir cobrando las prerrogativas que cuando menos alcanzan para pagar los salarios de los dueños de tales partidos.

Incluso, por eso mismo, la certeza de que los partidos son negocios particulares de unos cuantos, los jefes de las tribus.

Y, sin embargo, el OPLE, Órgano Público Local Electoral, autorizó 4 nuevos partidos en Veracruz, cuyos líderes, por un lado, impusieron a familiares como jefes administrativos, y por el otro, ya se palomearon para una curul local.

¡Vaya cínicos!

VIERNES

Mucha desigualdad social

Ninguna razón de peso y con peso hay para que los ciudadanos de a pie confíen en las alianzas partidistas.

La desigualdad económica y social, por ejemplo, con el creciente desempleo que ya estaba y se agravara con el coronavirus, es suficiente para dudar de los políticos, como en el caso de Veracruz donde luego de 79 gobernadores predomina miseria estremecedora y aterradora.

Grave, gravísimo que uno de cada 3 jefes de familia lleve el itacate y la torta a casa, cuando pueden, con el ingresito obtenido en el changarro en la vía pública vendiendo picadas, gordas, tacos, tortas y panuchos.

Gravísimo cuando Veracruz está considerado el productor y exportador número uno en el país de trabajadoras sexuales que sin un oficio técnico para vivir con dignidad subastan el cuerpo para alimentar a los suyos y sobrevivir.

Igual de grave que montón de hombres y hasta mujeres sean reclutados por los carteles y cartelitos para garantizar un ingreso, con todo y exponer la vida cada día y noche.

Igual de grave que un millón de paisanos anden de migrantes y sin papeles en Estados Unidos, adonde huyeron para buscar un trabajo seguro y mejor pagado debido al fracaso de la política económica.

Por eso, las alianzas de la izquierda y la derecha únicamente sirven para que los políticos ganen el poder público con objetivo patrimonialista, rindiendo culto y obediencia, y como siempre, a los jefes máximos.

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,725FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA